Daniel Passarella

Daniel Passarella
Olympic rings without rims.svg Medallista olímpico Olympic rings without rims.svg
Passarella world cup.jpg
Passarella con la Copa del Mundo en 1978.
Datos personales
Nombre completoDaniel Alberto Passarella
Apodo(s)El Gran Capitán, El Káiser
NacimientoChacabuco , Buenos Aires , Argentina25 de mayo de 1953
(65 años)
PaísFlag of Argentina.svg Argentina
Altura1,73[1]
Peso71 Kg.
Carrera como entrenador
DeporteFútbol
Debut como entrenador1989
(River Plate)
Carrera como jugador
PosiciónZaguero
Debut como jugador1973
(Sarmiento de Junín)
Retirada deportiva1989
(River Plate)
Part. (goles)70 (22) - Selección
Daniel Passarella
Passarella kicking.jpg
Passarella durante su época de jugador en River Plate, 1979.

RIVERNORMAL.png
29º Presidente de River Plate
14 de diciembre de 2009-15 de diciembre de 2013
VicepresidenteDiego Turnes
Omar Solassi
PredecesorJosé María Aguilar
SucesorRodolfo D'Onofrio

Información personal
Nacimiento25 de mayo de 1953 Ver y modificar los datos en Wikidata (65 años)
Chacabuco, Argentina Ver y modificar los datos en Wikidata
ResidenciaProvincia de Buenos Aires y Chacabuco Ver y modificar los datos en Wikidata
NacionalidadArgentina Ver y modificar los datos en Wikidata
Características físicas
Altura1,73 m Ver y modificar los datos en Wikidata
Peso71 kg Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
OcupaciónFutbolista y entrenador de fútbol Ver y modificar los datos en Wikidata
Carrera deportiva
DeporteFútbol Ver y modificar los datos en Wikidata

Daniel Alberto Passarella (Chacabuco, Buenos Aires, Argentina; 25 de mayo de 1953) es un ex-futbolista, ex-entrenador y expresidente del Club Atlético River Plate. Destacandose en esas funciones en River Plate. Es también, la quinta persona en el mundo en ser jugador, director técnico y presidente de un club, los otros casos son Carlos Babington, Eduardo Pimentel, Santiago Bernabéu y Franz Beckenbauer. De igual forma, es el único jugador argentino hasta la fecha en ganar dos Copas Mundiales, si bien la de 1986 no la pudo disputar por problemas físicos.

Comenzó su carrera en Sarmiento de Junín, y continuó su carrera en clubes como River Plate, Fiorentina e Inter. Es considerado por la FIFA como uno de los mejores defensas de todos los tiempos.

Se caracterizó por una gran personalidad y temperamento, así como por la gran cantidad de goles que convirtió, al punto de convertirse en el segundo defensor más goleador en la historia de los torneos de primera división en el mundo, con 134 goles en 451 partidos oficiales, detrás del holandés Ronald Koeman, según la IFFHS. Passarella tiene la particularidad de ser el único jugador argentino en estar en los dos planteles argentinos campeones del mundo (1978 y 1986). Él lo recuerda diciendo: «En Argentina hay 44 medallas de campeones del mundo para 43 jugadores.».

Trayectoria

Como jugador

Nacido el 25 de mayo de 1953, firmó su primer contrato con el Sarmiento de Junín, que se encontraba en la Primera C, la tercera categoría del fútbol argentino de aquel tiempo. En uno de los partidos fue observado por "Pipo" Rossi, director técnico de River Plate en ese entonces, quien no dudó en llevarlo para su plantel.

Su primer partido fue un clásico de verano contra Boca Juniors en 1974. En ese partido Néstor Rossi le preguntó si se animaba a jugar, a lo que Passarella contestó: "Discúlpeme que le conteste, yo me animo a jugar, hay que ver si usted se anima a ponerme". Su debut oficial fue el 14 de abril de 1974 contra Rosario Central, de visitante, un partido que los "millonarios" perdieron por 1:0. Pero sus goles no se hicieron esperar, el 28 de julio de 1974 convirtió el gol del triunfo contra Argentinos Juniors, en un encuentro que finalizó 3:2.

En 1975 fue convocado por César Luis Menotti para integrar la selección juvenil que iba a disputar el Torneo Esperanzas de Toulon. Ese equipo estaba integrado entre otros por Américo Gallego, Jorge Valdano y Alberto Tarantini. La selección gana el torneo con la capitanía de Passarella, y desde ese momento El Kaiser se convirtió en uno de los preferidos de Menotti.

Con la llegada de Ángel Labruna a la dirección técnica de River Plate y de jugadores como Pablo Comelles, “Perico” Raimondo y Héctor Artico, Passarella pierde la titularidad ya que se negó a jugar por la izquierda. Solo entraba en los complementos o cuando se lesionaba Roberto Perfumo o Héctor Artico. Pero en noviembre de 1975, cuando se definía el Campeonato Nacional, volvió a ganarse la titularidad para nunca más dejarla. Ese año consiguió el Campeonato Metropolitano y el Campeonato Nacional, con los que River Plate cortaba 17 años de sequía. En 1976 juega la Copa Libertadores, pero River Plate cayó en la final contra el Cruzeiro.

En 1976 es convocado a la Selección mayor para una gira que se realizaría por Europa del Este. El 20 de marzo de 1976 es su debut contra la Unión Soviética y en 1977 se convirtió en su capitán.

Luego de la racha ganadora del Boca Juniors de Juan Carlos Lorenzo, en 1977 River conseguiría el Campeonato Metropolitano, con Passarella como una de sus figuras. En 1978 la Selección de fútbol de Argentina disputó como local la Copa Mundial de Fútbol de 1978. Passarella era uno de los pilares del equipo junto a Ubaldo Fillol, Mario Alberto Kempes (figura indiscutida de ese mundial), Leopoldo Luque, Daniel Bertoni y Américo Gallego. Ese año Argentina gana el Mundial de Fútbol al vencer a Países Bajos en la final. Passarella fue el encargado de levantar la primera Copa del Mundo que obtuvo la Argentina.

En River seguiría obteniendo títulos: el bicampeonato de 1979, el Metropolitano de 1980 y el Nacional de 1981. En 1982 no jugó muchos partidos debido a que estaba realizando con la selección nacional la preparatoria para el Mundial. Ese plantel, que incluía a Diego Armando Maradona, cayó en segunda ronda después de una pobre actuación.

Tras el mundial, Passarella es comprado por la Fiorentina en 2,5 millones de dólares. En ese club jugó hasta 1986, cuando fue transferido al Inter de Milán, marcando 39 goles y convirtiéndose en uno de los mejores jugadores que hayan pisado la institución.

En noviembre de 1982 llega a la dirección técnica de la Selección Argentina Carlos Salvador Bilardo. Con su llegada declaró que el único jugador que tenía asegurada la titularidad era Diego Armando Maradona, algo que molestó a Passarella, y le quitó la capitanía al Kaiser para dársela a Maradona. Esto fue visto como un castigo hacia Passarella por la estrecha relación que tenía con el antiguo entrenador, César Luis Menotti. Pero el nivel de Passarella no mermó ni en la Fiorentina ni en la selección, por lo que siguió siendo convocado. En la clasificación para el Mundial de Fútbol, Passarella dio el pase gol a Ricardo Gareca para el tanto decisivo frente a Perú que le dio a la Argentina la clasificación. Si bien el gol no fue de Passarella, todos fueron a abrazar a "El Gran Capitán".

Durante el Mundial de 1986, sufrió una infección intestinal que lo dejó fuera de las canchas. Cuando la bacteria desapareció, sufrió un desgarro. Si bien fue parte del plantel que viajó, por estos motivos no jugó ningún partido del Mundial que ganaría la Argentina, al vencer a Alemania Federal en la final.

Tras jugar dos temporadas para el Internazionale de Milán, vuelve a River Plate, equipo que era dirigido por César Luis Menotti. El equipo no consiguió el título, y Menotti fue reemplazado por un histórico del club: Reinaldo Merlo. El 27 de julio de 1989 tras ganar un clásico contra Boca Juniors por 2:1, decide retirarse de la actividad futbolística.

Participaciones en Copas del Mundo como jugador

Mundial Sede Resultado Partidos Goles
Copa Mundial de Fútbol de 1978 Bandera de Argentina Argentina Campeón 7 1
Copa Mundial de Fútbol de 1982 Bandera de España España Segunda ronda 5 2
Copa Mundial de Fútbol de 1986 Bandera de México México Campeón 0 0

Como entrenador

Después de las elecciones en River Plate el 9 de diciembre de 1989, Reinaldo Merlo decide dejar su cargo. Es reemplazado por Passarella, quien nunca había dirigido un equipo y se había retirado meses atrás. En River Plate, con Américo Gallego como ayudante de campo, consigue el Campeonato '89/'90, el Apertura de 1991 y el Apertura de 1993. Luego de dirigir 215 partidos (105 ganados, 65 empatados y 45 perdidos), es convocado en 1994 para dirigir la Selección Argentina.

En 1995 ganó los Juegos Panamericanos realizados en la Ciudad de Mar del Plata. Obtuvo una Medalla de Plata en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996. También consiguió la clasificación al mundial de 1998, donde perdió en cuartos de final contra Países Bajos. Passarella renunció a su cargo después del Mundial, como ya lo había anunciado meses antes.

Tuvo un corto paso como entrenador de la Selección de Uruguay, pero renunció en medio de las eliminatorias del Mundial 2002. Luego de un paso sin éxito por el Parma FC, a mediados del año 2002, es contratado por el Club de Fútbol Monterrey, con el cual termina clasificándose en el tercer puesto a la Liguilla. El 14 de junio de 2003 consigue el Torneo Clausura 2003 tras vencer al Morelia por marcador global de 3-1.

En el 2005 fue contratado por el Sport Club Corinthians Paulista, donde no tuvo buenos resultados y fue despedido.

El 10 de enero del 2006, Passarella vuelve a dirigir a River tras 12 años, reemplazando nuevamente a Merlo, que renunció en la madrugada argentina del día anterior. En este período de su carrera no logró ningún título. Además, al ser eliminado de la Copa Libertadores de América edición 2007, una importante cantidad de hinchas pidió su renuncia reiteradas veces en el hall del Club Atlético River Plate.

El 25 de mayo de 2007 (el día de su cumpleaños y aniversario del club), antes del comienzo del Apertura 2007, él mismo se estableció un plazo para renunciar, diciendo que en caso de que no ganara ningún título a fin de año del 2007, renunciaría al cargo de Director Técnico, sin cobrar el dinero de ese plazo.

Finalmente, el 15 de noviembre dimite como entrenador de River Plate después de la eliminación de su equipo en las semifinales de la Copa Sudamericana, a manos de Arsenal de Sarandí, en definición de penales.

Existió la posibilidad de ser el sucesor de Richard Páez en el puesto de director técnico de la selección venezolana de fútbol, aunque finalmente fue elegido César Farías.

El domingo 13 de diciembre de 2009 fue electo como nuevo presidente de River por escaso margen y ante una división de opiniones en el electorado. D'Onofrio, el otro postulante con posibilidades, impugnó sin éxito el resultado electoral ante la justicia.

Participaciones en Copas del Mundo como entrenador

Mundial Sede Resultado G E P
Copa Mundial de Fútbol de 1998 Bandera de Francia Francia Cuartos de final 3 1 1

Como presidente

Resultados electorales 2009

Candidato[3] Agrupación Votos %
Daniel Passarella Liderazgo Riverplatense 5 298 37,15%
Rodolfo D'Onofrio Con River Toda la Vida 5 292 37,14%
Antonio Caselli Primero River 2 765 19,42%
Daniel Kipper Votá por River  448 3,15%
Mera Figueroa Dueños  431 3,03%
Total de votos válidos 14 220 99,80%
Votos nulos y blancos  17 0,20%
Total de empadronados 30 600
Total de mesas  31
Total de sufragios emitidos 14 237 100,00%


En diciembre de 2008 anuncia su candidatura a presidente de River Plate.[4]​ El 5 de diciembre de 2009 es elegido presidente, luego de que un segundo recuento lo diera ganador por 6 votos (paradójicamente, el número que utilizó siempre en su espalda). Así cierra su ciclo al frente de River Plate logrando ser jugador, ídolo, director técnico y ahora presidente de la institución. Asumió el 9 de diciembre de 2009.

Passarella se encontró con la difícil situación que atravesaba River Plate, debida a la pésima gestión del anterior presidente de la institución, José María Aguilar. Por los malos resultados obtenidos en el torneo anterior, River arrancaría el 2010 muy mal posicionado en la tabla del descenso "imaginaria" para 2011 (ya que todavía faltaban definirse los descensos del 2010). En esas vacaciones de verano los medios encendieron las alarmas y todos los ojos empezaron a posarse sobre River, recién entonces la hinchada empezó a entender lo que podía pasar, aunque algunos seguían escépticos. Era difícil pensar en la posibilidad de que River descienda, ya que en más de 100 años de historia, los 3 equipos más grandes de Argentina nunca habían descendido. En los próximos 3 torneos, se decía, River tenía que obtener aproximadamente 30 puntos en cada uno.

Durante la primera parte del año 2010, Passarella concretó las contrataciones de Rodrigo Rojas, Juan Manuel Díaz y Alexis Ferrero. Sin embargo, el rendimiento del equipo durante el Clausura 2010 no fue el esperado, y Leonardo Astrada tuvo que abandonar el cargo a mitad del torneo. Para afrontar el resto del campeonato, Passarella tomó la decisión de contratar a Ángel Cappa como director técnico, decisión que no fue bien recibida por parte de los hinchas millonarios, que reclamaban por la vuelta de Ramón Díaz. Cappa terminó el torneo de manera aceptable, con tres importantes victorias frente a Godoy Cruz, Vélez Sarsfield y Racing Club.

En las vacaciones de invierno y de cara al Torneo Apertura 2010 River tenía la necesidad imperiosa de sumar puntos, entonces Passarella contrató a varios refuerzos, entre ellos Juan Pablo Carrizo, Mariano Pavone y Jonathan Maidana. El equipo tuvo un comienzo auspicioso, con buen nivel de juego pero algunos problemas en defensa, ganando 4 partidos, empatando 1 y perdiendo 2. En la fecha 8 se produce la lesión de su capitán y mejor jugador Matías Almeyda, y entonces el rendimiento del equipo de Cappa decayó, con 5 empates seguidos y una derrota contra All Boys, luego de la cual Passarella decidió dimitir de su cargo al técnico y determinó que J.J. López afronte el resto del torneo. J.J. López cambió la táctica, volviéndola más defensiva con una línea de 3 centrales, dos laterales y un doble 5. Así, empezó nada menos que con una victoria contra Boca Juniors en el Monumental y terminó el campeonato de muy buena manera, consiguiendo en total 13 puntos de 18 en juego (4 victorias, un empate y una derrota). En total, River terminaría el torneo cuarto con 31 puntos (8 victorias, 7 empates y 4 derrotas).

Luego de esto, River debía afrontar el Clausura 2011, en el que tenía que hacer una muy buena campaña para evitar el descenso definitivamente. Frente a esto, en vez de contratar a un DT de con mayores pergaminos, Passarella decidió mantener a López en el cargo, a pesar de sus malos antecedentes frente a equipos en situación de descenso. Además de esto, incorporó a un solo jugador: Fabián Bordagaray, y dejó salir del club al máximo ídolo riverplatense de los últimos años, Ariel Ortega, por problemas extra futbolísticos. Estas medidas fueron fuertemente criticadas por los simpatizantes de River Plate. Las decisiones, sin embargo, podrían ser entendidas por la situación económica deplorable del club heredada de la presidencia anterior, y por el exceso de confianza generado por el buen rendimiento mostrado por el equipo en el torneo previo.

River comenzó el Clausura 2011 de muy buena manera, incluso llegando a estar puntero del campeonato en la fecha 9. Sin embargo, el equipo de J.J. cayó en picada, probablemente por el exceso de presión, y de los últimos 21 puntos en juego solo sumó 4 unidades. El equipo finalizó en la novena posición con 26 puntos y 17º en la Tabla de Promedios, con un promedio de 1,236, a 0,027 (4 puntos) del último "salvado" que fue Tigre, por lo que debió jugar la promoción[5]​. En el encuentro de ida, River perdió en Córdoba por 2 a 0 frente a Belgrano. En el partido de vuelta, River empató 1 a 1 y quedó condenado al descenso a la B Nacional por primera vez en su historia.

Por lo mencionado, algunos hinchas de River Plate consideran a Passarella y a J.J. López como los dos principales culpables del descenso de River Plate a la Primera B Nacional, ocurrido por única vez en la historia en junio de 2011, sin embargo, dicho descenso fue causado porque el equipo terminó décimo séptimo en la tabla de promedios de primera división, calculado sobre la base de los últimos 3 años de competencia, es decir, 6 torneos, 3 de los cuales (los primeros, los de peor rendimiento) fueron bajo la presidencia anterior:

Los primeros tres torneos fueron bajo la gestión anterior, de José María Aguilar, y dan un promedio de 20,7 puntos cada uno, mientras que los tres siguientes dan un promedio de 26,3 puntos, un promedio bajo para una institución como River, pero no tanto como para condenarlo al descenso. Por lo tanto, el descenso de River Plate es en primer lugar por culpa de la gestión de José María Aguilar, quien además dejó al Club en las condiciones económicas más nefastas de su historia. Por el lado de J.J. López, es el técnico de mayor eficacia de todos los que pasaron en esos seis torneos, con un 52%[6]​. En realidad, el técnico de menor eficacia en ese lapzo fue Diego Simeone, que en el Apertura 2008 renunció luego de la fecha 14 dejando al club último en la tabla de posiciones con sólo 10 puntos (24% de eficacia).

Para más detalles y estadísticas sobre el Descenso de River Plate a la Primera B Nacional entre en el enlace.

Apenas consumado el descenso, se supo la noticia de que el capitán, ídolo y mejor jugador del equipo por entonces, Matías Almeyda, pasaría a ser el nuevo técnico del club, sin tener experiencia como DT. La temporada siguiente, con un equipo con varios cambios y un estilo muy ofensivo, River saldría campeón de la Segunda División y conseguiría el ascenso directo, en la última fecha y luego de algunos partidos agónicos. Una vez conseguido ese logro, Pasarella volvería a tener problemas con los hinchas. Alejandro "el Chori" Domínguez y Fernando Cavenaghi, dos ídolos que habían vuelto a préstamo al club para devolverlo a primera, salieron a los medios anunciando una ruptura de relaciones con la dirigencia, culpa de la cual no se intentaron negociaciones para mantener a los jugadores en el equipo.

El último año y medio de Passarella al frente de la institución transcurrió sin pena ni gloria, con un sostenimiento de las mejoras en el ámbito económico pero sin conseguir ningún título. De los tres torneos que jugó River en la gestión Pasarella luego del ascenso, el primero fue dirigido casi en su totalidad por Matías Almeyda, pero en las últimas fechas y tras un rendimiento mediano y demasiados cambios en el equipo titular, él fue reemplazado por Ramón Díaz quien dirigió además los dos torneos restantes. En el Torneo Final 2013 River tuvo un muy buen nivel pero quedó segundo, a tres puntos del gran Newell's del Tata Martino. Luego, en el Torneo Inicial 2013 River saldría 17° con sólo 21 puntos y un nivel pésimo. Pese a esto, Passarella (otra vez polémico) le renueva el contrato a Ramón con una cifra millonaria.

Passarella no se presentó en las elecciones de diciembre de 2013, a causa de su mala imagen. En ellas se impuso Rodolfo D'Onofrio con el 55% de los votos, quien sostuvo a Ramón Díaz como DT. En este último torneo River salió campeón, pero luego Ramón renunció por problemas en las relaciones con los jugadores. En junio de 2014 asume como DT Marcelo Gallardo y en poco tiempo se convierte en el técnico más ganador de títulos internacionales en la historia de River. Como logro residual, vale aclarar que casi todos los jugadores importantes en el logro de la Copa Sudamericana 2014 y la Copa Libertadores 2015 por parte de River fueron conseguidos en la gestión de Passarella, como ser Marcelo Barovero, Leonel Vangioni, Ramiro Funes Mori (inferiores), Jonatan Maidana, Gabriel Mercado, Ariel Rojas, Matías Kranevitter (inferiores), Leonardo Ponzio, Carlos Sánchez, Rodrigo Mora y Teófilo Gutiérrez.

Other Languages
беларуская: Даніэль Пасарэла
български: Даниел Пасарела
Bahasa Indonesia: Daniel Passarella
Nederlands: Daniel Passarella
norsk nynorsk: Daniel Passarella
português: Daniel Passarella
Simple English: Daniel Passarella
slovenčina: Daniel Passarella
Tiếng Việt: Daniel Passarella