David (escultura de Donatello)

David
Donatello - David - Florença.jpg
Autor Donatello
Creación circa 1440
Ubicación Museo Nazionale del Bargello, Florencia, Italia
Material Bronce
Dimensiones 158 cm
[ editar datos en Wikidata]

El David es una escultura de bronce de 158 cm de altura, obra del escultor italiano Donatello. La obra fue realizada en torno a 1440 (o a 1430 según algunos expertos) por encargo de Cosme de Médici, que quería situarla en los jardines de su palacio de Florencia.[2] y también era el inicio por liberar a la escultura del marco arquitectónico.

Contexto histórico

A principios del siglo XV surgió en Europa una sociedad mercantil, con la creación de bancos en las ciudades más prósperas, como París o Florencia; en esta última, la prosperidad permitió el ascenso al poder de la familia Médici, con la consiguiente influencia política; quienes se convirtieron en los grandes mecenas de todas las artes. A pesar de que los artistas continuaban siendo considerados como artesanos, mejoraron su posición social gracias a los mecenazgos que procuraban elevar la posición de sus artistas protegidos a oficios liberales.[3] Siguiendo las observaciones de Leon Battista Alberti: "... el artista en este contexto social no debe ser un simple artesano, sino un intelectual preparado en todas las disciplinas y en todos los terrenos".

A lo largo del siglo XV apareció en Italia el periodo denominado como el quattrocento o el rinascimento dell'antichità, movimiento artístico que evolucionó las técnicas de la pintura, especialmente el dibujo. En el quattrocento se utilizó la perspectiva como medio para conseguir una mayor exactitud en la expresión de la realidad desde un determinado punto de vista,[5]

En el año 1436, Brunelleschi acabó la cúpula de Santa María del Fiore, la catedral de Florencia, uno de los proyectos arquitectónicos más importantes de la ciudad. En 1426 la Adoración de los Magos de Masaccio representó la renovación de la pintura de la época; sus figuras pierden el gesto grácil del arte gótico y ocupan un espacio verdadero dentro de las leyes de la perspectiva lineal y el contraste del color. En Florencia, esta concepción del arte ya se practicaba por Brunelleschi, veinticuatro años más viejo que Masaccio, y Donatello, con el que había una diferencia de quince años.[6]

En 1425, el escultor Ghiberti recibió el encargo de la realización de la puerta este o Puerta del Paraíso para el Baptisterio de San Juan (Florencia), consiguiendo en esta obra una gran perfección en el bajorrelieve. El ayudante de Ghiberti fue Donatello.[7]

Detalles biográficos del autor

Donato di Niccolò di Betto Bardi, nacido en Florencia ( 1386- 1466), es el escultor más representativo de la escultura quattrocentista italiana. Discípulo de Ghiberti hasta que llegó a independizarse, y protegido de Brunelleschi (con quien estudió las ruinas clásicas de Roma), es un renovador de toda la escultura europea, y sobre todo de la técnica del fundido en bronce. Por otra parte, estudió profundamente el ser humano como centro y razón de ser del Universo al cual trata en toda una gama de caracteres y valores, intentando penetrar en su psicología. +

Donatello aprendió la técnica de la escultura en bronce con Ghiberti en las puertas del baptisterio de Florencia y pronto rivalizó con su maestro. Fue el escultor más influyente del siglo XV y se le ha comparado con Miguel Ángel y Bernini. Entre sus cualidades están el dominio que ejerció sobre todas las técnicas y materiales, la profundidad psicológica con que expresa los sentimientos humanos y su imaginación creadora para definir la tumba ( Sepulcro del cardenal Reinaldo Brancacci en Nápoles ), el púlpito ( Cinturón de la Virgen, catedral de Prato ), el altar ( Tabernáculo de la Anunciación de la Iglesia de Santa Croce en Florencia ) entre otras. Sus obras más sobresalientes son la Cantoría de la Catedral de Florencia, el San Jorge de Orsanmichele (en Florencia), la estatua ecuestre del Condottiero Gattamelata (en Padua) y el David, encargada por Cosme de Médici y que fue colocada en el patio del palacio de los Médici hasta el año 1495, cuando Piero de Médici fue expulsado de la ciudad, siendo la estatua trasladada al patio del Palazzo Vecchio.[8] Algunas de sus obras como los Milagros de San Antonio, realizada durante su estancia en Padua, suponen el triunfo absoluto del schiacciato , técnica con la que consigue graduar la composición magistralmente mediante una sucesión de planos aplastados que prestan un efecto pictórico al conjunto. Con el tiempo Donatello se fue alejando del clasicismo y, llevado de una crisis religiosa, ya en Florencia y en sus últimos años, inicia un conjunto de obras dramáticas que anticipan la angustia y la terribilitá de Miguel Ángel ( Magdalena penitente ).

Desde el año 2007 se está haciendo una restauración de la obra para proceder a su limpieza. Los trabajos pueden ser seguidos por los visitantes del Bargello mediante un ventanal que muestra la sala donde se efectúan los trabajos de mejora.[9]

Donatello interpretó este tema bíblico (tomado del Primer libro de Samuel) como un desnudo clásico. De hecho, fue el primer desnudo integral, de bulto redondo, que apareció en la escultura renacentista.[12]

Historia de David y Goliat

David era hijo de Jesé, de la tribu de Judá. Vivía en Belén con su padre y sus hermanos, y pertenecía a una familia humilde que se dedicaba al pastoreo. Como se relata en 1 Samuel 17:51, los hechos se iniciaron cuando el padre lo envío donde estaba acampado el ejército israelita para que obtuviese noticias de sus tres hermanos mayores. Al llegar al campamento, David se enteró de que un filisteo muy fuerte, un gigante llamado Goliat, estaba desafiando en combate individual a cualquier enemigo; delante de este guerrero ningún israelita se atrevía a enfrentarse. A pesar que era muy joven e inexperto en el arte de la guerra y que Goliat medía dos metros y medio, David rezó a Dios y pidió permiso al rey Saúl para poder enfrentarse al gran guerrero.[13] Recordó al rey que cuando un león y un oso habían atacado a su rebaño, había sido capaz de matarlos con su honda. Entonces el rey le dio permiso para combatir con el gigante.

Así pues, David se dirigió hacia donde estaba Goliat. Iba vestido con una armadura del rey pero por ser demasiado pesada se la quitó. Fue hasta un torrente donde cogió cinco piedras y llegó al campo de batalla con la honda como única arma. Goliat se rió de David al verlo tan joven, con aspecto delicado y mal armado. Entonces el pastor puso una piedra en la honda y empezó a girarla y al lanzarla fue directamente a la frente del gigante derribándolo a tierra. David rápidamente cogió la espada de Goliat y le cortó la cabeza.

Other Languages