Cristóbal de Licia

San Cristóbal
Saint christopher de ribera.jpeg
San Cristóbal llevando a Jesús, por José de Ribera.
Nacimiento Desconocida
Canaán (según la tradición católica)
Marmarica (según la tradición de la Iglesia Ortodoxa)
Fallecimiento Siglo III o principios del siglo IV
Asia Menor
Venerado en Iglesia católica
Iglesia ortodoxa
Festividad 25 de julio (Iglesia católica)[3]
9 de mayo (Iglesia ortodoxa)[3]
10 de julio (calendario mozárabe)[2]
Atributos Hombre corpulento cruzando un río con un niño en brazos o sobre sus hombros; a veces se lo representa con carácter cinocéfalo (con cabeza alargada, como la de un perro).[4]
[ editar datos en Wikidata]

San Cristóbal (en griego Ἅγιος Χριστόφορος, Ágios Christóforos) es venerado por algunos grupos cristianos como un mártir asesinado durante el reinado de Decio (Decius), el tercer emperador de Roma (que reinó del 249 al 251) o durante el reinado del emperador romano Maximino Daya (Maximinus II Dacianus) (que reinó del 308 al 313). Se aprecia una confusión debida a la similitud de los nombres "Decius" y "Dacian".[5]

Aunque su veneración solo aparece en las tradiciones cristianas tardías y no es ampliamente conocido en la iglesia occidental hasta la Baja Edad Media, aunque algunas iglesias y monasterios fueron nombrados como él en torno al siglo VII.

El nombre de Cristóbal significa "portador de Cristo", por lo que predice lo que haría en su vida adulta e indica que el personaje puede no tener un origen histórico preciso. Podría ser la misma figura que san Menas. Su famosa leyenda, que es conocida sobre todo en Occidente y podría haberse extraído de la antigua mitología griega (sería la cristianización de la barca de Carón), cuenta que él portó a un chico, al que no conocía, a través de un río antes de que el niño le revelase que era Cristo. En cualquier caso, es el santo patrón de los viajeros, y su efigie se lleva en medallas, brazaletes o en figuras para vehículos por parte de los cristianos.

Leyenda

El poeta del siglo XI Walter de Speyer dio una versión,[7]

De acuerdo con la leyenda de su vida, Cristóbal fue llamado inicialmente Reprobus.[8]

Era un cananita de 5 codos de altura (unos 2,3 metros) y con una cara aterradora. Tras servir en el reino de Canaan, se le ocurrió ir a servir "al mayor rey que existiese". Fue a servir al rey que tenía la reputación de ser el más grandioso pero un día vio que ese rey se santiguaba ante la mención del diablo. Por ello supo que ese rey le tenía miedo al diablo, por lo que partió a buscar al diablo. Él se topó con una banda de merodeadores y uno de ellos le declaró que era el diablo, de modo que Cristóbal decidió servirle. Pero cuando él vio que su nuevo amo se apartaba de la cruz y se dio cuenta de que temía miedo de Cristo, él le dejó para preguntarle a la gente dónde estaba Cristo. Él conoció a un ermitaño que le instruyó en la fe cristiana. Cristóbal se preguntaba a sí mismo cómo podía servir a Cristo. Cuando el ermitaño le sugirió que se fustigara y rezase, Cristóbal replicó diciendo que él no estaba dispuesto a realizar ese servicio. El ermitaño le sugirió después que, a causa de su tamaño de su fuerza, podría ayudar a Cristo ayudando a la gente a cruzar un peligroso río donde la gente perecía en el intento. El ermitaño le prometió que ese servicio le complacería a Cristo.

Una medalla de bronce de san Cristóbal.

Cuando Cristóbal ya había llevado a cabo ese servicio durante un tiempo, un niño pequeño le pidió que le hiciera cruzar el río. Durante la travesía, el río creció y el niño parecía tan pesado como el plomo, hasta tal punto que Cristóbal apenas lo podía llevar y se encontraba con una gran dificultad. Cuando finalmente alcanzó el otro lado, le dijo al niño: "Tú me has puesto en el mayor peligro. No creo ni que el mundo entero sea tan pesado en mis hombros como lo has sido tú". Y el chico respondió: "Tú no solo has tenido en tus hombros el peso del mundo, sino al hombre que lo creó. Yo soy Cristo, tu rey, a quien tu has servido en este oficio". Posteriormente, el niño se desvaneció.[10]

Cristóbal visitó posteriormente Licia y fue acogido por los cristianos, que fueron martirizados. Fue llevado ante el rey local, y se negó a realizar sacrificios a los dioses paganos. El rey intento ganárselo con riquezas y enviándole a dos bellas mujeres para tentarlo. Cristóbal convirtió a las mujeres al cristianismo, como ya había convertido a cientos en la ciudad. El rey ordenó matarlo. Tras varios intentos fallidos, Cristóbal fue decapitado.[9]

Other Languages
беларуская: Святы Хрыстафор
беларуская (тарашкевіца)‎: Сьвяты Хрыстафор
čeština: Svatý Kryštof
Cymraeg: Cristoffer
Deutsch: Christophorus
hrvatski: Sveti Kristofor
Bahasa Indonesia: Kristoforus
italiano: San Cristoforo
Lëtzebuergesch: Hellege Christophorus
norsk bokmål: St. Kristoffer
português: São Cristóvão
slovenčina: Krištof (svätec)
slovenščina: Sveti Krištof
српски / srpski: Свети Христифор
Tagalog: San Cristobal
Türkçe: Kristof
українська: Святий Христофор