Cornellá de Llobregat

Cornellà de Llobregat
Cornellá de Llobregat
Municipio de España
Bandera Cornellá de Llobregat.png
Bandera
Escut de Cornellà de Llobregat.svg

Torre de la Miranda

Torre de la Miranda
Cornellá de Llobregat ubicada en España
Cornellá de Llobregat
Cornellá de Llobregat
Ubicación de Cornellá de Llobregat en España.
Cornellá de Llobregat ubicada en Provincia de Barcelona
Cornellá de Llobregat
Cornellá de Llobregat
Ubicación de Cornellá de Llobregat en Provincia de Barcelona.
País Flag of Spain.svg  España
•  Com. autónoma Flag of Catalonia.svg  Cataluña
•  Provincia Flag of Barcelona (province).svg  Barcelona
•  Comarca Bajo Llobregat
Ubicación 41°21′18″N 2°04′16″E / 41.355, 41°21′18″N 2°04′16″E / 2.0711111111111
•  Altitud 27 msnm
•  Distancias 0 km a Hospitalet
3 km a Sant Boi
4 km a Sant Feliu Ll.
9 km a Barcelona
46 km a Manresa
Fundación Vestigios de población romana
Población 86376 hab. (2015)
•  Densidad n/d hab./km²
Gentilicio Cornellanense
Código postal 08940
Alcalde Antonio Balmón ( PSC)
Sitio web www.cornella.cat
[ editar datos en Wikidata]

Cornellá de Llobregat[1] (en catalán y oficialmente Cornellà de Llobregat) es un municipio de España perteneciente a la provincia de Barcelona, en la comunidad autónoma de Cataluña. Las ciudades limítrofes con Cornellá son: Hospitalet de Llobregat, San Baudilio de Llobregat, El Prat de Llobregat, San Juan Despí y Esplugas de Llobregat. Cornellá de Llobregat es el municipio más poblado del Bajo Llobregat con 86 234 habitantes.

Historia

La historia de Cornellá de Llobregat está definida por tres factores principales: su proximidad a la ciudad de Barcelona, el ser un territorio de paso (así como toda la comarca del Bajo Llobregat) de las vías de entrada y salida de la capital de Cataluña. Su nombre posee un origen romano (Cornelianus) las características arquitectónicas de la ciudad poseen rasgos visigóticos.

La primera referencia escrita de la ciudad data de 980, cuando ya existía una iglesia y una torre de defensa contra los sarracenos en el mismo lugar que dónde hoy se establece el actual Castillo (construido en el siglo XIV). La ciudad fue incorporada al territorio de Barcelona en el siglo XIII y por poco tiempo, perteneció a las "Franqueses del Llobregat", dónde se desarrollaba principalmente la actividad agrícola. La ciudad fue dominada por los "masos" hasta el siglo XVIII.

En el año 1716 la ciudad se separó de Barcelona por el Decreto de Nueva Planta, y pasó a formar parte de la comarca del Bajo Llobregat. En el año 1819, junto con la inauguración del Canal de la Infanta se desarrolla el regadío y se comienza un proceso de industrialización. El ferrocarril llega a la ciudad en 1854. Durante un siglo el sector textil se convierte en la base económica del municipio y a la vez crecen los núcleos de población separados del centro (barrios de Riera, Almeda, Pedró, la Gavarra). De 1950 en adelante, se multiplica la llegada de nuevos habitantes y se acentúa el proceso de industrialización y urbanización. Se construye el barrio de Sant Ildefons ( años 60) y Fontsanta ( 1974). Se llega a 100.000 habitantes en 1979.

La ciudad adquiere relevancia como referente de la lucha obrera y social por la democracia en los últimos años del franquismo.

Patrimonio histórico

  • Columnas prerrománicas (siglo X)

Las columnas que presiden la entrada al edificio del Ayuntamiento, verdaderas joyas del arte prerrománico catalán, fueron encontradas en una reforma del año 1928. Todo indica que en el lugar dónde actualmente está el edificio consistorial se construyó en el siglo V una iglesia primitiva que hizo las funciones de primer templo parroquial. En el siglo X, la consolidación del núcleo de población motivó la expansión de la iglesia primitiva. En ese momento se añadieron las dos columnas que eran el apoyo del arco principal de la iglesia. Los estudiosos de la historia del arte destacan la similitud de los capiteles con otros monumentos catalanes de la misma época (quizás eran artistas de la misma escuela) y la influencia del arte del Califato de Córdoba.

Castillo de Cornellá

El Castillo de Cornellá es uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad. Se trata de un gran casal gótico, construido y reformado en diversas épocas. Está estratégicamente situado en lo alto de una pequeña colina des de la que se obtiene una buena visión del Llobregat en su tramo final, de San Baudilio de Llobregat a la otra ribera del río y antiguamente de las principales vías de acceso a la ciudad. El documento más antiguo que hace referencia al Castillo de Cornellá es del año 1204, posiblemente hacía las funciones de torre de defensa como otras muchas que flanqueaban el Llobregat. Perdida su función militar, se convirtió en centro de una gran propiedad agrícola, y buena parte de su configuración actual corresponde a reformas realizadas durante el siglo XVII sobre una base del periodo gótico.

  • Can Manso (siglo XVI - XVIII)

Masía situada en la carretera del Mig, muy cerca del cruce con la carretera vieja del Prat, zona de Almeda y lindando con el término municipal de Hospitalet. Esta masía, fechada en el siglo XVI, es una de las más destacadas de Cornellà dadas sus dimensiones, majestuosas, y su configuración, con un cuerpo central de grandes dimensiones. A los laterales se levantan dos cuerpos más bajos y otros dos que forman las solanas, dejando una configuración de planta basilical de cinco naves. Sus propietarios fueron la familia Femades, apellido de labradores, y posteriormente fue adquirida por la familia barcelonesa de los Sabater. El escudo de armas de la fachada recuerda que a principios del siglo XIX fue propiedad del general Josep Manso (héroe de la guerra de la Independencia de 1808-14), quien pasaba largas temporadas en Cornellà.

  • Can Serra (siglo XVI - XVIII)

Antiguamente Can Famades. Masía que se encuentra en la carretera de Hospitalet, al final del término municipal. El edificio, de aspecto señorial con planta cuadrada y cubierta a cuatro aguas, de los años 1763-69 según las inscripciones que hay en su interior. Actualmente es conocida como Can Serra por la instalación de esta familia dedicada a la cerámica.

  • Can Valhonrat (siglo XVII - XX)

Situada en la plaza de Francesc Macià, ante el Ayuntamiento y la iglesia. En el siglo XVII el propietario del Castillo edifica Can Vallhonrat como residencia familiar. El edificio, de planta cuadrada y cubierta a cuatro aguas, pone de manifiesto su uso residencial con la vistosa estructura de la fachada y los acabados de su interior. Las reformas y consolidación del edificio en el 1986, con la modificación de las buhardillas, supuso un cambio en su uso como edificio administrativo del Ayuntamiento.

  • Rectoría de Santa Maria (siglo XVII - XX)

En el pasaje Mossèn Jaume Rafanell, detrás de la iglesia de Santa María encontramos "La Rectoría", que nace como masía y ya se la conoce en el siglo XVI. A lo largo del siglo XVII se hacen obras y se instala la vicaría. El edificio actual es fruto de los añadidos y no tiene una tipología definida

  • Can Trabal (siglo XVII - XVIII)

En la carretera de Esplugues en dirección a Sant Boi, delante del centro comercial. Esta masía, antes conocida como Can Pato, aparece documentada en el siglo XIV aunque con el nombre de Mas Puig. La parte posterior, más baja, es la más antigua. En el siglo XVIII se añade la parte delantera con un cuerpo formado por dos plantas, con buhardillas en la parte central, más elevada respecto a los laterales. Sus propietarios fueron la familia Amat, apellido de labradores cornellanenses, poseedores de las tierras hasta el límite con el término de Sant Joan Despí.

  • Can Maragall (siglo XVII - XVIII)

Masía situada entre la carretera de Esplugues y la calle del General Prim, en el centro del núcleo urbano. Es una de las más antiguas, hay documentación que habla de un primer edificio construido en 1330, y su figura actual responde al carácter señorial de las edificaciones residenciales del siglo XVIII. El edificio, cubierta a dos aguas y sin buhardillas ni graneros, tiene un cuerpo central de dos plantas-piso y bajos dónde posteriormente se le añadieron dos cuerpos laterales porticados. El nombre actual se debe a que la familia del gran poeta Joan Maragall fue la propietaria.

  • Can Tirel (siglo XVII - XVIII)

Situada junto a la vía de Renfe, en el barrio Fatjó, muy cerca de la vía del ferrocarril. Posiblemente era una ‘masoveria’ que dependía de Can Corts, hoy desaparecida. Fue reformada en el año 2009 y actualmente es la sede de la Societat Musical La Unió.

  • Can Rissuenyo (siglo XVII - XVIII)

En la calle de Els Pins o Pius XII esquina con la calle Lasarte. Sus orígenes son del siglo XVIII, con una fachada con estucos color ocre casi desaparecidos, aperturas ovales en las buhardillas, cerámica en el marco del cuerpo central y las balaustradas, detalles que dan un carácter señorial y culto a la edificación.

Situado en el parque del mismo nombre, en la carretera de Hospitalet, ante el barrio de Almeda. Tras entroncar la antigua familia Mercader con la de los condes de Bell•lloch, Joaquim de Mercader y Bell•lloch, hizo construir el año 1865 este palacio donde había la antigua masía de Can Mercader. La construcción, de planta cuadrangular con torres octogonales a los cuatro lados, tiene el aire de los palacios de la época del romanticismo. La planta noble está formada por un conjunto de salas decoradas con estilos muy diferenciados, pero todas con una recargada suntuosidad. Sus colecciones de pinturas, cerámicas, armas, porcelanas, aves disecadas, muebles, etc. otorgan a este edificio una importancia especial. Desde el 1995, tras seis fases de restauración, es museo público de la ciudad. Además, en sus salas, se celebran los matrimonios civiles.

Situada en la avenida Salvador Allende, en el barrio de San Ildefonso. De estilo neo-mudéjar y planta hexagonal, la hizo construir Arnau de Mercader a finales del siglo XIX como mirador sobre la llanura del Llobregat y para poder estudiar las aves.

  • Estación de RENFE (siglo XIX)

Edificio construido a raíz de la inauguración, el año 1855, de la línea de ferrocarril Barcelona-Molins de Rei, prolongada dos años después a Martorell.

  • Can Gaya (siglo XIX)

Can Gaya (calle Rubió i Ors, 65) es un edificio señorial construido el 1860, originariamente propiedad de la familia Mas, la cual poseía también la fábrica sita justo al otro lado de la calle y de la cual se conserva todavía la fachada.

  • Casa Camprubí (1927)

En las afueras de la ciudad, en la carretera de Sant Joan Despí, podemos contemplar el edificio más emblemático del modernismo en Cornellà. La casa Camprubí, obra del conocido arquitecto Josep Maria Jujol, fue construida el año 1927 por encargo de Cebrià Camprubí i Nadal.

  • Familiar Cinema Titan (1926)

En la calle Rubió i Ors esquina con Verge de Montserrat encontramos el edificio, actualmente convertido en biblioteca pública, que fue construido en 1926 según proyecto del arquitecto municipal Marín Espinosa. Su torre circular (pináculo), de veinte metros de altura, muestra su clara vinculación con el Noucentisme.

  • La fábrica Fontanals i Suris (1897-1913)

Junto a la carretera de Sant Joan Despí. La fábrica Fontanals y Suris, una de las más importantes del sector textil local, fue construida en el año 1897 (con el nombre de Sala y Cía.), recogiendo la impronta estética del primer modernismo, a base de ladrillo visto, hierro y vidrio. La fábrica dejó de funcionar en los años sesenta. Actualmente, y tras una importante reforma finalizada en el año 2007, acoge el Citilab Cornellà.

Estas instalaciones, del año 1907 y situadas en Quatre Camins, son obra del arquitecto Josep Amargós. Comprenden el edificio propiamente dicho, la chimenea de 35 metros de alzada y los pozos de extracción de agua sitos dentro de un extenso parque que constituye el elemento integrador de las instalaciones. El edificio, construido en ladrillo visto y según los cánones modernistas, consta de tres naves completamente libres. Dentro, la sala principal se conservan, en perfecto estado, los primeros modelos de las máquinas a vapor que impulsaban el agua para el suministro de Barcelona. Actualmente, y tras una importante reforma, es la sede del Museo Agbar de las Aguas.

  • La fábrica Bagaria (1850-1920)

Situada en la carretera de Esplugues, esta fábrica textil fue construida por el arquitecto Modest Feu i Estrada en el año 1920. Es muy interesante, dentro de la arquitectura industrial de la Cataluña modernista, el conjunto formado por la torre-vivienda con un esmerado trabajo de ladrillo visto.

  • La fábrica y la colonia Rosés (1850-1920)

Situada en el sector Millars, a ambos lados de la Avenida Alps. El conjunto residencial fue promovido por la sociedad textil Rosés en 1851. Las viviendas, dispuestas en hilera, tienen planta baja, piso y pequeños patios. Son un ejemplo único en Cornellà de las colonias obreras del siglo XIX.

  • Iglesia de Santa Maria (1940)

La antigua iglesia de Cornellà fue destruida en parte en la guerra civil y acabada de dinamitar en 1939 para construir la nueva. En 1940 se colocaba la primera piedra de la nueva iglesia, que fue consagrada en mayo de 1948, aun cuando el campanario no fue terminado hasta 1953.

Other Languages