Corriente Circumpolar Antártica

La corriente Circumpolar Antártica comunica los océanos Atlántico, Índico y Pacífico.

La corriente Circumpolar Antártica (CCA) es una corriente marina fría que fluye de oeste a este alrededor de la Antártida. La CCA es la característica dominante de la circulación del océano Antártico. Gira en sentido oeste a este, es decir, con la misma dirección del movimiento de rotación y viene a ser la única corriente austral que compensa el movimiento de este a oeste de las corrientes localizadas en la Zona Intertropical. Aunque en el hemisferio norte la situación es la misma, la existencia de Europa y América del Norte complica la trayectoria de dicha corriente, que también sería circumpolar de no existir estos continentes. El equivalente de la corriente circumpolar antártica en el hemisferio norte serían las corrientes del Golfo y de Kuro Shivo (en el Atlántico y Pacífico, respectivamente) como corrientes cálidas y sus corrientes opuestas frías que traen agua muy fría hacia el sur: la corriente Oriental de Groenlandia, la del Labrador y la de Oyashio. Como consecuencia de estas diferencias, en el hemisferio norte, las aguas cálidas llegan a rodear el cabo norte de Europa que siempre está libre de hielos pero en cambio, la contraparte de las corrientes frías señaladas permite la deriva de los icebergs procedentes de Groenlandia muy al sur (latitudes de Nueva Inglaterra, donde naufragó el Titanic). Así, más que impedir que las aguas cálidas lleguen a la Antártida, la corriente circumpolar antártica lo que hace es impedir que los icebergs procedentes de la Antártida lleguen a latitudes tan bajas como ocurre en el hemisferio norte.

Origen

Como sucede con todas las corrientes, su formación se debe al movimiento de rotación terrestre con intervención de otros factores como es la configuración de las costas que contribuyen a desviar dichas corrientes, aunque en el caso de la corriente Circumpolar Antártica se desplaza a unas latitudes en las que no existen tierras: el estrecho de Drake, entre América del Sur y la Antártida sólo contribuye a acelerar ligeramente la velocidad de la corriente, pero no a desviarla, por encontrarse en la latitud en la que se desplaza por el movimiento de rotación terrestre. Cumple, obviamente, con el llamado efecto de Coriolis, que desvía la trayectoria de cualquier objeto móvil sobre la superficie terrestre hacia la derecha en el hemisferio norte y hacia la izquierda en el hemisferio sur.

Other Languages
беларуская (тарашкевіца)‎: Антарктычная цыркумпалярная плынь
日本語: 南極環流
한국어: 남극 환류
Bahasa Melayu: Arus Lilitan Antartika
Nederlands: Westenwinddrift
norsk nynorsk: Sørishavsstraumen
srpskohrvatski / српскохрватски: Struja zapadnih vjetrova
slovenčina: Západný príhon