Crónicas de Núremberg

Portada de las Crónicas de Núremberg, de un incunable impreso en 1493, ubicado en la Biblioteca Nacional de Chile.
La ciudad de Núremberg, xilografía del Liber chronicarum coloreada a mano, 1493.
Estampa con soles y quema de libros.
Músicos y parejas danzando.

Las Crónicas de Núremberg (en latín: Liber chronicarum, Libro de las crónicas; en alemán: Die Schedelsche Weltchronik, Crónica mundial de Schedel) es un libro impreso en 1493, que fue editado en dos versiones: una latina (impresa el 12 de junio de 1493) y otra alemana (impresa el 23 de diciembre de 1493) —ambas preparadas de manera simultánea—, lo que permitió que se difundiera ampliamente por toda Europa. Narra la historia universal basándose en el relato de la Biblia; es conocido por sus numerosos grabados de ciudades de la época y por contener el primer mapa de Alemania impreso.

Es uno de los más preciados incunables (del latín incunabulum 'cuna' o 'comienzo', nombre que se da a los primeros libros salidos de la recientemente creada imprenta —entre 1450 y 1500—). De aproximadamente 600 páginas in-folio (formato de aproximadamente 44x67 cm), está muy ricamente ilustrado con 1804 xilografías (grabados mediante planchas de madera). La edición está muy cuidada y sus xilografías son de gran valor artístico.

Los estudiosos estiman que se hicieron entre 1400 y 1500 copias en latín y entre 700 y 1000 en alemán. Un documento de 1509 registra que 539 de las latinas y 60 de las alemanas se habían quedado sin vender para esa fecha. Aproximadamente 400 latinas y 300 alemanas sobreviven en el siglo XXI. Se hallan dispersas en museos y colecciones de todo el mundo: ( Academia de San Fernando ( Madrid), Abadía del Sacromonte ( Granada), Biblioteca Palafoxiana ( Puebla, México), Museo de Bellas Artes ( Boston), Biblioteca Nacional de Chile ( Santiago), Área Cultural del Banco, ( Cúlcuta, Colombia), Biblioteca Central Pública ( Durango), etc. En abril de 2011 el anticuario norteamericano Ken Sanders encontró casualmente en la pequeña localidad de Sandy (al sur de Salt Lake, Utah) un ejemplar de la primera edición en lengua alemana.[1]

Las Crónicas como texto literario es el resultado de una compilación obra del médico Hartmann Schedel. Los grabados fueron responsabilidad de Michael Wolgemuth[5]​ que había ayudado a Schedel en la compilación de la versión latina inicial.

Los ilustradores Wolgemut y Pleydenwurff eran artistas de renombre, y uno de sus aprendices era Alberto Durero, que en poco tiempo se convertiría en uno de los más importantes grabadores y pintores de Europa. Con 645 planchas xilográficas obtuvieron las 1804 ilustraciones, discrepancia causada por el hecho de que varias de las planchas se repiten en el libro para ilustrar diferentes partes. Las ilustraciones combinan la técnica xilográfica, la impresión por tipo y el trabajo manual para la iluminación de las xilografías o alguna parte manuscrita.

Título

Dios creando el mundo.
Emblema de la Trinidad.
Parte de la genealogía hebrea hasta la «línea de Cristo».

Como era habitual en aquella época, el libro no tenía una portada con título. Los lectores de la obra en latín utilizaban para referirse al libro la expresión Liber chronicarum (Libro de las crónicas) ya que esta frase aparece en la introducción del índice de la edición latina. En Alemania se le denomina Die Schedelsche Weltchronik (La crónica del mundo de Schedel o La historia universal de Schedel), por el nombre de su autor.

Other Languages