Cuadro de infantería

Cuadros de infantería suiza avanzando durante la batalla junto al castillo de Grandson.

El cuadro de infantería es una formación defensiva formada con compañías que se disponen creando un cuadro apretado en el que los soldados de la primera fila sacan las bayonetas mientras que los soldados de las filas de atrás disparan sobre las tropas que les atacan.

La función de esta formación de infantería consistía en rechazar los ataques de la caballería (que siempre cargaba en columnas o en líneas) y, sin el apoyo de otras armas, los jinetes casi nunca lograban traspasarla.

El uso de esta formación fue imprescindible durante la Batalla de las Pirámides, en la que Napoleón Bonaparte se tuvo que enfrentar en inferioridad numérica a las cargas de los mamelucos, una de las mejores tropas de caballería de aquella época.

“Un frente cerrado o un cuadro de buena infantería resiste a una masa de kirguises diez veces más numerosa...” ( Miguel Strogoff, de Julio Verne)

Historia

La infantería suiza

Durante el siglo XV la infantería suiza estaba organizada según el principio de las falanges macedonias, cuadros de infantes muy próximos entre sí armados con picas de 5 o más metros que contienen y ensartan a la caballería, desordenándola y frenándola. Estas formaciones permitían a las tropas de la Confederación suiza enfrentarse a ejércitos numéricamente superiores y salir victoriosas.

Los tercios españoles

Tercios españoles durante la Batalla de Rocroi.

A finales del siglo XV surgen en España los tercios, que se basan en el modelo de la infantería suiza al que se le suma la experiencia adquirida durante la Reconquista y las campañas en Italia. Los tercios españoles se caracterizaron por la incorporación de arcabuceros y ballesteros que se situaban en los laterales del cuadro o tras las primeras filas y se encargaban de diezmar al enemigo mientras cargaba.

Siglos XVIII y XIX

Durante estos siglos se da un aumento de la importancia de la caballería en el campo de batalla, debido a las nuevas formas de combatir, con toda la infantería armada con fusil y bayoneta. Dada la lentitud del proceso de carga del fusil y de que en la práctica es imposible acertar con seguridad a una distancia mayor de 100 m, una fuerza capaz de avanzar a gran velocidad por el campo de batalla y efectuar una carga impetuosa parece de gran utilidad. Por este motivo, la formación en cuadro vuelve a recobrar mucha importancia, ya que permite resistir las cargas de la caballería sin apenas pérdidas.

La Guerra del Pacífico

Durante la conflagración que enfrentó a una alianza peruano- boliviana contra Chile los escasos medios de los que disponía el ejército boliviano hicieron que se usaran medios y técnicas muchas veces ya en desuso. Por parte del bando aliado tuvieron un papel destacado las trópas de élite bolivianas llamadas Colorados de Bolivia o Batallón Alianza que usaron esta formación ante el escepticismo de sus aliados peruanos en la Batalla del Alto de la Alianza, haciendo retroceder a la caballería chilena en varias ocasiones e incluso pasando al contraataque y capturando algunas armas al enemigo. Sin embargo la superioridad en medios técnicos y en número hicieron que al final de 4 horas de combate la artillería chilena acabara con este famoso batallón de infantería.

Other Languages