Crespillos

Los crespillos son un producto de panadería típico de los municipios de Lorca, Cartagena y La Unión, en la Región de Murcia. También se pueden encontrar, por su cercanía a las localidades anteriores, en algunas panaderias de Mazarrón, Águilas y Totana. Recientemente también en panaderías de la ciudad de Murcia y en grandes superficies.

El origen de los crespillos se encuentra en los hogares de las zonas rurales de Lorca, concretamente en la diputación de Cazalla, donde las viviendas solían tener hornos de leña en los que las familias amasaban su propio pan. La elaboración de crespillos permitía aprovechar la masa sobrante, cuando ésta no era suficiente para hacer otro pan. Por su ligereza y reducidas dimensiones se podían transportar con facilidad, lo que los convertía en una merienda idónea para los niños de Lorca en las tardes de procesiones y de feria. Estos motivos propiciaron que su elaboración pronto se extendiese a las panaderías de la ciudad.

Características

El crespillo es una masa de harina de trigo salada y crujiente, de un grosor inferior a medio centímetro. La receta original, que aún se elabora en Lorca, es de masa de sal, harina, aceite y pimentón. Por su parte la receta cartagenera sustituyó el pimentón por manteca de cerdo o huevo y cambió la forma rectangular por la circular.

El horneado en los mismos hornos donde se hace el pan.

Se pueden encontrar en todas las panaderías de dichas localidades e incluso hay algunas panaderías que los fabrica en grandes cantidades y los embolsa para distribuirlos por tiendas y grandes superficies. El crespillo estrella posee un cierto toque anaranjado, alguna pompa originada en la cocción y tiene granos de sal en la superficie y ha de ser crujiente.

Muchos cartageneros prefieren tomar un crespillo en las comidas en vez de pan o roscas. [ cita requerida]

Other Languages