Critias

Critias ( griego antiguo Κριτίας) ( 460 - 403 a. C.) fue un sofista griego nacido en Atenas. Hijo de Calescro, fue tío carnal de Platón.

Aunque es principalmente recordado por haber formado parte del gobierno de los Treinta Tiranos impuesto por los espartanos tras su victoria sobre Atenas, también produjo una amplia gama de obras, además de dedicarse a la enseñanza y la poesía.

Critias es una de las figuras atenienses más enigmáticas y polémicas del siglo V a. C. Pocos escritores de la Grecia clásica fueron tan prolíficos. Existe cierto disenso acerca de la autoría de algunas obras que se le atribuyen, conservándose únicamente fragmentos de las mismas.

Biografía

Primeros hechos

La primera aparición de Critias en la historia, es como uno de los hermocópidas, es decir, uno de los implicados en la mutilación de los hermas en el 415 a. C. Critias es mencionado en el testimonio de Andócides durante el curso de la investigación del crimen,[1] a pesar de que no se sabe nada más acerca de su participación en dicho sacrilegio. También hay referencias esporádicas a Critias en algunos de los acontecimientos principales de los últimos años de la Guerra del Peloponeso. No se sabe a ciencia cierta si era miembro del gobierno oligárquico de Los Cuatrocientos, en el 411 a. C., pero siguió a Frínico, el oligarca radical y cabecilla de Los Cuatrocientos tras la caída del régimen en el 410 a. C.

Carrera política

En los años posteriores a la caída del régimen, Critias estuvo implicado activamente en política como asociado de Alcibiades. Critias proclama en uno de sus poemas elegíacos que propuso la vuelta de Alcibiades del exilio, probablemente alrededor del año 408 a. C. (fragmentos 4 y 5). Debido a la opinión popular ateniense contra Alcibiades, Critias probablemente siguió a Alcibiades al exilio en el año 406 a. C. Durante este tiempo, Critias estuvo implicado en una insurrección en Tesalia, pero se desconoce el alcance de su participación, aparte de la enigmática declaración de defensa de Terámenes sobre el juicio y la ejecución de los generales atenienses acusados de no rescatar a los supervivientes en la Batalla de Arginusas:

[Critias] estaba en Tesalia organizando la democracia con Prometeo y armaba a los penestes contra sus amos.[3]

No se posee suficiente información sobre la historia de Tesalia, como para saber quién era Prometeo, o determinar la naturaleza de la revolución "democrática" en la cual Critias pudo estar implicado.

A la llegada de su exilio en la primavera del año 404 a. C., Critias era uno de los cinco cabecillas que lideraban varias facciones oligárquicas de la posguerra ateniense[6] que se encargaron de biografiar la vida de Alcibiades más tarde, fue el propio Critias, su viejo compañero, quién ordenó su asesinato en el año 403 a. C.

Para más información sobre el tema, véase la muerte de Alcibiades.

Hay indicios de que Critias tenía cierto grado de control sobre la caballería ateniense y sobre " Los Once", que actuaban como verdugos.[8]

Independientemente de cuales fueran los planes de Critias y Los Treinta para el establecimiento de un nuevo régimen oligárquico en Atenas, los mismos fueron desbaratados abruptamente por los éxitos militares de un grupo de exiliados pro-democráticos liderado por Trasíbulo en el puesto fronterizo ateniense de Filé y en la ciudad portuaria de El Pireo.

En un solo día, en mayo del año 403 a. C., en una batalla entre las fuerzas comandadas por Trasíbulo, las fuerzas de Critias y los partidarios de Los Treinta, la mente maestra del movimiento oligárquico fue derrotado. En aquella época Critias, comandante de la falange, optó por una línea de 50 escudos hoplitas. Los propios miembros de Los Treinta se encontraban entre las primeras filas, en el extremo izquierdo de la falange. Lejos de evitar el peligro del campo de batalla, Critias se colocó en el extremo izquierdo de la línea. Sin embargo, la formación de la falange en una columna profunda falló, costando muchas vidas en una batalla sangrienta. Critias fue uno de los más de 70 que perdieron la vida en dicha batalla.[9] La muerte de Critias dejó a los miembros restantes de Los Treinta y a otros 3.000 hombres sin líder y confusos. Las tentativas de establecer un nuevo gobierno oligárquico fallaron y la democracia fue restaurada poco tiempo después.

Se erigió un monumento a Critias y Los Treinta, en el que se podía ver la personificación de la oligarquía llevando antorchas y dando fuego a la democracia. Una inscripción en la base del monumento rezaba «Esto es un monumento conmemorativo a esos nobles hombres que refrenaron a los hubris atenienses de los demócratas atenienses durante un breve periodo».[11]

Platón admite en su séptima carta que el comportamiento extremo de Critias así como el de otro primo suyo, Cármides (líder de Los Diez que gobernaron El Pireo durante el gobierno de Los Treinta) alejaron cualquier pensamiento acerca de que él hubiera podido tener una carrera política.[12]

Other Languages
български: Критий
bosanski: Kritija
català: Críties
čeština: Kritiás
Deutsch: Kritias
Ελληνικά: Κριτίας
English: Critias
eesti: Kritias
euskara: Kritias
suomi: Kritias
français: Critias
עברית: קריטיאס
hrvatski: Kritija
magyar: Kritiasz
Bahasa Indonesia: Critias
íslenska: Krítías
italiano: Crizia
한국어: 크리티아스
Nederlands: Critias (persoon)
norsk bokmål: Kritias
português: Crítias
română: Critias
русский: Критий
srpskohrvatski / српскохрватски: Kritija
slovenčina: Kritias
српски / srpski: Критија
svenska: Kritias
Türkçe: Critias
українська: Критій