Cuentacuentos

El origen del cuentacuentos, en la tradición del hogar, en una pintura alemana de 1884.

Un cuentacuentos (traducción al español del término inglés storyteller), también llamado contador, cuentista o cuentero, es un narrador oral de cuentos e historias.[1]

Géneros usados por el cuentacuentos

  • La Anécdota, del griego anékdotos, es una relación o noticia, breve, de algún suceso particular más o menos notable. Normalmente un personaje de edad mayor, como el abuelo, personas que viven una vida de aventuras, viajeros y similares, están en el centro de la anécdota.[2]
  • El Relato es toda narración y más específicamente cualquier sucesión de hechos, reales o no, sin un nudo dramático estricto.
  • La Leyenda: Género muy universal. La leyenda está siempre en el origen de cada pueblo y aunque puede resultar fantástica, en realidad puede tener una lejana inspiración histórica. Están ligadas al tema de la creencia. Así como el cuento tiene una función eminentemente lúdica, las leyendas tienen por función dar una explicación o un esclarecimiento.
  • El Mito forma parte de la cosmogonía de una región o de un pueblo.
  • El Cuento: Según la definición de Enrique Anderson Imbert, «el cuento es una ficción en prosa, breve, pero con un desarrollo tan formal que, desde el principio, consiste en satisfacer de alguna manera un urgente sentido de finalidad.»
  • Cuentos de espantos: El género de terror y espanto ha sido siempre atractivo a los pueblos y tiene mucho que ver con las leyendas y los mitos.[3]
  • El culebrero: En algunas regiones se trata de la caricatura del comerciante que en las plazas anuncia sus productos de manera creativa, utilizando la cuentería como medio de atraer la atención.
  • La Fábula: Se trata de un género antiquísimo. Es un tipo de composición breve que desemboca en una moraleja y en la que los protagonistas son generalmente animales que representan a seres humanos.
Other Languages
català: Contaire
français: Conteur