Cristina Rivera Garza

Cristina Rivera Garza
TaigaCCM10 (cropped).JPG
Información personal
Nacimiento 1 de octubre de 1964
Matamoros, Tamaulipas, Flag of Mexico.svg México
Residencia Estados Unidos
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación Escritora
Empleador
Género novela, ensayo, poesía, historia
Distinciones
Web
Sitio web
[ editar datos en Wikidata]

Cristina Rivera Garza ( Matamoros, Tamaulipas, México, 1 de octubre de 1964) es una escritora mexicana. Es catedrática en el Colegio de Artes Liberales y Ciencias Sociales de la Universidad de Houston.[2]​ ha ganado diversos reconocimientos, entre ellos el Premio Anna Seghers para literatura latinoamericana, en el 2005; en dos ocasiones, el Premio Sor Juana Inés de la Cruz: en el 2001, por este libro, y en el 2009, por La muerte me da, y el Premio Roger Caillois para literatura latinoamericana, en el 2013.[ cita requerida]

Trayectoria

Cristina Rivera Garza es una autora mexicana que vive desde 1989 en los Estados Unidos. A la fecha, es profesora distinguida[3]​ en el departamento de Estudios Hispánicos de la Universidad de Houston.

Estudió sociología urbana en la ENEP Acatlán (hoy FES Acatlán) de la Universidad Nacional Autónoma de México, y obtuvo su primer doctorado, en el área de la historia de América Latina, en la Universidad de Houston. En el 2012, obtuvo su segundo doctorado, éste en Letras Humanas, con distinción Honoris Causa, en la Universidad de Houston.[4]​ Sus investigaciones de corte histórico sobre las definiciones populares de la locura y la historia de la psiquiatría en México a inicios del siglo XX han aparecido en las revistas Hispanic American Historical Review, Journal of the History of Medicine and Allied Sciences, entre otras, en Inglaterra, en Argentina y en los Estados Unidos. Sus textos se han publicado en antologías y diarios y revistas nacionales. Algunos de sus libros han sido traducidos al inglés, al italiano, al portugués, al alemán, al coreano, al francés y al esloveno. Publicó La mano oblicua en la sección Cultura del periódico Milenio.

En el 2014, fue colaboradora en el blog "Papeles perdidos" del suplemento cultural Babelia del diario El País.[7]