Daniel Salamanca

Daniel Salamanca Urey
Daniel Salamanca Urey.jpg
Daniel Salamanca Urey

Coat of arms of Bolivia.svg
Presidente de Bolivia
5 de marzo de 1931- 27 de noviembre de 1934
Vicepresidente José Luis Tejada Sorzano
Predecesor Carlos Blanco Galindo
Sucesor José Luis Tejada Sorzano

Coat of arms of Bolivia.svg
Diputado de Bolivia
por Cochabamba
agosto de 1900- agosto de 1902
Presidente José Manuel Pando

Información personal
Nacimiento 7 de junio de 1868
Bandera de Bolivia Cochabamba, Bolivia
Fallecimiento 17 de julio de 1935 (67 años)
Bandera de Bolivia Cochabamba, Bolivia
Causa de muerte Cáncer de estómago Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Boliviana Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político Partido Republicano Genuino
Familia
Cónyuge Sara Ugarte de Salamanca
Información profesional
Ocupación Político
[ editar datos en Wikidata]

Daniel Salamanca Urey ( Cochabamba, Bolivia; 7 de junio de 1868 - Cochabamba, Bolivia; 17 de julio de 1935) fue un abogado y político boliviano que fue Presidente Constitucional de la República elegido por el Congreso Nacional de 1931. Durante su mandato se produjo la Guerra del Chaco ( 1932 - 1935).

Biografía

Daniel Salamanca nació en la ciudad Cochabamba el 7 de junio de 1868. Empezó sus estudios primarios en 1875 y los secundarios en 1883 saliendo bachiller en 1887. Continúo con sus estudios superiores ingresando a la carrera de derecho de la universidad Mayor de San Simón donde egreso como abogado en 1892 además de desempeñar el puesto de catedrático universitario de Economía Política en la misma institución. En el año 1900 fue elegido diputado por Cochabamba iniciando así una larga carrera política donde su figura se destacó siempre por sobre sus adversarios. Fue un crítico acerbo de los errores y abusos del partido liberal. En marzo de 1931 llegó a la presidencia por un acuerdo de los tres partidos políticos existentes en Bolivia.

Según David Alvéstegui en el tercer tomo de su monumental biografía: "Ingresó Salamanca al edificio de la presidencia no con el altivo ánimo de quien ha de mandar a una nación, sino con la resignada actitud del cautivo que va a cumplir, encerrado en un penal, un período de trabajos forzados". Le faltaban entonces muy pocos meses para cumplir los 63 años de edad.

Aquejado por una estenosis al píloro sufrió de terribles dolores abdominales durante toda su vida lo que le obligó a una dieta rigurosa. Esto definió su carácter taciturno, de pocas palabras y escasa sonrisa. Prefería la soledad, el estudio encerrado en su escritorio con una frazada cubriéndole los pies y un infaltable cigarrillo en la mano junto con una fuerte taza de café.

Su imagen reflejaba la pulcritud, la honradez, la honestidad del pensamiento. Era dueño de una amarga y fina ironía. Cuando desde el Comando del Ejército Boliviano le avisaron que su hijo había muerto por culpa de una bala perdida, respondió: "Todos nuestros soldados mueren heroicamente solo mi hijo murió por casualidad".

Other Languages