Daubentonia madagascariensis

Symbol question.svg
 
Aye-aye
Aye-aye at night in the wild in Madagascar.jpg
Estado de conservación
En peligro (EN)
En peligro ( UICN 3.1)[1]
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Primates
Suborden: Strepsirrhini
Infraorden: Chiromyiformes
Anthony & Coupin, 1931
Familia: Daubentoniidae
Gray, 1863
Género: Daubentonia
E. Geoffroy, 1795
Especie: D. madagascariensis
( Gmelin, 1788)
Distribución
Distribución del aye-aye
Distribución del aye-aye
[ editar datos en Wikidata]

El aye-aye (Daubentonia madagascarensis, antes Chiromys madagascarensis) es un primate estrepsirrino endémico de Madagascar, emparentado con los lémures. Su estrafalaria apariencia hace que se le considere el principal responsable del origen de la palabra "lémur", que quiere decir en latín «espíritu nocturno». El aye-aye es el único representante vivo de su género (Daubentonia), familia (Daubentonidae) e infraorden (Chiromyiformes), lo que deja bien a las claras su extrema rareza. Sólo se conoce otra especie próxima al aye-aye, el aye-aye gigante (Daubentonia robusta), que se extinguió hace menos de 1000 años.

Descripción

El pelaje es largo en todo el cuerpo, especialmente en la cola, razón por la que el aye-aye fue clasificado inicialmente como una extraña ardilla cuando se descubrió. El color del pelaje es totalmente negro salvo en la cara, donde se aclara hasta ser blanquecino. Ocasionalmente se dan individuos pardos. Los adultos alcanzan el tamaño aproximado de un gato doméstico, con 40 centímetros de la cabeza a la cola y otros 55 de longitud total de ésta. Pesa de dos a tres kilos y puede vivir hasta 23 años. Además de sus amplias orejas, en su cabeza destacan también sus ojos, grandes y amarillos, típicos del animal nocturno que es. El olfato también es bastante fino.

Los aye-ayes son animales arborícolas de hábitos nocturnos. Se alimentan de larvas de insectos que encuentran bajo la corteza de los árboles, localizándolas mediante golpes rítmicos sobre la corteza. Este método es típico de los pájaros carpinteros, pero único entre los mamíferos. Para conseguirlo, usa su largo y huesudo tercer dedo, y distingue cualquier pequeña perturbación en el ruido que produce el golpeteo (indicio de una galería de madera carcomida bajo la corteza) gracias a sus grandes y bien desarrollados oídos (su sentido principal), semejantes a los de un murciélago. Sólo se conoce otro caso de adaptación tan fuerte de los dedos en ese sentido en toda la historia de la evolución, el del pequeño dinosaurio arborícola Epidendrosaurus con una capacidad inadaptable a distintos climas

Other Languages
العربية: آيآي
azərbaycanca: Əlayaqlılar
български: Ай-ай
català: Ai-ai
čeština: Ksukol ocasatý
dansk: Aye-aye
Deutsch: Fingertier
Ελληνικά: Άι-άι
English: Aye-aye
Esperanto: Fingrobesto
eesti: Aie
euskara: Aie-aie
فارسی: آی-آی
suomi: Ai-ai
français: Aye-aye
Gaeilge: Aidhe-aidhe
galego: Aie aie
עברית: איי איי
Հայերեն: Այ-այ
Bahasa Indonesia: Aye-aye
日本語: アイアイ
ქართული: ხელფეხა
қазақша: Ай-ай
한국어: 아이아이
lietuvių: Laibapirštis
latviešu: Slaidpirkstainis
മലയാളം: അയ്-അയ്
Nederlands: Vingerdier
norsk bokmål: Fingerdyr
Diné bizaad: Bílaneezii
ਪੰਜਾਬੀ: ਆਏ-ਆਏ
پنجابی: آئی-آئی
português: Aie-aie
Scots: Aye-aye
srpskohrvatski / српскохрватски: Aye-aye
Simple English: Aye-aye
српски / srpski: Ај-ај
svenska: Fingerdjur
Türkçe: Ay-ay
удмурт: Ай-ай
українська: Ай-ай
oʻzbekcha/ўзбекча: Aye-aye
Tiếng Việt: Khỉ Aye-aye
中文: 指猴