Cultura de Camboya

La apsara, la danza clásica jemer que se remonta a las antiguas cortes de Angkor.

La Cultura de Camboya o Cultura Jemer es el conjunto de características que conforman la identidad social, histórica y antropológica de la etnia Jemer en el Sureste Asiático. La Cultura Jemer está presente en el moderno Reino de Camboya, pero debido a los rastros del antiguo Imperio de Angkor, ella comprende también núcleos significativos en los países circunvecinos cuyos territorios formaron parte de dicho Imperio y que son Tailandia, Laos, Vietnam y Birmania. Debido a las migraciones jemeres al exterior, sobre todo hacia Europa, Norteamérica y Oceanía, actualmente existen grupos que comparten la identidad jemer. Existen además en el territorio camboyano grupos minoritarios no jemeres, pero para los cuales el nombre de Cultura Camboyana les sería más preciso.

Identidad nacional

"Camboya" en escritura jemer.

La cultura jemer, desarrollada y esparcida por el Imperio jemer, tiene estilos distintivos de baile, arquitectura, y escultura que han influido en gran manera en Laos y Tailandia. Entre los notables artistas recientes figuran el cantante Sinn Sisamouth (quien introdujo nuevos estilos musicales al país) y más tarde la cantante Meng Keo Pichenda.

Bonn Om Teuk (la Fiesta de Carreras de Barcos), la competencia anual de remo, es la fiesta camboyana más grande. Se celebra a fines de la temporada de lluvias, cuando el río Mekong empieza a bajar a sus niveles normales. Aproximadamente asiste el 10% de la población. Los juegos populares incluyen peleas de gallos, fútbol, y dar patadas a un sey, que es parecido a un balón de Hacky attack .

El arroz es el cereal básico, como en los otros países del sudeste asiático, y el pescado obtenido del río Mekong y del lago Tonlé Sap también son una parte importante de la dieta. En el 2000 el suministro per cápita de pescado y de productos de pescado para la alimentación y el comercio fue de 20 kg anuales o 55 g diarios [1]. Del pescado se hace prahok, un manjar jemer que se puede almacenar durante más tiempo. En general, la cocina de Camboya se parece a la de sus vecinos del sudeste asiático. No se conoce en el mundo tanto como las de Tailandia y Vietnam. Se ha descrito como menos picante que la cocina tailandesa.

Por costumbre camboyana se enseña: que una persona que no se despierta antes del amanecer es perezosa, que hay que decir a los padres o a los mayores donde se va y a que hora se regresa, que hay que cerrar las puertas suavemente o si no se tiene mal genio, que no hay que sentarse con las piernas cruzadas ya que esto sólo lo hacen los maleducados, y que hay que permitir a los demás hablar más que lo que habla uno mismo.

La cultura jemer está muy jerarquizada. Cuanto mayor es la edad de una persona, más respeto hay que tenerle. A cada uno se le dirige con un título jerárquico antes del nombre (y a veces se abrevia el nombre). En algunos casos, se nombra a una persona mayor con un título familiar aunque no haya parentesco, por respeto a su edad. Usar un título incorrecto se supone que es el resultado de una educación inapropiada o falta de respeto a los ancianos.

Los camboyanos por tradición llevan un pañuelo a cuadros llamado kroma, que es lo que distingue a los jemeres de sus vecinos de los países limítrofes. El kroma se usa por muchos propósitos incluyendo la moda, la protección del sol, una ayuda para los pies cuando se trepa un árbol, una hamaca para niños, una toalla, o un pareo. También se puede fácilmente transformar en una muñeca para jugar. Bajo los Jemeres Rojos, todos los jemeres fueron obligados a llevar un kroma a cuadros rojos.

En la cultura jemer, se prohíbe tocar a la cabeza de una persona, porque se cree que la cabeza contiene el alma. Se considera muy irrespetuoso señalar a una persona con los pies, o dormir con los pies dirigidos hacia una persona, porque ellos son la parte más baja del cuerpo y se consideran impuros.

Una creencia de tradición jemer que enseñan los monjes es que hay tres ilusiones o adicciones que conducen al hombre a la autodestrucción: la mujer, el alcohol, y el juego (srey, srai, la-baing).

Casi todo hombre y mujer jemer lleva un collar con un colgante de Buda. Algunos de estos colgantes son destinados para protegerse de los espíritus malignos y otros para atraer la buena suerte.

No es raro en la cultura jemer que un individuo sustituya su nombre propio por otro nuevo. Un ejemplo de esto son dirigentes de los jemeres rojos como Saloth Sar o Chhit Choeun ( Pol Pot y Ta Mok, respectivamente). Esta costumbre responde a la interpretación budista del cambio y de la disolución del propio ego.

Other Languages