Cosa (derecho)

Cosa, en derecho privado, corresponde al objeto de la relación jurídica, que puede ser un bien, un derecho o incluso una obligación, en la que además intervendrán personas, siendo éstas los sujetos de tal relación.

Sobre las cosas recaen los distintos derechos reales (como, por ejemplo, la propiedad) sobre los que son titulares las personas. Además, la cosa puede ser objeto de posesión, siendo éste un hecho fáctico de gran importancia jurídica.

Clasificación

Según su movilidad

  • Muebles: si se puede mover o trasladar de un lado a otro. Se clasifican en cosas semovientes e inanimadas.
    • Cosas semovientes: Que pueden trasladarse por sí mismas, como los animales.
    • Cosas inanimadas: que solo se mueven impulsadas por una fuerza externa, como las herramientas o los vehículos.
  • Inmuebles: que no se pueden mover, como una casa, un terreno, un departamento o una finca.

Según su naturaleza física

  • Corporales: las que pueden percibirse por los sentidos y tienen una existencia concreta en la naturaleza, como una casa o un libro.
  • Incorporales: no se puede tocar y solo pueden percibirse con el entendimiento, como los derechos subjetivos y sus acciones.

Según su independencia

  • Principales: que existen y subsisten por sí mismas, por ejemplo una hacienda.
  • Accesorias: que solo cobran sentido acompañadas de una cosa principal, como el control remoto de un televisor, las cuerdas de una guitarra o un tractor en la hacienda antes citada.

Según su utilización

  • Consumibles: que se extinguen con su primer uso, o que desaparecen del patrimonio luego de utilizarlas, como el dinero o las bebidas.
  • No consumibles: aquellas que no se agotan con su primer uso, como los bienes raíces, los libros o el vestuario.

Según su divisibilidad

  • Divisibles: que aun separándose en partes sigue manteniendo su valor económico, como el trigo.
  • Indivisibles: que pierden su valor si se dividen, como un diamante, una mesa o un vehículo.

Según su capacidad comercial

  • Comerciables: son aquellas cosas que se pueden comprar y vender, pues su enajenación no está prohibida, como los muebles de un hogar.
  • No comerciables: son aquellas que por disposición de la ley no pueden ser objeto de relaciones jurídicas privadas, por ende no pueden ser enajenadas, traspasadas o cedidas y no son susceptibles de apropiación particular, como una plaza pública, un lago o un bien embargado.

Según entidad requerida en el tráfico

  • Fungibles: son aquellas cosas que pueden ser sustituidas entre sí, pues están definidas solo en función del género al cual pertenecen. Para los romanos las cosas fungibles eran determinadas por su peso, número, o medida, y de allí proviene su denominación in genere, como por ejemplo el trigo, el vino o el dinero.
  • No fungibles: se caracterizan por la imposibilidad de ser sustituidas, ya que se determinan por sus cualidades intrínsecas a su esencia misma que los hacen únicos. Por ejemplo, el caballo Filibustero de Juan Pérez, no puede ser sustituido por otro similar, o el cuadro La Gioconda de da Vinci, que es único, por lo que tampoco puede ser sustituido por otro.

Según su apropiabilidad

  • Apropiables: que pueden estar a nombre de una persona en particular, como los muebles de un hogar o un libro.
  • Inapropiables: que son comunes para toda la humanidad y, por ende, no pueden pertenecer a nadie en particular, como el aire, el océano.

Según su existencia

  • Presentes: que existen al momento de ser objeto de una declaración de voluntad, como una finca.
  • Futuras: aquellas que no existen en la actualidad, pero pueden llegar a existir según el curso normal de los acontecimientos, como la cosecha del año que viene, o los bienes que deje el causante al fallecer.
Other Languages
azərbaycanca: Əşya (hüquq)
català: Cosa (dret)
čeština: Věc (právo)
Deutsch: Sache (Recht)
Esperanto: Havaĵo (Juro)
hrvatski: Stvar
italiano: Bene (diritto)
日本語: 物 (法律)
한국어: 물건
Lëtzebuergesch: Gutt
lietuvių: Daiktas
मैथिली: चीज
Nederlands: Goederen en zaken
русский: Вещь (право)
українська: Річ (право)