Crash (película de 2004)

Crash (Alto impacto en México o Vidas cruzadas en Argentina, y Crash: Colisión en España) es una película estadounidense de drama, dirigida por Paul Haggis y estrenada en Estados Unidos el 6 de mayo de 2005 y en España el 13 de enero de 2006. Protagonizada por un reparto coral en el que destacan nombres como Don Cheadle, Terrence Howard, Ryan Phillippe, Matt Dillon, Thandie Newton, Chris Bridges, Sandra Bullock y Brendan Fraser. Resultó ganadora de tres Premios Óscar en la edición de 2005, incluyendo el Óscar a la mejor película, Óscar al mejor guion original y Óscar al mejor montaje.[2]

Trama

Es un día más en la ciudad de Los Ángeles. Los detectives de Los Ángeles Graham Waters ( Don Cheadle) y su compañera Ria ( Jennifer Esposito) se acercan a una investigación de la escena del crimen. La escena del crimen involucra a Ria y a una conductora asiática. Un día antes, Farhad ( Shaun Toub), propietario de una tienda persa, y su hija, Dorri ( Bahar Soomekh), discuten entre ellos frente al dueño de una tienda de armas cuando Farhad intenta comprar un revólver. El encargado de la tienda se impacienta y, con cierto tono xenófobo, le ordena despectivamente a un enfurecido Farhad que salga de su tienda. Ante tal escena, Dorri decide comprar un arma a su pesar, a modo de desafío. La compra le da derecho al comprador a una caja de munición y ella selecciona una caja roja.

En otra parte de la ciudad, Rick Cabot ( Brendan Fraser), el fiscal de distrito local, y su esposa Jean ( Sandra Bullock), son asaltados cuando están a punto de entrar en su Navigator, por Anthony ( Chris "Ludacris" Bridges) y Peter (Larenz Tate). Más tarde, en la casa de los Cabot, el cerrajero hispano Daniel Ruiz ( Michael Peña) está cambiando las cerraduras cuando oye a Jean quejándose de haber sido atracada por dos hombres negros y tener ahora que soportar que un tatuado hispano con la cabeza rapada le cambie los cerrojos, convencida de que va a salir y dar copias de las nuevas llaves a "los miembros de su pandilla", lo que provoca el enojo de Daniel. Los detectives Waters y Ria llegan a la escena de un tiroteo entre dos conductores. El pistolero superviviente es un hombre blanco, identificado como un policía encubierto. El pistolero muerto, un hombre negro, se revela también como otro agente de policía encubierto. Hay una gran cantidad de dinero en efectivo dentro del maletero del oficial negro. Es el tercer caso de un agente de raza blanca que dispara y mata a uno de raza negra.

El oficial LAPD John Ryan ( Matt Dillon) y su compañero, Tom Hansen ( Ryan Phillippe), comienzan su patrulla nocturna. Detienen un Navigator similar al robado, a pesar de que los viajeros no concuerdan con las descripciones de los ladrones y los números de placa son diferentes. Le piden a la pareja, al director de TV Cameron Thayer ( Terrence Howard) y su esposa Christine ( Thandie Newton), que salgan del coche. Cameron es cooperativo, pero Christine ha bebido un poco y protesta. Esto molesta a Ryan, quien aprovecha para excederse, abusar y toquetear sexualmente a Christine con el pretexto del cacheo, ante un intimidado Cameron, que no dice nada. La pareja queda en libertad sin denuncia. Una vez en casa, Christine se enfurece con Cameron por no haber hecho nada mientras era vejada y humillada. Cameron insiste en que lo que hizo fue lo más adecuado y que todo pasó muy rápido. Por la noche, al llegar a casa del trabajo, Daniel encuentra a su joven hija, Lara, escondida debajo de su cama, después de haber oído un disparo afuera. Para consolarla, Daniel le da una "capa invisible e impenetrable", lo que hace que se sienta lo suficientemente segura como para quedarse dormida en su cama. En el Navigator robado, Anthony y Peter discuten sobre temas musicales y racismo sobre cantantes negros y blancos y, en una distracción, golpean algo al pasar una camioneta blanca estacionada. Ya parados, descubren que han atropellado a un hombre asiático, ahora atrapado debajo de la camioneta. Discuten sobre qué hacer con él, finalmente lo dejan en la puerta de un hospital y se van.

Al día siguiente, en la estación de policía de Los Ángeles, Hansen habla con su superior, el Teniente Dixon ( Keith David), sobre su compañero de patrulla. Dixon, un hombre negro, afirma que si Hansen denuncia a Ryan de comportamiento racista, eso podría costar tanto a Hansen como a Dixon sus puestos de trabajo. Dixon le sugiere un cambio de compañero y burlonamente le dice a Hansen que lo justifique alegando que no puede soportar sus incontrolables flatulencias. Ryan visita a Shaniqua Johnson ( Loretta Devine), una representante de su empresa aseguradora con quien había tenido anteriormente un enfrentamiento. Le pide disculpas por haberla insultado y le explica que su padre fue diagnosticado previamente con una infección de la vejiga, pero teme que el diagnóstico sea incorrecto y que puede ser cáncer de próstata. Ryan quiere que vea a un médico diferente, pero Shaniqua fríamente le informa de que el plan de salud no lo cubre. Daniel va a cambiar la cerradura de la tienda de Farhad y trata de explicarle que el marco de la puerta está roto y no permite cerrar bien, por lo que tiene que reemplazarla entera. Farhad, cuyo inglés es limitado, no le entiende y acusa a Daniel de intentar estafarle, creyendo que conoce a alguien que cambia puertas y se niega a pagarle. A la mañana siguiente, Farhad descubre que la tienda ha sido saqueada, destruida y pintada con graffiti. Su compañía de seguros no le cubre los daños, calificándolo como un caso de negligencia, ya que le habían aconsejado cambiar la puerta y no lo hizo. Farhad busca y encuentra el nombre completo de Daniel en la factura descartada y jura venganza. El detective Waters visita a su madre, una persona que abusa un poco de tiempo de droga dura. Ella le pide que encuentre a su hermano pequeño desaparecido, él se lo promete y toma nota de que casi no hay comida en el apartamento antes de irse.

Después de grabar un episodio en el estudio donde trabaja Cameron, un productor blanco, Fred ( Tony Danza), sugiere que un actor negro no está actuando lo suficientemente "negro", ya que él estaba usando la gramática correcta. Cameron ha quedado satisfecho con la toma que acaba de terminar, pero Fred sugiere fuertemente hacer otra toma, con el actor negro hablando más "negro". Cameron rechaza inicialmente, pero luego cede cuando se ve amenazado su trabajo. Cameron y Christine tienen una discusión por los problemas suyos y Cameron hace que Christine se quede en el estudio. Ryan se encuentra con un accidente de coche y, mientras se arrastra en el vehículo que se volcó, se encuentra con Christine, que está atrapada. Al reconocer a Ryan, Christine se vuelve histérica, gritando que él la deje en paz y niega su ayuda, pero la gasolina tiene una fuga del tanque y fluye cuesta abajo hacia el otro coche, que ya ha prendido fuego. Él la calma y con la ayuda de su compañero y los espectadores, Ryan tira a Christine hacia fuera cuando el coche ya está en llamas. Una confusa pero agradecida Christine es llevada por los paramédicos. Cameron detiene su Navigator en una parte de la calle para pensar en lo que hizo. En eso, Anthony y Peter intentan robar a Cameron. Éste no se aterra y empieza a discutir con ellos y comienza a golpear a Anthony. Anthony le dice a Peter que le dispare a Cameron, pero Peter no lo hace. En su lugar, trata de parar la pelea. Como llegan oficiales de policía entre los que está Hansen, Cameron y Anthony corren para el coche y saltan dentro cuando Cameron se va, con Anthony conservando el arma. Ocurre una persecución, uno de los que respondieron a la persecución policial es Tom Hansen, que reconoce el vehículo como el que él y Ryan detuvieron la noche anterior. Cameron conduce a un callejón sin salida, toma el arma de Anthony y sale del coche, todo el rato gritando insultos a los agentes. Justo antes de que él saque la pistola, Hansen le convence para dejar de agravar la situación e ir a casa. Hansen ayuda a Cameron ante los otros oficiales, diciéndoles que Cameron no tiene antecedentes de violar la ley y la promesa de darle una "dura" advertencia. Todos salen. Cameron le dice a Anthony que como un hombre negro se avergüenza de él y le devuelve el arma cuando se le cae a Anthony en una parada de autobús.

Usando las páginas blancas del directorio telefónico, Farhad sitúa la dirección de la casa de Daniel y viaja allí con su arma. Cuando la esposa de Daniel, Elizabeth ( Karina Arroyave), mira con horror, Farhad le dispara a Daniel a quemarropa. La hija de Daniel, Lara, salta en sus brazos para proteger a su padre con la "capa invisible". Toma a los padres afligidos un momento para darse cuenta de que Lara está milagrosamente ilesa, y la caja roja de la munición que había seleccionado Dorri eran de balas de fogueo, lo que hace la pistola de Farhad inofensiva. Farhad más tarde le dice a su hija que él cree que la niña era su ángel, salvándolo de un crimen terrible. Peter, que se autodetiene, es recogido por Hansen. Ellos tratan de cerrar la brecha entre sus culturas. Hansen ve que Peter tiene una pequeña estatuilla de San Cristóbal como él. Empieza a reír al darse cuenta de que no hay diferencia entre ellos, pero Hansen piensa que está siendo racista. Peter entonces saca su estatuilla de su bolsillo, pero Hansen cree que es un arma y le dispara y mata a Peter. Hansen vuelca el cuerpo y luego quema su propio coche en otra parte de la ciudad. Peter se revela como el hermano desaparecido de Waters. Waters y su madre se reúnen en la morgue, y Waters promete encontrar al responsable. Su madre le dice que no se moleste ya que ella lo culpa por la muerte de su hermano. Anthony regresa a la camioneta blanca que es propiedad del hombre asiático que habían atropellado antes. Encuentran las llaves todavía colgadas de la cerradura de la puerta, él conduce la furgoneta. Kim Lee (la mujer asiática del accidente en la apertura de la película) llega a un hospital en busca de su marido Choi Jin Gui, el hombre al que Peter y Anthony atropellaron. Consciente y coherente, él le dice que se vaya y de inmediato hace un cheque que él tiene en su billetera. Anthony ha conducido la camioneta blanca a un desguace que frecuenta, y a medida que inspecciona la camioneta, encuentra a un número de inmigrantes asiáticos que están encadenados y encerrados en la parte trasera de la furgoneta, que revela que Choi participaba en la trata de personas. A Anthony le ofrecen $ 500 por cada persona en la camioneta.

La última escena de la película muestra que la camioneta blanca estaciona en el barrio chino, donde Anthony se acerca a la parte posterior, abre la furgoneta, y libera a los asiáticos. Él le dice a los pasajeros que "Esto es Estados Unidos", y le da $ 40 a uno de los hombres, diciéndole a todo el mundo que compren algunos "chop suey" de comer. Como Anthony se va, hay un accidente de menor importancia, que resulta involucrar a Shaniqua. La película se cierra con Shaniqua y el otro conductor, quienes han chocado su auto, lanzando insultos racistas a los otros.

Other Languages
العربية: تصادم (فيلم)
azərbaycanca: Toqquşma (film, 2004)
беларуская (тарашкевіца)‎: Сутыкненьне
български: Сблъсъци
bosanski: Sudar (film)
čeština: Crash
Deutsch: L.A. Crash
Ελληνικά: Crash (ταινία 2004)
français: Collision (film)
עברית: התרסקות
magyar: Ütközések
Bahasa Indonesia: Crash
Bahasa Melayu: Crash (filem 2004)
Nederlands: Crash (2004)
norsk bokmål: Crash (2004)
português: Crash (2004)
srpskohrvatski / српскохрватски: Crash (film 2004)
српски / srpski: Фатална несрећа
svenska: Crash (2004)
українська: Зіткнення (фільм)
中文: 衝擊效應