Cosechadora

La cosechadora, combinada o segadora-trilladora es una máquina agrícola que siega, trilla y limpia, o sea cosecha los productos de los principales cultivos. Por lo general se limita el término cosechadora a las que cosechan los cereales y ciertas oleaginosas como la soja, el girasol, la colza y el lino, excluyéndose máquinas tales como la recolectora o cosechadora de algodón, la cosechadora de caña de azúcar y las que cosechan hortalizas y frutales.

Historia

Ya desde el siglo XIX se trató de reunir en una sola máquina la segadora y la trilladora. En 1835 Hiram Moore (1801-1875) y James Hascall construyeron y operaron una cosechadora en Míchigan, que patentaron al año siguiente. Era una máquina de 15 pies (4,5 m) de ancho de corte, arrastrada por 20 caballos. Moore siguió fabricando cosechadoras e inclusive envió máquinas a California donde fueron muy exitosas debido a su clima más seco. A fines del siglo XIX también se construyeron máquinas automotrices o autopropulsadas por motores a vapor. George Berry fabricó en 1887 una de 22 pies (6,6 m) de ancho de corte operada por 6 personas. Al año siguiente, Berry la modificó ampliándola a 40 pies (12 m).[1]

Cosechadora stripper australiana.

En Australia se siguió otro criterio: en lugar de cortar la mies, se separaba la espiga arrancándola mediante un batidor (stripper). En 1843 el agricultor australiano John W. Bull (1804-1886) inventó una cosechadora stripper que utilizó en su cultivo de trigo. Además se había ofrecido un premio de £ 40 a quién inventase una cosechadora. Bull se presentó a ese concurso, pero el jurado desechó su máquina. Desilusionado abandonó su idea, que fue retomada por John Ridley (1806-1887) que llegó a fabricar strippers. Con los años, el stripper se fue perfeccionando en Australia. Entre los fabricantes se destacó Hugh V. McKay (1865-1929) que llegó a ser el mayor fabricante de maquinaria agrícola en ese país.[2]​ Incluso llegó a exportar strippers a Argentina, donde llegaron a tener una cierta difusión en las dos primeras décadas del siglo XX. Estos strippers eran máquinas de 5 pies (1,5 m) de ancho de corte tiradas por seis caballos.

Cosechadora de tracción animal, en este caso mulas, de la década de 1920 en Estados Unidos.

En Estados Unidos prosiguió el desarrollo de la cosechadora. En cuanto estuvieron disponibles, se agregaron motores de combustión interna a las máquinas para aliviar el tiro por tracción animal, que pronto fue substituido por tractores. Estas máquinas de arrastre tenían plataformas de 10 a 12 pies (3 a 3,6 m) y podían cosechar alrededor de una hectárea de trigo en una hora. Poco a poco, en la década de 1930 la cosechadora fue desplazando la cosecha con segadora y trilladora, especialmente en los países de agricultura extensiva como Estados Unidos, Canadá, Argentina y Australia. En países de agricultura más intensiva y explotaciones agraria más pequeñas este cambio fue algo más tardío.

Cosechadora automotriz cosechando cebada.

El paso siguiente fue la cosechadora automotriz o autopropulsada, que los principales fabricantes de maquinaria agrícola norteamericanos comenzaron a producir durante la década de 1940. En lugar de su ubicación lateral, la plataforma estaba al frente de la máquina, lo que permitía una mejor maniobrabilidad. A mediados de siglo, estas cosechadoras venían provistas de plataformas de 16 pies de corte (4,8 m) y motores de alrededor de 100 CV (0,74 kW) con lo que lograban cosechar 1,2 a 1,5 hectáreas por hora.[3]​ También en esa época se fue pasando del manipuleo de los granos en bolsas o sacos a hacerlo a granel, con lo que también se logró un importante ahorro de mano de obra pues se eliminaba el bolsero y el cosedor de bolsas, que trabajaban sobre la cosechadora, y el personal que recogía las bolsas en el rastrojo.

Durante la segunda mitad del siglo XX se fue perfeccionando la cosechadora y ampliándose su capacidad de trabajo. A principios del siglo XXI eran corrientes, en los países de agricultura extensiva, máquinas de cabezales trigueros de 30 pies (9 m) de ancho de corte, una tolva de 8.000-10.000 l de capacidad (6 a 7,5 t) que logran cosechar algo más de 3 ha/h. Cuentan con motores diésel de alrededor de 300 CV (220 kW). Vienen equipadas con sensores que informan sobre el rendimiento instantáneo del cultivo y la humedad del grano, así como del funcionamiento de los diferentes mecanismos. Un GPS asiste y ayuda al conductor en la dirección de la máquina. La cosecha, que antaño requería un sinnúmero de hombres para la siega y la trilla, se puede efectuar con estas máquinas con sólo dos operarios: el conductor de la cosechadora y el tractorista que con vagones tolva o carros recibe a granel los granos y los transporta a los depósitos.[4]

Other Languages
العربية: حصادة
asturianu: Cosechadora
žemaitėška: Kuombains
bosanski: Kombajn
Deutsch: Mähdrescher
Esperanto: Kombajno
فارسی: کمباین
Nordfriisk: Hautjarscher
furlan: Trebie
galego: Colleitadora
hrvatski: Kombajn
Bahasa Indonesia: Pemanen kombinasi
íslenska: Þreskivél
한국어: 콤바인
Lëtzebuergesch: Méidrescher
lietuvių: Javų kombainas
македонски: Комбајн
Nederlands: Maaidorser
norsk nynorsk: Skurtreskjar
português: Colheitadeira
srpskohrvatski / српскохрватски: Kombajn
Simple English: Combine harvester
slovenčina: Obilný kombajn
slovenščina: Spravljalnik
српски / srpski: Комбајн
Seeltersk: Mjotäärsker
Türkçe: Biçerdöver
oʻzbekcha/ўзбекча: Don yigʻish kombayni
West-Vlams: Pengdescher