Cuestión de Tacna y Arica

Cuestión de Tacna y Arica
Flag of Peru.svg
Flag of Chile.svg

Cartel-cautiverio-de-tacna.jpg
Cartel propangandístico dedicado a la población peruana de Tacna y Arica durante la ocupación chilena. Revista Mundial de Lima.
Fecha 1894- 1929 (35 años)
Jurisdicción/es Provincia de Tacna y Arica, Flag of Chile.svg  Chile
Departamento de Tacna, Flag of Peru.svg Perú[nota 1]
Causas Incumplimiento del Tratado de Ancón
Mediación Flag of the United States.svg  Estados Unidos
Suscripción(es)
( Tratado o acuerdo)
Tratado de Lima
Negociación
Entidades enfrentadas
Flag of Peru.svg República Peruana Flag of Chile.svg  República de Chile
Representantes
Ricardo Ortiz de Zevallos (1895)
Guillermo Billinghurst (1898)
Manuel Álvarez Calderón (1902-1905)
Guillermo Seoane (1907-1908)
Wenceslao Valera Olano (1912-1913)
Augusto B. Leguía (1928-1929)
Pedro José Rada y Gamio (1929)
Máximo Lira (1895)
Juan José Latorre (1898)
Antonio Huneeus Gana (1902-1905; 1912-1913)
Federico Puga Borne (1907-1908)
Emiliano Figueroa Larraín (1928-1929)
[ editar datos en Wikidata]

La Cuestión de Tacna y Arica o Caso Tacna-Arica es la denominación que recibe el problema del cumplimiento el Tratado de Ancón, que establecía que Tacna y Arica estarían en posesión de Chile por el plazo de diez años, hasta que un plebiscito determinara su destino. Este nunca se realizó y la cuestión se prolongó hasta 1929, con la firma del Tratado de Lima que estableció la reincorporación de Tacna al Perú, mientras que Arica permaneció bajó la soberanía chilena hasta la actualidad.

Negociaciones antes de 1894

El Tratado de Ancón fue firmado el 20 de octubre de 1883, y según se dijo en ese momento, el plebiscito debía realizarse aproximadamente en marzo de 1894. No se realizó en esa fecha ni se realizaría nunca.

Artículo 3º: El territorio de las provincias de Tacna y Arica, que limitan por el norte con el río Sama, desde su nacimiento en las cordilleras limítrofes con Bolivia hasta su desembocadura en el mar; por el sur, con la quebrada y río de Camarones; por el oriente, con la república de Bolivia; y por el poniente con el mar Pacífico, continuará poseído por Chile y sujeto a la legislación y autoridades chilenas durante el término de diez años, contado desde que se ratifique el presente tratado de paz. Expirando este plazo, un plebiscito decidirá, con votación popular, si el territorio de las provincias referidas queda definitivamente del dominio y soberanía de Chile, o si continúa siendo parte del territorio peruano. Aquel de los dos países a cuyo favor queden anexadas las provincias de Tacna y Arica, pagará al otro diez millones de pesos moneda chilena de plata o soles peruanos de igual ley y peso de aquella

Tratado de Ancón de 1883

Tacna y Arica eran ciudades peruanas, que vivían una de la otra y eran centro comercial, político y administrativo de la zona sur del Perú. En el Perú eran llamadas las "cautivas".

A inicios de 1893 el ministro peruano Juan Mariano Jiménez pide a Chile la realización del plebiscito en cumplimiento del Tratado de Ancón. El Perú sostenía que el tratado otorgaba a Chile diez años de administración, y por tanto luego de este tiempo las provincias volvían a la administración peruana quien debía dirigir el plebiscito.

El Perú propone en agosto de 1893, enmarcada dentro del plebiscito propuesto por el Tratado de Ancón, en caso de ganar el Perú ofrecía a Chile ventajas aduaneras. Chile también rechazo la propuesta.

El Perú propone a finales de 1893, que el plebiscito se debía realizar el 28 de marzo de 1894, y de no realizarse, una potencia amiga debería arbitrar a quién le correspondería la posesión material de las provincias. Chile no responde a la propuesta peruana.

Las propuestas peruanas hizo ver a Chile la posición precaria en la que se encontraba en caso de realizarse un plebiscito en Arica y Tacna. Las autoridades chilenas comenzaron a diseñar estrategias ante la perspectiva cada vez más cercana de la realización del plebiscito a que se refería el Tratado de Ancón.

A principios de 1894 se empezó a discutir la forma del plebiscito. Se enfrentaron las posiciones peruanas y chilenas en dos temas clave, a quien entregar el voto y las indemnizaciones y ocupaciones.

Sobre el voto no había consenso. Chile insistía que era necesario como requisito para votar saber leer y escribir, lo que excluía a una numerosa masa indígena peruana. El Perú, por su parte, no quería que votaran los solteros y los que no tuvieran residencia estable, lo que perjudicaría a Chile.

En el tema de las indemnizaciones y ocupaciones, hubo acuerdo en que cada el país que perdiera se quedaba con alguna porción del territorio en disputa y, ante tal situación se debía reducir el monto de la indemnización, pues no se perdería el territorio completo.

La propuesta del Perú era que: si Chile perdía, la frontera sería la ribera norte de la quebrada de Vítor en Arica. Si Perú perdía, la frontera sería la ribera sur de la quebrada Quero en Arica. El perdedor pagaría 7.000.000 de pesos, en lugar de los 10.000.000 originales.

La propuesta del Chile era realizar el plebiscito solo en la región Camarones-Vítor, y la indemnización bajaba a 4.000.000 pesos.

Finalmente no se llegó a un acuerdo para realizar el plebiscito.

Other Languages