Cruzada albigense

Cruzada albigense
Cartes Occitanie.png
Fecha 1209-1229
Lugar Languedoc, Francia
Resultado Victoria decisiva de los Estados Pontificios, el reino de Francia y los cruzados
Beligerantes
Cruzados

Estados Pontificios

Reino de Francia
Cátaros

Condado de Tolosa

Corona de Aragón
Comandantes
Papa Inocencio III

Papa Honorio III
Papa Gregorio IX
Simón de Montfort
Amaury VI de Montfort
Felipe II de Francia

Luis VIII de Francia
Raimundo Roger Trencavel

Raimundo VI de Tolosa
Raimundo VII de Tolosa

Pedro II de Aragón 
[ editar datos en Wikidata]
Catedral de Albi, localidad francesa que dio nombre al movimiento religioso combatido por la fuerza por la Iglesia católica.

La cruzada albigense —denominación derivada de Albi, ciudad situada en el suroeste de Francia—, también conocida como cruzada cátara o cruzada contra los cátaros, fue un conflicto armado que tuvo lugar entre 1209 y 1244, por iniciativa del papa Inocencio III con el apoyo de la dinastía de los Capetos (reyes de Francia en la época), con el fin de reducir por la fuerza el catarismo, un movimiento religioso calificado como herejía por la Iglesia católica y asentado desde el siglo XII en los territorios feudales del Languedoc, favoreciendo la expansión hacia el sur de las posesiones de la monarquía capetana y sus vasallos.

La guerra, que se desarrolló en varias fases, se inició con el enfrentamiento entre los ejércitos de cruzados súbditos del rey Felipe Augusto de Francia con las fuerzas de los condes de Tolosa y vasallos, provocando la intervención de la Corona de Aragón que culminó en la batalla de Muret. En una segunda etapa, en la que inicialmente los tolosanos alcanzaron ciertos éxitos, la intervención de Luis VIII decidió la sumisión del condado certificada por el Tratado de París (1229). En una prolongada fase final, las operaciones militares y las actividades de la recién creada Inquisición se centraron en la supresión de los focos de resistencia cátara, que, desprovistos de sus apoyos políticos, terminaron por ser reducidos. La guerra destacó por episodios de gran violencia, provocó la decadencia del movimiento religioso cátaro, el ocaso de la hasta entonces floreciente cultura languedociana y la conformación de un nuevo espacio geopolítico en Europa occidental.

Geopolítica occitana de la época

Mapa del territorio en vísperas de la batalla de Muret.

A principios del siglo XIII, las regiones del Languedoc se encontraban bajo el dominio de varios señores:

Las cinco diócesis cátaras —Albi, Cahors, Carcasona, Narbona y Toulouse—, e incluso Agen, ocupaban casi exactamente los territorios de los grandes señores feudales del Languedoc. Los cátaros recibían el apoyo de algunos nobles y habían logrado asentarse gracias a la acción ejemplar de los Perfectos —seguidores cátaros de una vida ascética— y a la incapacidad del clero católico. Los Perfectos y Perfectas no eran muy numerosos, pero una gran parte de la población toleraba su doctrina e incluso la favorecía.[1]

Other Languages
Esperanto: Albigensismo
Bahasa Indonesia: Perang Salib Albigensian
한국어: 알비 십자군
norsk bokmål: Albigenserkorstoget
português: Cruzada Albigense
srpskohrvatski / српскохрватски: Katarski krstaški rat
Simple English: Albigensian Crusade