Cumbia chilena

Cumbia chilena
Orígenes musicales Cumbia colombiana
Orígenes culturales Flag of Chile.svg  Chile
Instrumentos comunes Bajo, bongos, congas, güira, guitarra, piano, timbaletas, trompetas, trombón, tumbadoras, voz y coros.
Popularidad Años 1960-actualidad
Subgéneros
Nueva cumbia chilena, cumbia romántica chilena, cumbia tropical chilena, sound
[ editar datos en Wikidata]

La cumbia chilena, un subgénero derivado de la cumbiagénero musical y baile folclórico tradicional de Colombia—,[3]

Historia

La Sonora de Tommy Rey en una gira de la Teletón.

Orígenes

Los orígenes de la cumbia en Chile se remontan a los años 1960, cuando el venezolano Luisín Landáez[n 4] y otros temas en Chile.

En la comuna de Quinta Normal en la ciudad de Santiago,[8] Luego canciones como «El caminante», «Los domingos» y «El galeón español» se hicieron muy populares. En los años 1970 el subgénero tuvo tal aceptación que varios grupos chilenos que tocaban ritmos centroamericanos en hoteles y boites derivaron a la cumbia.

Una de las cumbias chilenas más escuchadas es « Un año más», del coquimbano Hernán Gallardo Pavéz —grabada en 1977 por Los Vikings 5 y en 1978 por la Sonora Palacios—,[9] que se trasformó en un verdadero himno para los años nuevos o cumpleaños.

La más bailada

Se cree que la cumbia chilena es la música más bailada en la historia de Chile, por la simplicidad de sus pasos. Desde su inicio ha estado presente en toda fiesta o celebración, no importando la clase social ni la edad, incluso en las celebraciones de Fiestas Patrias, donde se escucha y baila a la par o por sobre la cueca, el baile nacional.[10]

Los combos

Los combos de cumbia chilena, llamados sonoras u orquestas, se caracterizan por ser agrupaciones constituidas de diez o más músicos. Sus principales exponentes son la Orquesta Huambaly, La Sonora de Tommy Rey, la Sonora Palacios, Los Vikings 5, Giolito y su combo y Pachuco y la Cubanacán.

Nueva generación

Desde 2008, las grandes orquestas bailables chilenas han tenido un recambio generacional importante, haciendo surgir agrupaciones mucho más profesionales y con un público objetivo determinado. Su fórmula es conservar el criterio musical de antaño, pero con arreglos y propuestas musicales modernas, usando herramientas audiovisuales atractivas unidas a un marketing directo, una administración confiable y una puesta de escena atractiva.[ cita requerida]

Other Languages