Cultura de Lituania

La cultura de Lituania combina la herencia nativa, representada por el idioma lituano, con aspectos culturales nórdicos y tradiciones cristianas resultantes de sus vínculos históricos con Polonia. Si bien existen similitudes lingüísticas y fuertes vínculos culturales con Letonia, en varios momentos de su historia Lituania recibió influencia de las culturas nórdica, germánica y eslava. Varios cambios culturales adicionales se han dado en este país báltico a partir de la recuperación de la independencia en 1991, tras haber sido ocupado y anexado en 1940 por la desaparecida Unión Soviética.

Composición étnica

Lituania tiene la población étnicamente más homogénea de los países bálticos. En el censo de 2001, 83.45% la población se identificó a sí misma como lituana étnica, 6.74% como Pueblo polaco, 6.31% como Pueblo ruso, 1.23% como bielorruso y 2.27% como miembros de otros grupos étnicos.[1] los polacos en Lituania están concentrados en la región de Vilna, facilitando que el partido de base étnica Acción Electoral de los polacos en Lituania (AWPL), pueda ejercer cierta influencia. En cambio los rusos en Lituania están más diseminados por todo el territorio lituano.

El pueblo lituano puede dividirse en cinco grupos principales: samogitios, yotvingios, aukstaitijanos, dzukijanos y lituanos prusos,[2] a pesar de que estos últimos casi se han extinguido. Sin embargo, los habitantes de las ciudades son llamados lituanos en forma general.

La composición étnica de los lituanos ha cambiado significativamente a lo largo de su historia. Uno de los cambios más importantes ha sido el exterminio del pueblo judío durante el Holocausto. Antes de la Segunda Guerra Mundial casi el 7,5% de la población lituana era de origen judío y se los conocía como litvaks. El 30% de la población de Vilna era judía. Casi todos los lituanos judíos fueron asesinados por los nazis o emigraron y el censo de 2001 solo contabilizó 4007 judíos.[1]

Other Languages