Crisipo (mitología)

Crisipo era un divino héroe de Elis en el Peloponeso. Fue el hijo ilegítimo de Pélope con la ninfa Axioque, una danaide (otras versiones dice que lo tuvo con una esclava o que no fue un bastardo, sino que también era hijo de su esposa Hipodamía).

Vida de Crisipo

Crisipo era el hijo preferido de Pélope y su favorito para heredar el reino de Olimpia. Layo (hijo de Lábdaco y biznieto de Cadmo), desterrado de Tebas por Anfión y Zeto, había encontrado hospitalidad en el Peloponeso, en el palacio de Pélope. Cuando Layo alcanzó la pubertad, Pélope le encomendó a su hijo Crisipo, "Caballo Dorado", para que fuera su tutor y le enseñase las destrezas de la guía de caballos. Pélope deseaba que fuese diestro en las artes de la guerra. Layo traiciona la confianza y generosidad de Pélope seduciendo al joven Crisipo, del cual se había enamorado. Durante los Juegos Nemeos, en los que la pareja competía en carreras de carros, Crisipo es secuestrado por Layo cuando lo escoltaba. Para entonces, Anfión y Zeto ya estaban muertos, hasta el punto de que Layo pudo llevar a Crisipo a Tebas donde lo retuvo por la fuerza y lo violó. La actitud de los tebanos, que no lo castigan por el rapto, será causa de la cólera de Hera, quien envía a la Esfinge a atacarlos. Pélope al enterarse maldice a Layo y los dioses deciden castigarlo en su descendencia masculina. La maldición de Pélope sobre Layo tendrá terribles consecuencias, pues le pide a Zeus que Layo no engendre ningún hijo y que si lo hiciese, muera a manos de él. Finalmente, es rescatado y más tarde se da su muerte.

La muerte de Crisipo a veces es vista como parte de la maldición que Mírtilo le dijo a Pélope.

Other Languages