Cuyo

El mapa de las regiones naturales de Argentina con la región de Cuyo en naranja

Cuyo (del huarpe o del mapudungun, Cuyùm puùlli, «tierra arenisca» o «país de los desiertos»)[n 1] se incorporó a la Región del Nuevo Cuyo como nuevo integrante. Sin embargo, debe notarse que pese a la firma del tratado éste no ha producido ningún cambio significativo en la consideración social y tradicional, como tampoco en lo institucional, de los cuyanos, que consideran a La Rioja como parte del noroeste argentino.

Predomina un relieve montañoso de escasa vegetación, con características climáticas desérticas. Como actividad económica predomina la de base agrícola, destacando la vitivinícola, siendo esta zona la principal productora de vinos de Sudamérica, por volumen de caldos y superficie cultivada.[2] Existe también una creciente oferta de servicios turísticos, relacionados con la belleza natural de la región, e importantes (en cantidad y calidad) centros académicos de nivel superior.

Historia

El Aconcagua nevado. El Aconcagua, ubicado totalmente en la provincia de Mendoza, es la montaña más alta de la Tierra fuera de los Himalaya, y prosigue elevándose.

Fundaciones

Cuyo propiamente dicho fue fundado por Gabriel Heredia que era un español muy importante en esta vida «Corriente del Oeste»; es decir, aquella que procedía directamente del territorio que hoy es Chile. Las capitales de las provincias que conforman Cuyo fueron fundadas a raíz de una expedición ordenada por la Corona española, representada por el gobernador Francisco de Villagra en 1551, tendiente a establecer una ruta que uniera el puerto de Santiago de Nueva Extremadura ubicado en Valparaíso y el de Santa María de los Buenos Aires. Con este encargo partieron los capitanes Pedro del Castillo y Juan Jufré de Loayza Montesa, funcionarios del Reino de Chile, a tomar posesión efectiva de los territorios recorridos por Villagra.

Pedro del Castillo fundó la ciudad de Mendoza del Valle de la Nueva Rioja el 5 de marzo de 1592, que fue refundada al año siguiente por Juan Jufré como «ciudad de La Resurrección», a dos tiros de arcabuz hacia el oeste de la fundación original de Mendoza. En la práctica esta «refundación» se redujo a un simple traslado de Mendoza que le permitió a Jufré recibir el premio real correspondiente a la fundación de ciudades. Luego de la fundación/traslado de Mendoza, Jufré se desplazó unos 165 km hacia el norte y fundó San Juan de la Frontera el 13 de junio de 1562. Su hijo Luis Jufré de Loayza y Meneses siendo teniente corregidor de Cuyo, funda en 1594 San Luis de la Punta de los Venados, nueva extremadura de las posesiones coloniales españolas del oeste sudamericano. Este enclave fue durante largo tiempo un poblado en peligro, debido a su cercanía con las tierras por las que se desplazaban los belicosos indios pampas, cuyos malones atormentaban a la población y reducían su ganado.[3]

En 1564 se fundó el Corregimiento de Cuyo, que dependió de la Capitanía General de Chile por un período de 210 años, siendo uno de los once corregimientos en que se subdividió el Chile colonial.[4]

Población

Formación natural denominada Castillos de Pincheira en la Precordillera mendocina.

Los enclaves cuyanos fueron poblados por españoles y criollos chilenos, y la vecina ciudad de Santiago ejerció por tanto una tutela y primacía de hecho y derecho sobre ellas, nombrando gobernadores y demás cargos públicos de entre sus notables.

Merece especial atención el maltrato dispensado durante la época temprana de la colonia a los indios huarpes nativos de la región. Estos eran otorgados en encomienda a los pobladores, y muchos fueron trasladados a Santiago de Chile para la explotación de las minas de cobre.[5]

De acuerdo al empadronamiento de población llevado a cabo entre 1737 y 1738, durante el mandato del gobernador de Chile Agustín de Jáuregui, en la provincia de Cuyo habitaban unas 60 mil personas aproximadamente. Censo de 1813. -

De Santiago de Chile a Buenos Aires

La vitivinicultura, radicada en la región desde la Conquista española. La fotografía muestra el tiempo de vendimia, a mediados de la década de 1890, en la provincia de San Juan.

Transcurrido el tiempo, se liberó el camino entre San Luis y Buenos Aires por medio de la extensa pampa, y comenzaron a circular las diligencias y siendo la ciudad de Mendoza una de las dos principales fábricas de grandes carretas para transportar las importantes mercaderías. Advirtieron entonces las autoridades coloniales españolas que la mayor distancia con el puerto atlántico entrañaba menos peligros que el cruce de los imponentes Andes, por lo que en 1776 el nuevo Virreinato del Río de la Plata cuya capital se fijó en Buenos Aires, se formó por disposición real con el corregimiento de Cuyo y otros territorios ubicados al este de los Andes y al sur del Perú y del Brasil colonial portugués (Alto Perú, Buenos Aires, las actuales provincias del Litoral, la intendencia del Tucumán (que abarcaba desde Córdoba a Jujuy), la Banda Oriental, el Paraguay y la Patagonia oriental.
El territorio del antiguo corregimiento cuyano fue convertido en la Intendencia de Cuyo que incluía a las provincias de Mendoza, San Juan y San Luis, en 1782, pero una reorganización virreinal en 1783 disolvió la intendencia y asignó el territorio a la Intendencia de Córdoba del Tucumán.
La separación final de Cuyo respecto de la jurisdicción de Córdoba fue efectiva sólo desde 1813, cuando la Asamblea del año XIII crea la Intendencia de Cuyo con capital en Mendoza y abarcando los territorios de Mendoza, San Juan y San Luis. A raíz de las revueltas de criollos americanos provocadas por la invasión napoleónica de España, los ciudadanos patricios de las provincias cuyanas decidieron en sus respectivos cabildos sumarse a la causa de la independencia.[3]

Independencia argentina

El 10 de agosto de 1814 el general José de San Martín fue elegido gobernador intendente de Cuyo, y una vez establecido en Mendoza además de sus labores de gobierno habituales, se dedicó a organizar el Ejército de los Andes con tropas remitidas desde Buenos Aires, una importante cantidad de milicianos cuyanos y restos del Ejército chileno independentista, entre los que se encontraba Bernardo O'Higgins, junto con la preparación de la logística, armas, pertrechos y transportes necesarios. Finalmente en enero de 1817 cruzó los Andes para desestabilizar el poder colonial español en el oeste, tomando Santiago de Chile en 1817.[6]

En 1816 se enviaron diputados por provincias al congreso realizado en San Miguel de Tucumán que presidió el sanjuanino Francisco Narciso Laprida, y el 9 de julio se declaró la independencia de las llamadas Provincias Unidas en Sud América.

Desmembramiento

Luego de la partida del General San Martín en su campaña de los Andes, las provincias de San Juan y San Luis obtuvieron mayor autonomía aunque continuaron dependiendo de Mendoza en forma nominal. Prueba de ello es que en el Congreso que declaró la independencia en 1816, los delegados asistieron por su provincia de origen y no como representantes de la intendencia en su conjunto.

Finalmente, en marzo de 1820, las provincias de Mendoza, San Juan y San Luis se constituyeron como provincias separadas, se hicieron cargo de su propio gobierno, designaron sus propias autoridades y firmaron acuerdos comprometiéndose a respetar la autonomía de cada provincia, dando por disuelta la Intendencia.

Luego de la batalla de Cepeda, ocurrida poco después de la disolución de Cuyo como unidad política, la política de las provincias cuyanas fue principalmente dominada por caudillos provinciales —al igual que en otras provincias argentinas— lo que casi provoca que se reintegrase a Chile a petición de ilustres mendocinos (véase el símil como sucedió con el Partido de Nicoya y Costa Rica). Luego de la caída de Juan Manuel de Rosas, el entonces gobernador mendocino Alejo Mallea y sus colegas, los caudillos sanjuanino Nazario Benavídez y puntano Pablo Lucero, enviaron representantes de la provincia para integrarse en la nueva estructura política argentina. En 1851, participaron en la firma del Acuerdo de San Nicolás y en 1853, al promulgarse la Constitución, se convirtieron en estados federados fundadores de la Confederación Argentina.

Other Languages
беларуская: Куё
català: Cuyo
Deutsch: Cuyo
Esperanto: Kujo
français: Cuyo (Argentine)
Bahasa Indonesia: Cuyo (Argentina)
ქართული: კუიო
한국어: 쿠요
lietuvių: Kujo
Nederlands: Cuyo (Argentinië)
polski: Cuyo
português: Cuyo
русский: Куйо
українська: Куйо