Croatas de Bosnia-Herzegovina

Croatas de Bosnia-Herzegovina
Bosanskohercegovački Hrvati
DemoBIH1991.png
Idioma Idioma croata
Religión mayoritariamente católicos
Asentamientos importantes
1.º Bandera de Bosnia y Herzegovina  Bosnia y Herzegovina: 571.317[1]
2.º Bandera de Turquía  Turquía: 300.000
3.º Bandera de Alemania  Alemania: 180.000
4.º Bandera de Serbia  Serbia: 136.087 [+19,503] (2002)[2]
5.º Bandera de Estados Unidos  Estados Unidos: 130.000
6.º Bandera de Austria  Austria: 90.000
7.º Bandera de República de Macedonia  República de Macedonia: 63.272 [+28,714] (2003)[4]
8.º Bandera de Suecia  Suecia:54.000
9.º Bandera de Suiza  Suiza:40.000
10.º Bandera de Australia  Australia:35.000
11.º Bandera de Canadá  Canadá:30.000
12.º Bandera de Países Bajos  Países Bajos:25.000
13.º Bandera de Eslovenia  Eslovenia:21.542 (2002)[5]
14.º Bandera de Croacia  Croacia:20.755 (2001[6]
16.º Bandera de Dinamarca  Dinamarca:16.000
17.º Bandera de Noruega  Noruega:12.000
18.º Bandera de Francia  Francia:10.000
19.º Bandera de Reino Unido  Reino Unido:8.000
20.º Bandera de Rusia  Rusia, Bandera de Ucrania  Ucrania, Bandera de Bielorrusia  Bielorrusia:5.000
21.º Bandera de Bélgica  Bélgica:4.000
22.º Bandera de Luxemburgo  Luxemburgo:3.000
23.º Bandera de Irlanda  Irlanda:2.000
24.º Bandera de Nueva Zelanda  Nueva Zelanda:1.000
25.º Resto del mundo:?
[ editar datos en Wikidata]

Los croatas de Bosnia-Herzegovina (en croata, Bosanskohercegovački Hrvat; plural: Bosanskohercegovački Hrvati, pronunciado en croata, Bosanskojertzegovatchki Jrvat, Bosanskojertzegovatchki Jrvati), o bosniocroatas, son un pueblo perteneciente al grupo de los eslavos del sur, de la península Balcánica. Aunque su país de origen es Bosnia-Herzegovina, y se suela afirmar que son los croatas de Bosnia-Herzegovina, su realidad es que son croatas que habitan históricamente en el territorio de la actual Bosnia y Herzegovina.

Historia

Al ser el tercer grupo más numeroso por origen étnico en Bosnia y Herzegovina, tras los bosnios musulmanes y los serbios, son en la actualidad una de las étnias constitutivas de la actual federación de Bosnia y Herzegovina, y por consiguiente, de Bosnia y Herzegovina.[7]

Los croatas de Bosnia y Herzegovina han hecho significantes contribuciones tanto en la antigua Yugoslavia como a la actual cultura de Bosnia y Herzegovina. Su idioma materno es el croata, y muchos de ellos se identifican como católicos apostólicos romanos, a la vez que existe una minoría de ellos que se declara como ateos.

Inicios

Coronación del rey Tomislav, pintura de Oton Iveković.

Los croatas de Bosnia-Herzegovina son un grupo étnico nativo de Bosnia-Herzegovina (según lo considerado por el alto tribunal bosnioherzegovino) y su presencia en éste territorio puede datarse hasta el siglo 7moC.E.. Los primeros asentamientos croatas estuvieron situados en lo que actualmente es la Croacia moderna y en ciertas regiones de la moderna Bosnia y Herzegovina.[10]

Posteriormente a su llegada, asimilaron a los anteirores habitanes de la región, los ilírios y a los romanos durante la gran migración de los eslavos.[12]

El segundo hecho que marcaría la historia de los croatas de Bosnia y Herzegovina sería la coronación de Tomislav, el primer rey de Croacia, cerca de 925, en los campos de Županjac.[9] Una característica básica de éste periodo en Croacia fue su aislamiento del resto de sucesos culturales y políticos de Europa, lo que resultó en un pequeño número de movimientos seculares.

Alta y baja edad media

En 1102 Croacia entró a una unión con el reino magiar. Tras ello, Bosnia; anterior parte del primer reino de Croacia,[16] Por lo tanto, el Reino de Bosnia emergió, pero parte del actual territorio de Bosnia y Herzegovina se mantuvo bajo el Reino de Hungría-Croacia.

En cuanto a la religión, Bosnia estaba más cerca de Croacia que de las tierras habitadas por los ortodoxos en el oriente, y la diócesis de Bosnia es luego mencionada en la literatura católica del s. Xi como de ese credo, la que luego quedó bajo el dominio de la jurisdicción de la Arquidiócesis de Split, y en el s. XII quedó bajo la jurisdicción de la Diócesis de Ragusa. Otra conexión que Croacia reclama con la Bosnia católica es que los gobernadores y nobles Bosnios usaban siempre el título político de " ban", en singular similaritud a sus contrapartes croatas.[18]

Debido a la carencia de registros históricos de la época en esta región, no hay figuras definidas para citar qué credos eran los practicados y cuáles eran las cifras que componían la distribución religiosa de la Bosnia medieval. Sin embargo, los estudiosos croatas en general sugieren que la mayoría de la población de la Bosnia medieval eran católicos que, según lo retrata el historiador Zlopaša, estaban compuestos por entre 700.000 a 900.000 de la población total de Bosnia. Se cita a su vez que tan sólo 100.000 eran bogomilos y otros 100.000 eran cristianos ortodoxos.[19]

Siglos XV-XIX

La emigración de los católicos de Bosnia y Herzegovina tras la invasión del Imperio otomano.

Del siglo 15 hasta el 19 los no-musulmanes y los croatas de Bosnia y Herzegovina de la actualidad fueron objeto de la persecución y conversión forzada al Islam por parte de los otomanos, lo que les causó muchas bajas y/o la salida masiva de sus connacionales del área.

A mediados del s. XVI, los turcos iniciarían su invasión a Bosnia. En 1451 se tomaron la provincia de Vrhbosna y conquistarían a toda Bosnia central en 1463. Herzegovina sería posteriormente conquistada en 1481, mientras que el noreste de Bosnia estaría aún bajo el dominio de Croacia y Hungría hasta 1527, cuando al fin cayó en manos de los turcos otomanos.[20]

Tras la conquista turca, muchod Bosnios católicos serían forzados a convertirse al Islam,[19]

Las fronteras actuales de Bosnia y Herzegovina serían trazadas en 1699, con el Tratado de Karlowitz, el cual se firmaría con el fin de establecer la paz entre Austria-Hungría y el imperio turco. Otro significante evento para los croatas de Bosnia-Herzegovina sería el acuerdo fronterizo establecido entre la República de Ragusa y el imperio otomano, ya que los Raguseos, queriendo salvarse de éstos; prometen el entregar parte de su territorio en Neum, además de con ello evitar también la invasión de los ejércitos de la República Véneta.[22]

La actividad de la iglesia católica sería fuertemente limitada, ya que los otomanos preferían el crsitanismo ortodoxo porque el catolicismo era la fé de Austria, eneigos de los otomanos, mientras que la fe ortodoxa era común en Bosnia-Herzegovina, y por lo tanto era más aceptable para los otomanos. En los primeros 50 años del mandato otomano, muchos católicos huyeron de Bosnia y Herzegovina.[25]

Entre 1516 y 1524, una persecución de forma orquestada sistemáticamente, junto a que los turcos forzaron a la población local a la conversión a su fe más que todo, a los católicos locales; tendría lugar en Bosnia-Herzegovina.[26] Para éste año, los monasterios franciscanos en Kraljeva Sutjeska, Visoko, Fojnica, Kreševo y Konjic, y luego en Mostar fueron su objetivo.

Una de las formas de disgregarlos del área era mediante el Haraç, un impuesto que era cobrado a los no-musulmanes, similar al ázaque (o diezmo católico) cobrado entre musulmanes y a la contribución hecha por los devotos católicos a sus parroquias, por el derecho a labrar sus tierras. Se cree que durante este tiempo, más de 100,000 croatas serían convertidos al Islam. En 1528, los otomanos conquistarían Jajce y Banja Luka, tras lo que destruyeron las líneas de defensa croatas sobre el rio Vrbas.

Tras dicha conquista, el territorio de Croacia se reduce en unos 37,000 km². Durante el s. XVIII, el mandato de los otomanos en Bosnia y Herzegovina empezaría a debilitarse, y luego de las guerras de la época su mandato se redujo drásticamente; y el imperio otomano empieza a declinar demográficamente, y su civilización, su grandeza territorial, y otras reservas de fuerzas militares y de expansión cayeron, mientras que el territorio de Austria-Hungría, así como el del resto de naciones europeas, crecieron a su costa.

Siglos XIX-XX

Entre 1815 y 1878 la autoridad de los otomanos en Bosnia y Herzegovina estaba decreciendo de forma notable. Tras la reorganización del ejército del imperio otomano y la abolición de los jenízaros, la nobleza de Bosnia decide alzarse, siendo liderada por Husein Gradaščević, quien quería incrementar el grado de autonomía para Bosnia y Herzegovina y detener todo intento de reformas sociales futuras. Durante el s. XIX varias reformas fueron ejecutadas en orden de incrementar la libertad religiosa con lo que se allanarían las asperezas entre católicos, cristianos ortodoxos y musulmanes en Bosnia-Herzegovina. Prontamente, la debacle económica sirvió como un detonante para el acogimiento de los ideales y las influencias nacionalistas, provenientes de Europa, entre la élite y nobleza de Bosnia y Herzegovina. Desde que la administración estatal se hiciera muy desorganizada, surge la conciencia de una unidad e identidad nacional, y ésta hizo su aparición de forma muy notoria entre la población cristiana, con lo que el Imperio otomano perdió su control efectivo sobre Bosnia y Herzegovina.

El 19 de junio de 1875, los croatas católicos, liderados por Don Ivan Musić,[27] se rebelaron a causa de los altos impuestos que se cobraban en la Herzegovina Oeste. Su meta er a de subordinar a Bosnia al mandato del emperador de Austria, quien era el rey de Croacia respectivamente.

Durante la revuelta, en la que por primera vez los Bosniocroatas usadron la bandera croata,[30]

Durante el Imperio Austro-Húngaro

Luego de la caída del mandato otomano, la población de Bosnia-Herzegovina se dividiría en forma antagónistica.[33] Ambos vicariatos apostólicos, el Bosnio y el Herzegovino; fueron abolidos, y en su reemplazo se fundaron tres diócesis: La diócesis de Vrhbosna con sede en Sarajevo, la diócesis de Banja Luka con sede en la ciudad homónima y la diócesis de Mostar-Duvno con sede en Mostar.

Para el momento de los sucesos anteriormente descritos, Bosnia y Herzegovina enfrentaba una serie de grandes procesos de modernización. Entre 180.000 a 200.000 personas habitaban Bosnia y Herzegovina, mayormente eran croatas, serbios, musulmanes y en porcentajes menores eslovenos, checos, magiares y otros.[34]

Kallay trató de unificar en vano a todos los bosnios de credo musulman y cristiano en una sola nación, pero todo le fallaría cuando estos empezaron a fundar sus propios partidos y movimientos políticos.[37]

Reino de Yugoslavia

Tras la disolución del imperio austro-húngaro en varios estados, el destino de los bosnio-croatas se vería muy ligado al de los croatas propios.

Bosniocroatas y el comunismo

En el s. XX, los cambios políticos en la Yugoslavia comunista, aparte de las paupérrimas condiciones económicas de dicha nación tras la muerte de Tito causarían que gran parte de la población emigrara a otras naciones europeas como Alemania, Suecia y Suiza, encontrando allí mejores condiciones de vida. Pero, con ello, la mejor parte de la ciudadanía abandonó su país, dejando una trementa brecha difícil de cerrar, la que sería aprovechada por los Disolución de Yugoslavia y las guerras yugoslavasánimos nacionalistas serbios para enardecer el ambiente.


Uno de los mejores ejemplos de los "bosnios puros" se puede ver en el caso del general Jovan Divjak, quien a pesar de su origen serbio, se considera a sí mismo como '"Bosnio", ya que aprecia las condiciones de vida anteriores a el exaltamiento serbio, pues cree que con la centralización se busca enmancipar a los serbios extremistas en el poder, luchando y luego comandando a las TORBiH en el transcurso de la primera y segunda guerra en el territorio bosnio siempre del lado de las fuerzas pro-bosnias unionistas en contra de las facciones pro-serbias y pro-croatas, pero ello terminaría siendo la esencia de la disolución de Yugoslavia.[ cita requerida]

Guerras yugoslavas

Desde las guerras no hay información certera y disponible sobre la población de Bosnia y Herzegovina. Las campañas de limpieza étnica adelantadas en Bosnia-Herzegovina durante los 90, hicieron que la mayoría de croatas a trasladarse a la Federación de Bosnia y Herzegovina o hacia Croacia.[39]

Other Languages