Deep Impact (película)

Deep impact es una película estrenada en 1998, dirigida por Mimi Leder y protagonizada, entre otros, por Elijah Wood, Téa Leoni, Morgan Freeman y Robert Duvall, .

Argumento

El adolescente Leo Biederman (Elijah Wood) se une al club de astronomía del instituto para estar más cerca de Sarah Hotchner (Leelee Sobieski), pero no imagina que en una de las clases descubrirá un cometa. Cuando se lo cuenta al doctor Marcus Wolf (Charles Martin Smith), éste se da cuenta luego de hacer algunos cálculos de que dicho cometa chocará contra el planeta Tierra. Lamentablemente, antes de poder comunicarlo, el doctor Wolf fallece en un accidente automovilístico.

Un año después, la periodista Jenny Lerner (Téa Leoni) investiga la renuncia del secretario del Tesoro de Estados Unidos y su conexión con una mujer llamada "Ellie", llegando incluso especular que el propio Presidente de Estados Unidos tiene un romance con dicha mujer. Todo cambia cuando la periodista descubre que Ellie no es una mujer, sino el acrónimo de Extinction Level Event: ELE. Es decir, evento ligado a la extinción. Es entonces cuando el Presidente de los Estados Unidos Tom Beck (Morgan Freeman) comunica públicamente la noticia: el cometa Wolf-Biederman, llamado así en honor a sus dos descubridores, tiene un diámetro de doce kilómetros y es lo suficientemente grande como para destruir a la civilización humana al chocar contra la Tierra.

Estados Unidos y Rusia planean enviar la nave 'Messiah' hacia el cometa y destruirlo utilizando cargas nucleares. La tripulación está dirigida por el capitán Spurgeon Fish Tanner (Robert Duvall), el cual consigue colocar las cargas en la superficie del cometa. Sin embargo, los rayos del sol cubren la superficie, sobre calentándola a más de 345 grados y hacen que los gases del interior del cometa estallen como géiseres. Uno de los tripulantes fallece al verse expulsado hacia el espacio por un chorro de gas y otro queda gravemente herido por la radiación solar.

Cuando las cargas detonan, la onda de la explosión daña la Messiah y esta pierde contacto con la Tierra. Y lo que es peor, el cometa no se destruye, sino que se parte en dos pedazos: uno pequeño, de unos 3 km de diámetro y otro de unos 9 km de diámetro, ambos pedazos avanzan en la misma dirección, hacia la Tierra. El presidente Beck, al enterarse del fracaso de la Messiah, declara la ley marcial y anuncia que varios gobiernos del mundo están construyendo refugios subterráneos para tratar de sobrevivir al impacto. El refugio nacional de Estados Unidos se encuentra en las cavernas calizas de Misuri. Para saber quienes podrán salvarse, el gobierno estadounidense organiza una lotería para salvar a 800.000 estadounidenses, que se salvarán junto a 200.000 científicos, ingenieros, maestros, artistas, soldados y oficiales preseleccionados, junto con sus familiares más cercanos.

Leo y Lerner, junto a sus familias, resultan preseleccionados, pero Sarah no. Por ello, Leo y Sarah se casan y, al convertirse en familia, consigue que su mujer y su familia queden preseleccionados. Lamentablemente, la familia de ella queda fuera de la lista por error y Sarah decide quedarse con su familia. Mientras tanto, se realiza un último esfuerzo contra el cometa y disparan misiles nucleares Titan sin éxito. Los cometas siguen en dirección a la Tierra.

Leo, ya en la entrada del refugio, decide regresar con Sarah, y se separa de su familia. En su viaje la encuentra junto a su familia en la carretera con tráfico; los padres de Sarah insisten que Leo se lleve a Sarah y a su hermana bebé a las tierras altas de los Montes Apalaches. Mientras tanto, Jenny renuncia a su sitio en el helicóptero de evacuación a favor de una compañera de trabajo con su hija pequeña. En la espera, retoma contacto con su padre, Jason Lerner (Maximilian Schell) y su madre, Robin Lerner (Vanessa Redgrave), que estaban divorciados y distanciados de ella. Más tarde se entera de que su madre se suicida por padecer de una enfermedad incurable.

El fragmento pequeño del cometa cae en el Océano Atlántico cerca de Bermuda a más de 40.000 km/h, y la explosión del impacto crea un megatsunami de más de 540 metros de altura. La ola enorme llega a la costa este de Estados Unidos, y a las costas oestes de Europa y África, matando a millones de personas, incluida a Jenny y su padre, que estaban en la costa este de Norteamérica en el momento del impacto. Leo y Sarah, con otros, logran escapar al subir a las cimas de los Montes Apalaches.

El mundo se prepara para el impacto del fragmento más grande, que caerá en el oeste de Canadá y creará una nube de materiales vaporizados que bloquearán la luz del sol durante dos años, lo que matará toda vida vegetal y animal de todo el planeta (excepto los que estén en los refugios diseminados por todo el mundo).

En un último sacrificio, el capitán Tanner y todos los tripulantes del Messiah deciden estrellar su nave contra el fragmento, con todas las cargas que les quedan, ya que las bombas nucleares que habían detonado anteriormente sin éxito abrieron un agujero de 5 km de profundidad en el cometa, lo suficientemente profundo para destruirlo. Luego de despedirse de sus seres queridos, impactan al fragmento y mueren, pero logran desintegrarlo y convertirlo en pequeños meteoritos, evitando así el fin de la Humanidad.

La última escena es la del presidente Beck pronunciando un discurso esperanzador, mientras a sus espaldas se ve el Capitolio siendo reconstruido.

Other Languages