Declaración de Independencia de los Estados Unidos

Declaración de Independencia de los Estados Unidos de América
United States Declaration of Independence.jpg
Facsímil de la versión manuscrita (1823).
Función declarar la independencia de los Estados Unidos con respecto del Reino de Gran Bretaña[1]
Creación julio a junio de 1776
Ratificación 4 de julio de 1776 (240 años)
Autor(es) Thomas Jefferson et al.
(copia a mano: Timothy Matlack, probablemente)[2]
Signatarios Congreso Continental
Ubicación versión manuscrita: Archivos Nacionales
borrador: Biblioteca del Congreso
[ editar datos en Wikidata]

La Declaración de Independencia de los Estados Unidos de América (cuyo título oficial en inglés es The unanimous declaration of the thirteen united States of America) es un documento redactado por el segundo Congreso Continental —en la Cámara Estatal de Pensilvania (ahora Salón de la Independencia) en Filadelfia el 4 de julio de 1776— que anunció que las trece colonias americanas[a] —entonces en guerra con el Reino de Gran Bretaña— se autodefinen como trece nuevos Estados soberanos e independientes y ya no reconocen el dominio británico; en cambio, proclamaron la formación una nueva nación: los Estados Unidos. John Adams fue uno de los políticos que emprendió el proceso de independencia, que fue aprobado el 2 de julio sin oposición. Un comité se encargó de redactar la declaración formal, la cual se presentó cuando el Congreso votó sobre la independencia.

Thomas Jefferson fue el autor principal de la Declaración.

Adams persuadió al comité a que seleccionara a Thomas Jefferson para la redacción del borrador original del documento,[9] Sin embargo, el Día de la Independencia se celebra el 4 de julio, fecha en la que se aprobó.

El 4 de julio —luego de ratificar el texto— el Congreso difundió la Declaración en varias formas. Fue publicada inicialmente en el volante de John Dunlap,[2]

El material y la interpretación de la Declaración han sido objeto de mucha investigación académica. Por ejemplo, el documento justificaba la independencia de los Estados Unidos al enumerar reclamos coloniales contra el rey Jorge III y afirmaba ciertos derechos naturales y legales, incluido el derecho de revolución. Una vez cumplida su misión original de anunciar la independencia, las referencias al texto de la Declaración fueron escasas en los años siguientes. Abraham Lincoln la hizo pieza central de su retórica (como en el discurso de Gettysburg de 1863) y sus políticas. Desde entonces, se ha convertido en una conocida reivindicación sobre derechos humanos, en particular su segunda oración:

We hold these truths to be self-evident, that all men are created equal, that they are endowed by their Creator with certain unalienable Rights, that among these are Life, Liberty and the pursuit of Happiness.

Sostenemos como evidentes estas verdades: que los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables; que entre éstos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad.

Esto último ha sido calificado como «una de las frases más conocidas en el idioma inglés»[15]

La Declaración de Independencia de los Estados Unidos inspiró muchos otros documentos similares en otros países y sus ideas ganaron adhesión en los Países Bajos, el Caribe, Hispanoamérica, los Balcanes, África Occidental y Europa Central en los años anteriores a 1848.[16]

Contexto histórico

Believe me, dear Sir: there is not in the British empire a man who more cordially loves a union with Great Britain than I do. But, by the God that made me, I will cease to exist before I yield to a connection on such terms as the British Parliament propose; and in this, I think I speak the sentiments of America.
Thomas Jefferson (29 de noviembre de 1775).[17]

Antes de que el acta de emancipación fuese aprobada en julio de 1776, las Trece Colonias y el Reino de Gran Bretaña habían estado en guerra durante más de un año. Las relaciones entre ambas se habían deteriorado desde 1763.[18]

Sin embargo, muchos colonos habían desarrollado una concepto diferente del imperio. Las colonias no estaban directamente representadas en el Parlamento y los colonos argumentaban que el Parlamento no tenía derecho a asignarles impuestos. Esta disputa fiscal formaba parte de una mayor divergencia entre las interpretaciones británicas y americanas de la Constitución de Gran Bretaña y el alcance de la autoridad del Parlamento en las colonias.[b]

Convocatoria del Congreso

El Pleno de la Asamblea en el Salón de la Independencia ( Filadelfia), donde el segundo Congreso Continental aprobó la Declaración de Independencia.

El tema de la autoridad del Parlamento en las colonias se transformó en una crisis después de que en 1774 ese órgano legislativo aprobó las leyes coercitivas (conocidas como leyes intolerables en las colonias) para castigar a la provincia de la bahía de Massachusetts por el motín del té en Boston el año anterior.[26]

La mayoría de los colonos esperaba una reconciliación con Gran Bretaña, incluso después de que la guerra revolucionaria comenzó en Lexington y Concord en abril de 1775.[29]

Other Languages
客家語/Hak-kâ-ngî: Mî-koet Thu̍k-li̍p Siên-ngièn
srpskohrvatski / српскохрватски: Američka Deklaracija nezavisnosti
oʻzbekcha/ўзбекча: AQSh mustaqillik deklaratsiyasi
文言: 獨立宣言