Day of the Tentacle

Maniac Mansion 2: Day of the Tentacle (en español, Mansión maníaca 2: Día del tentáculo), también conocida como Day of the Tentacle, es una aventura gráfica, originalmente publicada en 1993, por LucasArts. Es el octavo juego en usar el motor SCUMM.[1]

El juego fue publicado en disquette y en CD-ROM. La versión de CD-ROM poseía un completo sistema de voces. El día del tentáculo fue desarrollado por Dave Grossman y Tim Schafer.

Argumento

El día del tentáculo empieza un tiempo después de los eventos transcurridos en Maniac Mansion. De los seis personajes posibles en el primer juego, sólo Bernard Bernoulli, un típico nerd, vuelve a aparecer. Esta vez, Bernard tiene una importante misión para la cual regresará de nuevo a la mansión de la familia Edison, llevando consigo a sus dos amigos Hoagie y Laverne. Allí una de las dos creaciones del Dr. Fred Edison, el Tentáculo Púrpura, ha ingerido un residuo radioactivo de la Mansión con inquietantes consecuencias, ha sufrido una mutación a modo de dos nuevos apéndices que utiliza como brazos y algo mucho peor... su mente se ha visto perturbada y ahora se propone conquistar el Mundo.

Ante ese escenario Bernard y sus amigos planean volver atrás en el tiempo con la intención de impedir que el Tentáculo Púrpura pueda beber esos residuos radioactivos. Para ello pretenden utilizar las Cron-O-Letrinas (o en inglés, "Chron-O-John"s) del Dr. Fred, unas máquinas del tiempo fabricadas sobre letrinas.

Por desgracia, para su correcto funcionamiento las Cron-O-Letrinas requieren de un diamante puro. Al utilizar un diamante de imitación la máquina del tiempo del Dr. Fred falla, llevando a Hoagie doscientos años al pasado y a Laverne doscientos años al futuro (un futuro dominado por tentáculos), mientras que Bernard queda en el presente.

Para poder continuar con sus planes e impedir que el tentáculo Purpura se transforme, Bernard (quien cuenta con la ayuda del amigable tentáculo verde) se verá obligado a encontrar un diamante real que repare la máquina del tiempo. Mientras tanto Hoagie y Laverne deberán conseguir conectar sus Cron-O-Letrinas a una fuente de energía lo suficientemente potente como para poder regresar y vencer al tentáculo púrpura.

Una de las características más notables de El día del tentáculo es que se puede jugar al Maniac Mansion original usando la computadora de Weird Ed Edison.