Cuauhpopoca

Cuauhpopoca (?- Tenochtitlan 1519) ( náhuatl kwaw- popōca, Águila humeante) fue un noble mexica. Era el señor de Coyohuacan y vivió en una guarnición cercana a Tuxpan, donde era regidor-cobrador de tributos de la zona de Nautla, en el norte del actual Estado de Veracruz. Nautla o en idioma náhuatl Nauh-tlan (Cuatro lugares) era una provincia totonaca que estaba bajo el dominio del Imperio azteca, el lugar había sido bautizado durante la expedición de Juan de Grijalva como "Nueva Almería".

Antecedentes y batalla de Nautla

Códice de Mendoza donde se muestra un fragmento de los tributos requeridos a los pueblos sometidos por Moctezuma
Guerreros aztecas, códice Mendoza

El 22 de abril de 1519, Hernán Cortés estableció una guarnición en la Villa Rica de la Vera Cruz, poco después comenzó su avance hacia Tenochtitlan con la mayor parte de sus fuerzas armadas, dejando al capitán Juan de Escalante como alguacil mayor de la Villa Rica, al mando de sesenta soldados, los cuales eran los más viejos y los heridos.

Cortés había realizado alianzas con los totonacas de Cempoala y otros pueblos cercanos quienes tributaban al regidor mexica Cuauhpopoca. De acuerdo a la crónica de Díaz del Castillo y a la crónica de López de Gómara, Doña Marina por orden de Cortés, habló con los totonacas convenciéndolos de no pagar más tributo, por lo que pronto Cuauhpopoca amenazó con destruir las poblaciones totonacas.

Los totonacas acudieron al capitán Juan de Escalante para pedir ayuda, quién había recibido previas instrucciones de Cortés para respaldarlos. Escalante ordenó prender a los recaudadores mexicas, y de esta forma comenzaron las hositilidades. Dos mil totonacas y cuarenta soldados españoles se enfrentaron en una batalla contra los mexicas en las llanuras de Nautla, entre los ríos Nautla y Misantla, sin embargo los mexicas comenzaron a doblegar a los totonacas quienes prefirieron abandonar a los conquistadores españoles. Escalante comenzó la retirada hasta Nautla lugar que en represalía incendiaron, pero él y otros seis soldados fueron gravemente heridos, pudieron llegar hasta Villa Rica, pero los siete murieron tres días más tarde a consecuencia de las heridas.

Las fuerzas de Cuauhpopoca lograron capturar vivo a un soldado español llamado Argüello natural de León, quién fue decapitado. Cuauhpopoca envió a Tenochtitlan un comité con la cabeza de Argüello para mostrar a Motecuhzoma la vulnerabilidad de los españoles. Sin embargo el emperador se horrorizó al ver la cabeza y ordenó no ofrecerla en sacrificio a ninguno de sus dioses.[1]

Other Languages