Cumpleaños

Felicitación de cumpleaños.

El cumpleaños es el aniversario del nacimiento de una persona o incluso de una institución u organización. En cuanto a las personas, en muchas culturas es costumbre celebrar los cumpleaños con una fiesta con familiares y amigos, en donde se dan regalos a la persona homenajeada. Las fiestas de cumpleaños son muy populares sobre todo entre los niños. Son una oportunidad más para la socialización con los amigos y con la familia. En ella, es costumbre entregar regalos al anfitrión y comer una tarta o pastel, al cual se le colocan velas, para que el cumpleañero/la cumpleañera sople y las apague mientras los invitados cantan alguna canción de cumpleaños, las más populares de las cuales son: Ay, qué noche tan preciosa, en Venezuela; Cumpleaños feliz, en varios países, y Las mañanitas, en México y en otros países y zonas de habla hispana; además, claro, del Happy Birthday estadounidense, ya popular también en otros países, debido sobre todo a la difusión a través de los medios de comunicación.

Origen

«Las varias costumbres que la gente observa hoy día al celebrar sus cumpleaños se remontan a mucho tiempo atrás en la historia. Nacen dentro del dominio de la magia y la religión. En la antigüedad, las costumbres de felicitar, dar regalos y hacer una fiesta —con las velas encendidas que la completan— tenían el propósito de proteger de los demonios al que celebraba su cumpleaños, y de garantizar su seguridad durante el año entrante. [...] Hasta el cuarto siglo, el cristianismo rechazó la celebración de cumpleaños como una costumbre pagana».[1]

La costumbre de rodear la tarta de velas viene de la antigüedad. El círculo de velas formaba parte de un ritual que protegía al homenajeado de los malos espíritus durante un año. Esto causó durante años que la Iglesia católica considerase que la celebración del cumpleaños era un rito pagano. Fue hasta el siglo IV d. C. cuando se empezó a difundir la fiesta de la Navidad como cumpleaños de Cristo, el 25 de diciembre en occidente y el 6 de enero en oriente. Esto hizo que, con el tiempo, también los cristianos festejaran sus propios cumpleaños uniéndose al de su Salvador (restos de este sentido cristiano del cumpleaños queda en una antigua tradición alemana que ponía en las tortas de cumpleaños la cantidad de velas que correspondían a la cantidad de años del cumpleañero más una vela grande que era la «luz de la vida» o la «luz de Cristo»).

Con el ascenso del cristianismo, la tradición de celebrar los cumpleaños cesó por completo. Para los primeros seguidores de Cristo, oprimidos, perseguidos y martirizados por judíos y paganos, y que creían que los niños entraban en este mundo con sus almas ya manchadas por el pecado original de Adán, el mundo era un lugar duro y cruel, donde no había razón para celebrar el cumpleaños de nadie.

Actualmente, algunos grupos cristianos como los Testigos de Jehová, la Iglesia de Dios Restaurada, las iglesias evangélicas de la Sana Doctrina y los cristianos mesiánicos, entre otros, conservan la tradición cristiana antigua de no celebrar cumpleaños por considerarlo contrario a sus principios, es decir, un ritual pagano (Génesis 40:20; Mateo 14:6; Marcos 6:21).

«La noción de una fiesta de cumpleaños era muy ajena a las ideas de los cristianos de este período en general».[2]

Los historiadores de la Iglesia interpretan muchas referencias cristianas primitivas a los aniversarios como el paso a la otra vida. El aniversario de un santo no es aquel en que nacieron en la carne, sino aquel en el que mueren. Había otra razón por la que los primeros Padres de la Iglesia predicaban contra la celebración de los cumpleaños. Ellos consideraban estas festividades, originadas entre egipcios y griegos, como reliquias de las prácticas paganas.

«Los hebreos de más tarde consideraban la celebración de cumpleaños como parte de la adoración idolátrica, un punto de vista que sería abundantemente confirmado por lo que veían de las costumbres comunes que estaban asociadas con estos días».[3]

En el año 245 d.C., cuando un grupo de antiguos historiadores cristianos trató de fijar la fecha exacta del nacimiento de Cristo, la Iglesia católica consideró sacrílega esta investigación, proclamando que sería pecaminoso celebrar el nacimiento de Cristo como si fuese un faraón.

Los griegos creían que toda persona tenía un espíritu protector, o daemon, que estaba presente el día de su nacimiento y que cuidaba de ella durante su vida. Este espíritu tenía una relación mística con el dios en cuyo día de cumpleaños la persona nacía. Los romanos también aceptaban esta idea. [...] Esta idea fue transmitida al campo de las creencias humanas y se refleja en la idea del ángel custodio, el hada madrina y el santo patrón [...] La costumbre de las tortas o bizcochos con las velas encendidas comenzó con los griegos [...] Se ponían sobre los altares del templo de [Artemisa] tortas redondas como la luna, hechas con miel, que tenían cirios encendidos. [...] La creencia folclórica es que las velas de cumpleaños están dotadas de magia especial para conceder deseos. [...] Los cirios encendidos y los fuegos relacionados con sus sacrificios han tenido un significado místico especial desde el tiempo en que el hombre comenzó a erigir altares a sus dioses. De modo que las velas de cumpleaños rinden honra y tributo a la criatura que celebra su cumpleaños y le traen buena suerte. [...] Los saludos de cumpleaños y las felicitaciones son parte intrínseca de esta fiesta. [...] Originalmente la idea estaba arraigada en la magia. [...] Los saludos de cumpleaños tienen poder para bien o para mal porque en este día uno está más cerca del mundo de los espíritus.[4]

Other Languages
Afrikaans: Verjaarsdag
Ænglisc: Byrddæg
العربية: عيد ميلاد
ܐܪܡܝܐ: ܒܝܬ ܝܠܕܐ
অসমীয়া: জন্মদিন
azərbaycanca: Ad günü
تۆرکجه: آد گونو
български: Рожден ден
বাংলা: জন্মদিন
བོད་ཡིག: འཁྲུངས་སྐར།
bosanski: Rođendan
català: Natalici
čeština: Narozeniny
Deutsch: Geburtstag
English: Birthday
Esperanto: Naskiĝtago
euskara: Urtebetetze
فارسی: جشن تولد
français: Anniversaire
Frysk: Jierdei
galego: Aniversario
עברית: יום הולדת
hrvatski: Rođendan
Հայերեն: Ծննդյան օր
Bahasa Indonesia: Ulang tahun
Iñupiak: Annivik
íslenska: Afmæli
italiano: Compleanno
日本語: 誕生日
Basa Jawa: Ambal warsa
ಕನ್ನಡ: ಜನ್ಮದಿನ
한국어: 생일
Latina: Natalis
lumbaart: Anniversari
latviešu: Dzimšanas diena
македонски: Роденден
മലയാളം: പിറന്നാൾ
монгол: Төрсөн өдөр
मराठी: वाढदिवस
Bahasa Melayu: Hari lahir
Nedersaksies: Verjaordag
Nederlands: Verjaardag
norsk nynorsk: Fødselsdag
ਪੰਜਾਬੀ: ਜਨਮਦਿਨ
polski: Urodziny
português: Aniversário
Runa Simi: Wata hunt'ay
română: Zi de naștere
srpskohrvatski / српскохрватски: Rođendan
සිංහල: උපන් දිනය
Simple English: Birthday
slovenčina: Narodeniny
slovenščina: Rojstni dan
Gagana Samoa: Aso fanau
српски / srpski: Рођендан
svenska: Födelsedag
тоҷикӣ: Зодрӯз
Tagalog: Kaarawan
Türkçe: Doğum günü
українська: День народження
اردو: سالگرہ
Tiếng Việt: Sinh nhật
ייִדיש: געבורטס טאג
中文: 生日
Bân-lâm-gú: Seⁿ-ji̍t
粵語: 生日