Crédito académico

Un crédito académico es la unidad que mide el tiempo de formación de un estudiante en educación superior, en función de las competencias profesionales y académicas que se espera que el programa desarrolle él. La utilidad de los créditos académicos es tener un parámetro de comparación entre los diferentes programas formativos que existen y da una idea de la calidad del mismo en relación a otros.

En la jerga burocrática universitaria, un crédito es una unidad de medida de la dificultad de una asignatura, en función de la cual se calcula el precio a pagar por la matriculación. En principio, esta es la explicación que se suele dar. No obstante, la percepción de la dificultad que entraña una materia determinada es algo totalmente subjetivo. Hasta la introducción del Tratado de Bolonia, el cálculo estaba basado en el número de horas (carga lectiva) impartidas por el profesor, de forma que un crédito correspondía a 10 horas de formación académica. Pero este sistema evaluaba meramente el esfuerzo del docente para transmitir el conocimiento y no el de los alumnos al entenderlo.

Función

La función básica del crédito académico es la de ser un referente que permite la movilidad de personas con alguna profesión, entre instituciones educativas o países donde puedan continuar sus estudios o ejercer esa profesión.

El crédito académico puede ser considerado como un indicador de la calidad del programa educativo, pero debe ser complementado con otras informaciones como: la malla curricular o plan de estudios, metodología de enseñanza–aprendizaje, perfil de los docentes, condiciones físicas del espacio educativo, acceso a recursos educativos, utilización de las Tecnologías de la Información y la Comunicación ( TIC), entre otros.

Other Languages
English: Course credit
eesti: Ainepunkt
Bahasa Indonesia: Satuan kredit semester
日本語: 単位時間
한국어: 학점
українська: Кредит (освіта)
中文: 學分