David el Gnomo

David, el Gnomo
Serie de televisión
Género Fantasía
Animación
Creador Claudio Biern Boyd
Voces José María Cordero (David)
Matilde Conesa (Lisa)
Teófilo Martínez (Narrador)
Ramón Langa (Swift)
José Moratalla (Poopey)
Ángel Egido (Pat)
Manuel Peiró (Pot)
Paco Hernández (Holley)
País de origen España
Idioma/s Español
Catalán
Episodios 26
Producción
Productores José Luis Rodríguez
José Manuel Iglesias
Empresas productoras BRB Internacional
Wang Film Productions Company
Dirección Luis Ballester
Cadena original La 1
Duración 23 minutos aprox.
Primera emisión 26 de octubre de 1985
Última emisión 19 de abril de 1986
Producciones relacionadas
La llamada de los gnomos
Enlaces externos
Ver todos los créditos ( IMDb)
Ficha en IMDb
[ editar datos en Wikidata]

David el Gnomo es una serie de dibujos animados de origen español, emitida por primera vez en 1985, que narra las aventuras en el bosque del gnomo David y su familia, con un importante trasfondo educativo en temas como ecología, amistad y justicia.

Está basada en los libros Los gnomos y La llamada de los gnomos ( Het leven der kabouters), de los neerlandeses Will Huygen y Rien Poortvliet, escritor e ilustrador, respectivamente.

Contenido de la serie

La vida de los gnomos

La serie presenta a los gnomos como una especie bonachona, de 15 centímetros de altura, a los que se debe añadir el gorro cónico omnipresente, y entre 250 y 300 gramos de peso. Según su hábitat, se distinguen distintos tipos de gnomos: el del bosque, el del jardín, el de la granja, el de la casa, el de las dunas y el siberiano. Normalmente se casan a la edad de 100 años y su longevidad es exactamente 400 años. Claman ser siete veces más fuerte que un hombre, en relación a su tamaño, pero deben andar con cuidado de no ser pisoteados por estos cuando se adentran en el bosque.

Viven en pareja en cómodas cuevas o en "madrigueras" bajo un gran árbol, en compañía de una pareja de ratones y un grillo guardián. Su dieta es ovovegetariana, sólo comen los productos de la naturaleza y los huevos que les regalan las aves que han tenido una puesta muy abundante. Se ayudan de los animales del bosque para viajes de largas distancias o cuando se requiere llegar pronto a un sitio. Son grandes conocedores de los secretos de la naturaleza y detestan los daños que el ser humano le causa. Tienen el poder de la telepatía.

Sus principales enemigos son los troles, unos personajes malolientes y torpes que siempre están incordiando a los demás habitantes del bosque.

Personajes

David

David, hijo de Thym de Upsala,[1] es un gnomo del bosque de 399 años, el más anciano del lugar puesto que ninguno vive más de 400 años, excepto el gnomo del oeste Franklin el cual vivió 550 años, aunque David conserva un buen estado de forma. De profesión [veterinario], utiliza sus conocimientos sobre hierbas curativas y otras técnicas ( hipnosis, acupuntura, etc.) para sanar a enfermos o heridos allí donde le reclamen, ya sean animales u otros gnomos. Cuenta con la ayuda de su fiel amigo el zorro Swift, quien tras un silbido de llamada acude raudo a su encuentro para trasportarle velozmente en su grupa donde sea necesario. Para viajes transoceánicos, en ocasiones utiliza un canasto sujeto al cuello de aves migratorias como los gansos, aunque no está demostrado que Swift no fuera capaz de hacerlos.

Lisa

Lisa es la mujer de David, de su misma edad y mismo carácter. Juntos tuvieron dos hijos, Noelia y Harold.[2] Se encarga de las labores del hogar, aunque no duda en acompañar y ayudar a David en sus diversas aventuras. De hecho, en el episodio número 2 "La pequeña bruja" en la que David y Swift han sido capturados por los troles, ella sola organiza un plan para liberarlos que culmina con éxito.

Swift

Se trata de un zorro que es el mejor amigo de David, vive en el bosque y siempre está disponible para transportar a David allá donde le requieran. Se caracteriza por su velocidad y resistencia. David lo llama con un silbido agudo y da igual donde se encuentre porque siempre llega a tiempo, excepto en el capítulo 9, en el cual Swift es envenenado.

Los trolls

En la serie aparecen cuatro troles (aunque en la serie se les llama 'trolls', ya que se usa el anglicismo 'troll', con doble 'L', siendo 'trol' y 'troles' las palabras correctas en español[3] ) que constantemente están tratando de molestar a los gnomos. Son Pot, Pat y Poopey, además de Holley que es el único capaz de pensar. Tienen algunos poderes sobrenaturales, pero su debilidad reside en que la luz directa del sol les convierte en piedra. Los troles representan el papel de malvados en la serie y, de hecho, sin su presencia la vida de los gnomos sería muy poco emocionante. Los cuatro resultaban, al menos para los niños, realmente inquietantes, incluso terroríficos. Por supuesto, su suciedad era desagradable. En la segunda serie aparecían caracterizados mucho más ridículos.

Música

María Rosario Ovelar puso la letra y Javier Losada la música a la canción de apertura ("Soy un Gnomo") y el cierre ("David" y "Swift el zorro" fue compuesta por Hilario Camacho, según los capítulos), de las que queda un buen recuerdo en la memoria colectiva. La voz de "David el Gnomo" en todas las canciones es de Jorge E. Gómez, quien también es el compositor de algunos de los temas de la serie y era el director general de la discográfica "Bat Discos". La voz en las canciones de "Lisa", la mujer de David el Gnomo era de José Morato que fue solista del grupo "Laredo" que tuvo éxito en los 70's. La producción musical fue de ellos dos y de Oscar Gómez, dueños de la productora CRAB. La letra de "Soy un Gnomo" es una presentación que realiza David en primera persona dirigíéndose a una audiencia de humanos. Por una parte realza sus características físicas: clama que es el más anciano del lugar, veloz, diminuto y "siete veces más fuerte que tú"; y las mentales: felicidad, empatía y tranquilidad. También explica su forma de vida, desde su morada (bajo la raíz de un árbol), pasando por su trabajo de curandero, su preocupación por los troles, las mofetas y las pisadas de los hombres. Además cuenta que su compañía es un zorro, Lisa y los gemelos.

Faceta educativa

La serie se caracteriza por un afán de transmitir unos valores más respetuosos con el medio ambiente que los usuales de los humanos. El primer capítulo comienza con unas imágenes reales sobre contaminación, destrucción, masificación, etc., haciendo hincapié en lo nefasto de estos comportamientos. Lo contrastan con el antimaterialismo y pacifismo de los gnomos.

Durante la serie se presentan distintos animales y se dan datos sobre su comportamiento y costumbres, normalmente bien documentados. Lo mismo ocurre con las situaciones médicas a las que se tiene que enfrentar David.

Un rótulo en los créditos iniciales de cada capítulo recuerda que Nadie es mejor por ser más grande.

Other Languages