Cristalografía

Cristales de sulfato de cobre (II). Estos cristales tienen una estructura cristalina triclínica.

La cristalografía es la ciencia que estudia las estructuras cristalinas. La mayoría de los minerales, compuestos orgánicos y numerosos materiales, adoptan formas cristalinas cuando se han producido las condiciones favorables. La cristalografía incluye el estudio del crecimiento y la geometría de estos cristales, y uno de sus objetivos es conocer la posición relativa de los átomos, iones y moléculas que los constituyen y sus patrones de repetición o empaquetamiento, es decir, su estructura tridimensional.

La disposición de los átomos en un cristal puede conocerse por difracción de rayos X, de neutrones o electrones. La química cristalográfica estudia la relación entre la composición química, la disposición de los átomos y las fuerzas de enlace entre estos. Esta relación determina propiedades físicas y químicas de los minerales.

Cuando las condiciones son favorables, cada elemento o compuesto químico tiende a cristalizarse en una forma definida y característica. Así, la sal tiende a formar cristales cúbicos, mientras que el granate, que a veces forma también cubos, se encuentra con más frecuencia en dodecaedros o triaquisoctaedros. A pesar de sus diferentes formas de cristalización, la sal y el granate cristalizan siempre en la misma clase y sistema.

En teoría son posibles treinta y dos clases cristalinas, pero solo una docena incluye prácticamente a todos los minerales comunes y algunas clases nunca se han observado. Estas treinta y dos clases se agrupan en seis sistemas cristalinos, caracterizados por la longitud y posición de sus ejes. Los minerales de cada sistema comparten algunas características de simetría y forma cristalina, así como muchas propiedades ópticas importantes.

La cristalografía es una técnica importante en varias disciplinas científicas, como la química, física y biología y tiene numerosas aplicaciones prácticas en medicina, mineralogía y desarrollo de nuevos materiales. Por su papel en «hacer frente a desafíos como las enfermedades y los problemas ambientales», la UNESCO declaró el 2014 como el Año Internacional de la Cristalografía.[1]

Origen del nombre

El primer uso del término cristalografía relativo al estudio de los cristales se debe al médico y yatroquímico suizo Moritz Anton Cappeller (1685-1769), que lo utilizó en 1723 en su obra Prodromus crystallographiae de crystallis improprie sic dictis commentarium.[3]

Other Languages
Afrikaans: Kristallografie
aragonés: Cristalografía
العربية: علم البلورات
asturianu: Cristalografía
беларуская: Крышталяграфія
беларуская (тарашкевіца)‎: Крышталяграфія
български: Кристалография
bosanski: Kristalografija
čeština: Krystalografie
Esperanto: Kristalografio
فارسی: بلورنگاری
français: Cristallographie
हिन्दी: क्रिस्टलकी
hrvatski: Kristalografija
magyar: Kristálytan
interlingua: Crystallographia
Bahasa Indonesia: Kristalografi
íslenska: Kristallafræði
italiano: Cristallografia
日本語: 結晶学
한국어: 결정학
Lëtzebuergesch: Kristallographie
Lingua Franca Nova: Cristalografia
lietuvių: Kristalografija
latviešu: Kristalogrāfija
Bahasa Melayu: Kristalografi
Nederlands: Kristallografie
norsk nynorsk: Krystallografi
português: Cristalografia
română: Cristalografie
srpskohrvatski / српскохрватски: Kristalografija
Simple English: Crystallography
slovenčina: Kryštalografia
slovenščina: Kristalografija
српски / srpski: Кристалографија
Türkçe: Kristalografi
українська: Кристалографія
oʻzbekcha/ўзбекча: Kristallografiya
Tiếng Việt: Tinh thể học
中文: 晶体学
Bân-lâm-gú: Kiat-chiⁿ-ha̍k