Cosquín

Cosquín
Ciudad

Cosquín desde Salta y San Martín.jpg

Otros nombres: La Capital Nacional del Folklore
Cosquín ubicada en Provincia de Córdoba (Argentina)
Cosquín
Cosquín
Localización de Cosquín en Provincia de Córdoba (Argentina)
Coordenadas 31°14′00″S 64°27′00″O / 31°14′00″S 64°27′00″O / -64.45
Idioma oficial Español
Entidad Ciudad
 • País Argentina
 • Provincia Bandera de Provincia de Córdoba (Argentina)  Córdoba
 • Departamento Punilla
Intendente Gabriel Musso, (Proyecto Cosquín - Partido Socialista)
Eventos históricos  
 • Fundación 25 de septiembre de 1573 (443 años) ( Jerónimo Luis de Cabrera)
Superficie  
 • Total 26.63 km²
Altitud  
 • Media 719 msnm
Población (2010)  
 • Total 19 458 hab.
 • Metropolitana 47 785 hab.
Gentilicio Coscoino/a
Huso horario UTC-3
Código postal X5166
Prefijo telefónico 03541
Patrono(a) Nuestra Señora del Rosario
Aglomerado urbano Cosquín - Santa María de Punilla - Bialet Massé
Sitio web oficial
[ editar datos en Wikidata]

Cosquín es una ciudad del oeste de la provincia de Córdoba, Argentina, en pleno Valle de Punilla, a 46  km de la capital provincial.[1]

Es cabecera del departamento Punilla, al pie de las Sierras Chicas. Su centro histórico se encuentra a pocos kilómetros al noroeste de la ciudad misma, a orillas de la naciente del río homónimo. Se encuentra al pie del Cerro Pan de Azúcar, llamado por los antiguos y desaparecidos pueblos originarios del lugar «Supaj Nuñu» (se le suele traducir como «Seno de Virgen» aunque ñuñu sugiere al pecho mamario ya que esta montaña puede recordar, vista especialmente desde el suroeste, a un pecho mamario, entonces la traducción sería también: «Seno de mujer»).

Vista del cerro Pan de Azúcar desde la Ruta Nac. n.° 9 Norte.

La ciudad de Cosquín es un importante centro turístico de la provincia de Córdoba. Se accede por ruta nacional RN 20 y en la encrucijada de la ciudad de Villa Carlos Paz, se toma la ruta nacional RN 38. También está comunicada con la ciudad de Córdoba y lo estaba (años atrás) con Cruz del Eje por un ferrocarril de trocha angosta inaugurado en 1900 llamado usualmente Tren de las sierras, pero cuyos servicios habían sido suspendidos desde 1977. En la actualidad, este medio de transporte, parcialmente reactivado, a cargo del estado provincial es de suyo una atracción turística.

Tiene cámpines y balnearios a lo largo del río. La fiesta patronal se celebra el 7 de octubre, y la patrona de esta ciudad es la Virgen Nuestra Señora del Rosario.

Desde los años 60 su evento turístico más importante es el Festival Nacional del Folklore que en 2010 festejó sus bodas de oro. Evento de folklore argentino que se desarrolla durante 9 noches (las Nueve Lunas Coscoínas) en la última semana de enero en la Plaza Próspero Molina. Este evento que se realiza desde 1961 le ha valido a la ciudad el título de «Capital Nacional del Folklore». Asimismo, también se realizaban importantes recitales de Rock «El Cosquín Rock» tras haber sustituido en este punto a la vecina ciudad de La Falda, pero desde hace algunos años (2005 aproximadamente), éste se desarrolla en la comuna de San Roque, a pocos kilómetros de Cosquín, ya que la marca 'Cosquín Rock', es marca registrada. Y actualmente se lleva a cabo, en la vecina localidad de Santa María de Punilla.

Edificio de la Municipalidad de Cosquín.

Historia

Período precolombino

A la llegada de los españoles en el s.XVI la zona estaba habitada por el pueblo indígena de los comechingones. Este territorio era llamado «Quizquizacate». Una referencia de este período, es una piedra en el «Balneario San Buenaventura»: la Piedra Pintada —con petroglifos y jeroglíficos—, las pinturas y grafos datan de 6000  a. C.. Se desconoce qué etnia habitó la zona antes de los comechingones aunque se la considera integrante de las prehistóricas culturas Ongamira y Ayampitín.

Cosquín colonial

Parroquia Nuestra Señora del Rosario.

Comprende desde la llegada de los españoles, cuando en el siglo XVI Cosquín es nombrado pueblo. Jerónimo Luis de Cabrera envía su teniente Lorenzo Suárez de Figueroa a censar la zona. Este era el encargado del reparto de tierras y encomendados. Las divisiones se hacían en estancias, solares, postas, mercedes. Cosquín no entró en esa división ya que debido a su gran población fue nombrado Puesto, siendo su primer encomendero Jerónimo Luis de Cabrera.

En 1625 es otorgada la primera merced de estas tierras y es a favor del capitán Luis de Tejeda y Guzmán, la misma pasa en trueque por otras tierras a Baltasar Gallego, quien iniciará la estancia Cosquín.

Entre los asentamientos de la cultura indígena en esta zona, cabe mencionar el paraje de Las Tunas, que está ubicado al norte del pueblo en la margen del frente del río, donde se han encontrado testimonios de pueblos originarios; cabe consignar el hecho que el 10 de septiembre de 1817, los originarios de la comunidad recuperaron parte de sus posesiones comprando sus asientos en Las Tunas y San Buenaventura a los padres betlemitas.

Cosquín es el pueblo más viejo del valle de Punilla. Después de la fundación de Córdoba en 1573 por don Jerónimo Luis de Cabrera, el sitio de Cosquín fue una merced otorgada a don Pablo de Guzmán hacia 1594/98. Fallecido aquel, las tierras y encomiendas quedaron vacantes hasta que en 1625 el gobernador del Tucumán las otorga a su nieto Luis de Tejeda y Guzmán que fuera el primer poeta argentino, quien organizó en esos predios una estancia, donde había ranchos y una capilla, pasando las mismas luego de sucesivas ventas a manos de Baltasar Gallegos y Felipe Gómez.-

Cosquín en la Argentina independiente

En fecha 5 de setiembre de 1877 el agrimensor don Benjamín Domínguez, vocal del Departamento Topográfico de la Provincia de Córdoba, bajó al lugar denominado Cosquín para dar cumplimiento al Decreto del Superior Gobierno de la provincia, de fecha 20 de agosto de 1877 que mandaba delinear la "Villa de Cosquín". Así, junto con los miembros designados para constituir la comisión sindical se reunieron el día 9 en casa del Sr. don Próspero Molina y procedieron a designar presidente al Sr. don Palemón Carranza, vicepresidente al Sr. Molina, Secretario al Sr. Enrique Cook, y vocales a los Sres. Guillermo E. Gordon y Uladislao Sánchez Osorio. Dicha comisión acordó fijar el número de manzanas y plazas que debía contar la villa y se fijó el de cincuenta manzanas, de las que dos se destinarían para plazas, siendo la principal de estas la que se ubicará a dos cuadras al sud de la casa del Sr. Molina. La segunda plaza (hoy San Martín) se haría al sud de la primera y se acordó dejar una calle entre la acequia (hoy convertida en boulevard) y la plantación de la villa, la que sería de igual ancho que las otras calles.

Una vez concluida la delineación de la planta se establecieron quintas en el terreno regado comprendido entre la acequia y el río. El agrimensor dejó constancia de que el juez o curaca de los indios de Cosquín que se dicen dueños de la villa se opuso, alegando que eran tierras que les pertenecían por compra hecha a los padres Belermos (Betlemitas) y agrega que no habiendo exhibido documentación o comprobante alguno consideró que lo expuesto era meramente arbitrario pues conocía que los documentos otorgados por los padres son de 1817, presumiendo con algún fundamento que la línea con que se vendieron debe pasar como quinientos metros mas al oeste, con lo que dio por terminada la operación el 6 de octubre de 1877, siendo aprobada por el departamento topográfico el 3 de noviembre de 1877.

El 10 de octubre de 1883 se dictó ley disponiendo la creación de una institución municipal, lo cual hasta 1899 no se había producido por lo cual los vecinos elevaron un petitorio al ministro de gobierno Dr. José Figueroa Alcorta pidiendo que se cumpla con lo dispuesto en dicha ley, dado el "adelanto material y moral de la villa y su gran población".

Vista la petición precedente el departamento de gobierno expidió decreto el 22 de abril de 1890 suscripto por Juárez y Figueroa Alcorta, convocando a elecciones para el día 4 de mayo a fin de elegir Intendente Municipal y 6 vocales que compondrían al Concejo Deliberante.

Ese día concurrieron al atrio parroquial los señores conjueces nombrados por el senado de la provincia para integrar la mesa receptora de sufragios quienes fueron los Sres., Juan F. Bustos (presidente), Pío Ocantos, Marcelino Moyano, Restituto Arias y Toribio Gómez, quienes recepcionaron 69 votos, resultando del correspondiente escrutinio que resultaron electos con 45 votos don Juan F. Bustos para intendente y Toribio A. Gómez, Marcelino Moyano, Candelario Martínez, Vidal Bustos y Clodomiro Fratelli para vocales del Consejo Municipal, habiéndose dictado con fecha 15 de marzo de 1890 la primera ordenanza municipal que contaba con 13 artículos.

El siguiente intendente fue don Agustín Marcuzzi, hombre de empresa y de progreso quien impulsa la traza de calles e instala la luz eléctrica que reemplaza los viejos faroles a querosene de hierro forjado que había cada dos cuadras.

El 26 de agosto de 1939 se eleva a la antigua villa a la categoría de ciudad por Decreto nº 3829 del gobierno provincial.

Así desde fines del s. XIX integrantes de familias pudientes de Buenos Aires y Córdoba tenían su casa-quinta de veraneo en Cosquín, como por ejemplo los Bouquet, Elías Romero, Martínez Zuviría. Hoy, algunos barrios de la ciudad, llevan esos nombres o los de sus estancias (Quinta Bouquet, Puente Zuviría, La Mandinga, etc).

Es la percepción del valor turístico de la zona del Valle de Punilla lo que facilita emprendimientos en Cosquín con aspiraciones turísticas. Fue entonces cuando en 1961 se da comienzo al Festival Nacional del Folklore por iniciativa de una comisión creada al efecto que estaba entre otros, constituida por los médicos Reynaldo Wisner y Santos Sarmiento y el cura párroco Héctor María Monguillot.

El primer festival se llevó a cabo sobre la ruta nacional (por entonces calle San Martín) donde se construyó un escenario provisorio en su intersección con la calle Salta, lo que dio lugar a protestas y conflicto con la Dirección Nacional de Vialidad, que se sentía avasallada en su propiedad y sus derechos, avalando lo decidido el entonces intendente, Sr. Bergese por considerar que era el único responsable de lo que se resolvía en el ejido municipal. El escenario se construyó de vereda a vereda y también se proveyó de una precaria platea consistente en algunas hileras de sillas y bancos. Al año siguiente dado el buen acogimiento observado por el público en general y el turismo en particular, se repitió el intento agregando mayor cantidad de bancos a la platea con madera donada por una empresa de automóviles. Se crea en esa oportunidad el Ateneo Folklórico de Cosquín donde folklorólogos y folkloristas concurren a las charlas y conferencias dictadas sobre temas como cursos para maestros de frontera, antropología, arqueología, artesanía, cultura aborigen.

En el año 1962, en el mes de octubre, se reunió una asamblea en el club de ajedrez con asistencia del comisionado municipal Dr. Reyes Contreras y Secretario municipal, Sr. Gutiérrez Herrero donde el Dr. Reynaldo Wisner, por la Comisión, propone trasladar el escenario a la Plaza Próspero Molina, idea que es apoyada por el arquitecto Francisco Núñez y el médico Santos Sarmiento quienes se fundan en un dictamen del arquitecto Lapadula de la ciudad de Córdoba, el cual contó con la aprobación general, pero no fue favorablemente acogido por el intendente. Se organiza entonces una peña gigante en las calles San Martín y Mallín y allí se propone acopiar en 48 horas materiales en la plaza para empezar las obras, pese a la negativa municipal, ante cuyos hechos cedió la intendencia y entregó su autorización para que el tercer festival se realizara en la plaza como acontece hasta la fecha.

El folklore ha sido desde entonces uno de los más fuertes motores turísticos de la ciudad. Es así como desde el año 2008 se crean dos fiestas más que se desarrollan durante los meses de julio y octubre. El Cosquín de Peñas, 9 lunas de folklore con artistas de todo el país en el primer circuito peñero de la Argentina, y La Fiesta del Duende, Cosquín se baña de colores, música y sueños, invadiendo de fiesta todos los rincones de la ciudad.

Salud

Hacia principios de 1900, Cosquín fue tomado como zona terapéutica, debido a su microclima. En esta ciudad se crearon las pensiones para los enfermos de tuberculosis. La mayoría de las personas que vivían en estas pensiones eran adineradas, sus familiares les enviaban dinero mensualmente y el encargado de pagar los giros, era el jefe de correos Palemón Carranza. Sin embargo, aquellos que no poseían familiares, se trasladaban con todos sus bienes, que invertían en la región, quedando a su muerte, todo a disposición del estado.

La amenaza de la tuberculosis retrocede, cuando en 1950, Alexander Fleming descubre la penicilina. Se recetan cócteles de bacteriostáticos + antibióticos (mientras que la prevención de la TBC se trata eficazmente con la vacuna de Heinrich Koch). Y empieza la decadencia de los Hospitales de Altura (como los actuales Hospitales Colonia Santa María, hoy convertido en hospital neuropsiquiátrico, y el Hospital Domingo Funes, transformado en hospital polivalente) y de Llanura (uno en Pergamino), llegando el fin de la terapia de "descanso en zonas secas y asoleadas". En ese entonces Cosquín sufre diez años de decadencia debido a que un factor de su movimiento económico eran los enfermos de tuberculosis.

El barrio Remembranza

Es uno de los barrios más característicos de Cosquín. Allá por el año 1920 la planta urbana de Cosquín estaba limitada por las vías del ferrocarril al Oeste y al Este una acequia que seguía la traza del hoy Bv. Mosconi, que fuera conocido hasta hace pocos años como Bv. Acequia. Desde estos límites se extendían tierras poco habitadas. Al Oeste eran terrenos de la llamada Comunidad Indígena, carentes de títulos, y por ello frenadas en su desarrollo. Al Este estaban las quintas que proveían de verduras y frutas y que fueron transformándose en barrios: Remembranza, Los Carolinos, Quinta Bouquet, etc.

Antes de la construcción del Puente Carretero el río Cosquín se atravesaba por un precario vado ubicado en la prolongación de la calle Tucumán y se continuaba por la hoy calle Fray Mamerto Esquiú. Antes del ingreso al vado salía una senda para carros en la ribera del río, que solía ser utilizada por los que extraían arena y piedras del lecho del mismo.

Remembranza fue también originariamente una quinta de 7 hectáreas, de un terreno sensiblemente llano, con un débil declive hacia el río, es decir hacia el Norte y el Este. La ribera se destacaba por una hermosa línea de sauces llorones, que casi han desaparecido debido la desaprensión de algunos turistas que hicieron fuego junto a sus troncos y a la acción de crecientes estivales que socavaron sus raíces. La tierra era sumamente apta para los cultivos y la cría de animales tales como, gallinas, conejos, cerdos y vacas.

El Balneario La Toma, próximo a la ciudad de Cosquín, es el lugar de convergencia de todos aquellos que quieren refrescarse frente al calor estival.

Estaba comprendida entre la actual calle Tucumán, y la curva que describe el río Cosquín. El ingreso era por la calle Tucumán donde existió hasta la década del 60 un guardaganado, por lo cual fue en sus comienzos algo parecido a un “barrio cerrado” ya que no contaba con otra calle de entrada.[2]

En el año 1946, el Dr. Juan Antonio Fontán la adquirió a su anterior propietario, el Sr. Félix Ratto. Al principio continuó la explotación rural y luego de efectuar remodelaciones en el edificio y diversas mejoras, trasladó su familia a la misma, estableciéndola como su vivienda permanente. Por diversos motivos hacia el año 1950 decidió efectuar un loteo. A este efecto procedió a la apertura de calles, instalación de red de agua corriente, luz domiciliaria, alumbrado público y arbolado, destacándose los álamos de sus veredas que lamentablemente no se conservaron. A las calles se les impuso nombres relacionados con las letras, siendo las dos más importantes la Rubén Darío, por el poeta nicaragüense, y Carlos Guido y Spano, poeta argentino. Comenzó luego con la venta de lotes. De esta forma se fue conformando un barrio eminentemente residencial, habitado por familias de profesionales, comerciantes, empleados públicos.[3]

En el año 1970 se efectuó la pavimentación de las calles y se mejoró el alumbrado público beneficiando grandemente a este sector.

Sobre la base de la antigua quinta en años posteriores se efectuaron otros loteos adyacentes que quedaron incorporados al barrio, manteniendo una gran unidad en su carácter residencial y perfil humano. Estos loteos fueron: el ubicado entre la calle Tucumán, la Avenida San Martín (Ruta Nacional 38), y el río con una superficie de una hectárea y media; el resultante de la subdivisión de la quinta de Don Elías Romero que contaba con casi 10 hectáreas; de los terrenos del Dr. José Reyes Contreras —quien fue dos veces Intendente Municipal— de una hectárea, donde se construyó un plan de viviendas financiado por el Banco Hipotecario S.A. Nacional; otra fracción perteneciente al Escribano Salvador León, en la que se abrieron las calles Gaucho Rivero y Soberanía Nacional. Todos estos lotes fueron rápidamente edificados, siendo en estos momentos pocos los baldíos. Por estos años, gracias a la donación que hiciera el Dr. Fontán, se destinaron dos lotes para la continuación de las calles Santa Fe y Guido Spano que facilitaron la conexión del barrio con la ciudad.

En el año 1971 se ejecutó una pequeña plazoleta en el extremo de la calle Tucumán junto al río y se levantó un monumento a la Madre con una escultura realizada por un excelente artista, el Profesor Carlos H. Zárate, que luego fue trasladada a otro Centro Vecinal. Se encargó entonces una nueva escultura a la Escuela Municipal de Cerámica “Huanquero” que es la obra que existe actualmente, cuyas autoras fueron Graciela Cejas y Elvira de la Torre. También se remodeló la plazoleta y se la denominó Paseo de los Poetas. En este lugar se realizan desde hace varios años, gracias a la iniciativa y el trabajo del Centro Vecinal, los festejos del Día de la Madre a los que concurren autoridades locales, invitados especiales, representantes de Centros Vecinales y gran cantidad de público.

El Centro Vecinal, por iniciativa de su Presidenta la Sra. Marta Geranio reconociendo al Dr. Fontán como el fundador del barrio y en homenaje a sus múltiples actividades en pro del bien común, gestionó ante las autoridades municipales destinar un espacio verde ubicado en la esquina de las calles Japón y Guido Spano para la ejecución de una plazoleta que lleva su nombre y con el aporte de dicho Centro fue parquizada, embellecida y dotada de juegos infantiles.

Other Languages
Cebuano: Cosquín
Deutsch: Cosquín
français: Cosquín
italiano: Cosquín
lietuvių: Koskinas
Nederlands: Cosquín
polski: Cosquín
português: Cosquín
svenska: Cosquín
中文: 科斯金