Crisis de Renania

Crisis de Renania
Expansionismo nazi
Flag of the German Reich (1935–1945).svg
Symbol of the League of Nations (simple).svg

Saarbeckengebiet map.gif
Mapa de la zona desmilitarizada del Sarre.
Fecha 7 de marzo de 1936
Jurisdicción/es Sociedad de Naciones
Causas Remilitarización de la zona del Sarre por parte de Alemania
Entidades enfrentadas
Flag of the German Reich (1935–1945).svg Alemania Flag of France.svg Francia
Flag of the United Kingdom.svg Reino Unido
Representantes
Adolf Hitler
( Presidente de Alemania desde 1935 hasta 1945)
Albert Sarraut
( Primer ministro de Francia en 1936)
[ editar datos en Wikidata]

La crisis de Renania fue una crisis diplomática provocada por la remilitarización de esa región alemana por decisión de Adolf Hitler el 7 de marzo de 1936, vulnerando uno de los puntos establecidos en el Tratado de Versalles: la prohibición de que Alemania estacionara fuerzas militares de cualquier especie en dicha región limítrofe con Francia y Bélgica, sin el permiso previo de tales Estados.

Antecedentes

Si bien ya en 1923 tropas francesas y belgas habían retirado sus guarniciones de la Cuenca del Ruhr alemana siguieron ocupando Renania hasta 1930 (cinco años antes de lo pactado en el Tratado de Versalles) en una muestra de reconciliación hacia la República de Weimar. El hecho que el gobierno germano no pudiera establecer tropas en Renania era considerado una humillación por la extrema derecha alemana, la cual postulaba que Renania "no sería recuperada" hasta que hubiera guarniciones del Reichswehr en dicha región.

Cuando en 1933 el nazismo liderado por Adolf Hitler toma el poder en Alemania, la "remilitarización" de Renania es de nuevo impulsada como un plan a cumplir por el nuevo Tercer Reich, no sólo por la importancia clave de esta región debido a la industrial Cuenca del Ruhr sino al elevado valor de propaganda que tendría una reocupación militar de Renania por tropas alemanas, además de servir tal paso para probar hasta dónde llegaba la política de apaciguamiento seguida por Francia y Gran Bretaña.

Junto con ello, Hitler también ansiaba demostrar la potencia de su autoridad política ante los mandos de la Wehrmacht, como los generales Walther von Brauchitsch y Werner von Blomberg, que aún dudaban del éxito alemán en caso de una reacción violenta de los franceses y mostraban reservas notables ante el plan.

Other Languages