Damián Massanet

Damián Massanet fue un sacerdote franciscano español del siglo XVII recordado por haber cofundado el Colegio de Santa Cruz de Querétaro, el primer colegio misionero en la Nueva España,[1]​ y haber fundado en 1689la primera misión en el estado de Texas, la Misión de San Francisco de los Tejas.

Biografía

No se sabe mucho de la vida temprana de Massanet, pero se cree que habría nacido en Mallorca, España. Después de viajar a la Nueva España, Massanet fue uno de los sacerdotes franciscanos que fundaron el Colegio de Santa Cruz en lo que es hoy en día Querétaro, México, en 1683. Más tarde estableció la Misión de San Bernardino de la Caldera, cerca de la actual frontera de CoahuilaNuevo León,[1]​ proporcionando una buena información sobre los grupos de habla coahuilteca, informando sobre 39 grupos indígenas.

En abril de 1689, Massanet acompañó a Alonso de León, entonces gobernador de Coahuila, en su cuarta y última expedición en busca del asentamiento francés de Fort St. Louis, que en ese momento ya había sido abandonado sin que lo supieran. Al año siguiente, después de haber sido nombrado comisario para las planeadas misiones del este de Texas, ayudó en la creación de la primera misión establecida en lo que hoy es el estado de Texas, la Misión de San Francisco de los Tejas.[4]​ un pueblo que vivía de la caza de bisonte y la recolección de plantas silvestres.

Massanet pronto dejaría el este de Texas, debido a un desacuerdo con de León sobre el tamaño del contingente militar en San Francisco de los Tejas, tan solo tres soldados y tres franciscanos. Volvería a la región en 1691, y continuará desafiando la autoridad; uno de estos incidentes involucró su falta de voluntad para proporcionar caballos a Domingo Terán de los Ríos, el primer gobernador de Texas español, para su viaje de regreso a México.[1]

El 25 de octubre de 1693, y después de muchos problemas como la pérdida de cosechas, inundaciones, escasez de viveres y las hostilidades con los nabedache, que culpaban a los europeos por llevar epidemias como la viruela a la región, Massanet y los sacerdotes restantes optaron por abandonar la misión de San Francisco de los Tejas: enterrarron el cañón y las campanas, y quemaron y abandonoran el lugar.[1]

Massanet más tarde volvería a Querétaro, y se supone que pasó el resto de su vida allí.[1]

Other Languages
français: Damián Massanet