Cueva de Oxtotitlán

Cueva de Oxtotitlán
Mural1,Oxtotitlan cave,Guerrero.JPG
Mural 1 de la Cueva de Oxtotitlán
Nombre: Cueva de Oxtotitlán
Ubicación Acatlán, municipio de
Chilapa de Álvarez,
Guerrero, Flag of Mexico.svg México
Cultura Olmeca
Lenguaje Olmeca
Período Preclásico
Fundación Aproximadamente 900 a. C.
Declinación Postclásico
Página Web Oficial No existe

La Cueva de Oxtotitlán es el nombre de un refugio rocoso natural y un sitio arqueológico atribuido a la cultura olmeca, ya que contiene iconografía de dicha cultura. Se localiza en la localidad de Acatlán, municipio de Chilapa de Álvarez ( Guerrero, México). Como su nombre lo indica, se trata de un sitio ubicado en el interior de una caverna. Incluye varias piezas de pintura rupestre. Junto con las cercanas grutas de Juxtlahuaca, la Cueva de Oxtotitlán representa uno de los primeros ejemplos de pintura artística sofisticada en Mesoamérica.[1] hasta la fecha. En contraste con las pinturas de Juxtlahuaca, las de Oxtotitlán no se encuentran sólo en el interior del abrigo rocoso, sino también en el exterior, sobre la entrada de la caverna.

Las pinturas han sido identificadas con varias fechas, probablemente 900 a. C.[3] No se sabe a ciencia cierta qué grupo o sociedad las pintó. Tampoco se sabe cómo pudo haber influencia de arte olmeca en pinturas a cientos de kilómetros de distancia del área nuclear olmeca, aunque hay muchos dibujos estilo olmeca en la cueva, incluyendo uno similar al del altar 4 de La Venta.

El sitio fue investigado durante la década de 1960 a 1970 por David Grove. Sus trabajos contienen registros detallados de la zona arqueológica, que se localiza en el cerro de Quiotepec, a un kilómetro de la población de Acatlán.

Asimismo, Grove registró fotográficamente algunos textiles que estaban en poder de los habitantes de Acatlán, quienes informaron que esos tejidos fueron hallados en el interior de la cueva 2.[3]

Descripción

Oxtotitlán en relación con otros sitios del preclásico, indicando influencia olmeca en los registros arqueológicos.

Las pinturas abarcan en su totalidad unos 200 metros cuadrados. Existen trabajos de restauración en 10 paredes, se espera que al culminar los estudios científicos se establecera el origen de las pinturas utilizadas en los diseños.[4]

Los ejemplos más conocidos de las pinturas de Oxtotitlán los constituyen aquéllos que forman el grupo central. Se trata de dos murales policromos, uno de los cuales representa un personaje sentado sobre una serpiente mitológica y porta una máscara que, según Grove, podría ser una representación de un búho. El otro mural del grupo central ha sido gravemente dañado por la acción del tiempo y el ambiente, haciendo difícil su identificación. En el interior, los murales son monocromos (de blanco y negro), o bien, bicromos, combinando elementos de color rojo y negro.

A diferencia de Juxtlahuaca, es posible que Oxtotitlán se encuentre relacionado con una zona habitacional,[6]

Other Languages