De humani corporis fabrica

Portada del Fabrica.

De humani corporis fabrica libri septem (De la estructura del cuerpo humano en siete libros) es una obra de texto, con profusión de imágenes alegóricas sobre anatomía humana escrito por Andrés Vesalio (1514-1564) en 1543.

La obra está compuesta por cerca de setecientas páginas de espléndida impresión, siendo considerado uno de los más influyentes libros científicos de todos los tiempos, De Humani Corporis Fabrica es conocido sobre todo por sus ilustraciones, algunas de las más perfectas xilografías jamás realizadas.

Vesalio basó sus estudios anatómicos en la observación directa y en la práctica quirúrgica, rechazó algunos errores anatómicos presentes en obras anteriores y aportando nuevos descubrimientos revolucionó los círculos de la época, llegando a ser considerado el fundador de la anatomía moderna.[1]

«... El título completo de la obra es Andreae Vesalii Bruxellensis, scholae medicorum Patauinae professoris, de Humani corporis fabrica Libri septem (Andreas Vesalius de Bruselas, profesor de la escuela de medicina de Padua, de la estructura del cuerpo humano en siete libros).»
«... La obra está compuesta por cerca de setecientas páginas de espléndida impresión, siendo considerado uno de los más influyentes libros científicos de todos los tiempos»

Reseña general de la obra

La Fabrica es conocida por sus detalladísimas ilustraciones de disecciones humanas, a menudo en poses alegóricas.

El libro se basa en las conferencias que el autor dictó en la Universidad de Padua, durante las cuales se desmarcó de la práctica común efectuando innumerables disecciones de cadáveres para ilustrar sus exposiciones. Presenta un detallado examen de los órganos y una completa estructura del cuerpo humano.

Esto no hubiera sido posible sin los muchos avances que tuvieron lugar en el Renacimiento, incluyendo los desarrollos en el campo del arte y en la técnica de la impresión. Gracias a esto, Vesalio pudo producir ilustraciones de una calidad superior a cualquier otra que se hubiera producido con anterioridad.

El término que utilizó para titular su libro, "Fabrica", tiene connotaciones arquitectónicas.

Vesalio publicó tan monumental obra a los 28 años, sin reparar en gastos y sufriendo muchos quebraderos de cabeza para asegurar su calidad. Muchas de las ilustraciones fueron hechas por artistas remunerados (las de los primeros dos libros fueron hechas por Johannes Stephanus de Calcar, un empleado y discípulo del gran artista veneciano Tiziano) y eran notoriamente superiores a las ilustraciones de los atlas anatómicos de la época, realizadas a menudo por los mismos profesores de anatomía.

Los grabados se llevaron a Basilea ( Suiza), porque Vesalio quiso que el trabajo fuera publicado por uno de los más destacados impresores de la época, Joannis Oporini. Llegó a ir él mismo a esta ciudad para supervisar personalmente los trabajos. Gracias a esto, esta obra es un magnífico ejemplo de lo mejor en cuanto a producción de libros en el Renacimiento, con diecisiete diseños de página entera, además de diversas ilustraciones acompañadas de texto.

El éxito del Fabrica aseguró la holgura de los fondos de Vesalio, y, andado el tiempo, la fama. Fue nombrado médico del Emperador del Sacro Imperio Romano Carlos V; Vesalio dedicó su trabajo al soberano, y le obsequió con la primera copia publicada (encuadernada en seda de color púrpura imperial, con ilustraciones especiales pintadas a mano que no se hallan en ninguna otra copia). El Fabrica se reimprimió en 1555.

Other Languages