Cornelius Vanderbilt

Cornelius Vanderbilt
Vanderbilt.jpg
Información personal
Otros nombres El Comodoro
Nacimiento 27 de mayo de 1794
Staten Island, Estados Unidos Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 4 de enero de 1877 (82 años)
Nueva York, Estados Unidos Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad estadounidense
Familia
Padres Phebe Hand
Cornelius Vanderbilt
Cónyuge Sophia Johnson
Hijos

Phebe Jane (1814-1878)
Ethelinda (1817-1889)
Eliza (1819-1890)
William Henry (1821-1885)
Emily Almira (1823-1896)
Sophia Johnson (1825-1912)

Maria Louisa (1827-1896)
Frances Lavinia (1828-1868)
Cornelius Jeremiah (1830-1882)
Mary Alicia (1834-1902)
Catherine Juliette (1836-1881)
George Washington (1839-1864)
Información profesional
Ocupación Empresario
Firma Cornelius Vanderbilt Signature.svg
[ editar datos en Wikidata]

Cornelius Vanderbilt I ( 27 de mayo de 17944 de enero de 1877), también conocido como El Comodoro [1] [2] o Comodoro Vanderbilt [3], fue un empresario estadounidense que amasó su fortuna gracias al transporte mediante barcos y ferrocarriles. Fue el patriarca de la familia Vanderbilt.

Vanderbilt era el cuarto de nueve hijos de Cornelius Vanderbilt y Phebe Hand, cuya modesta familia vivía en Port Richmond, en Staten Island ( ciudad de Nueva York).

Su cuarto abuelo (padre de su tatarabuelo), Jan Aertson, era un granjero holandés de la villa de De Bilt en la provincia de Utrecht, que emigró a Nueva Ámsterdam (actual Nueva York) en 1650, siendo contratado allí como sirviente. El término holandés "van der" (de los) fue finalmente conjuntado con el nombre de su poblado natal para crear "van der bilt", que posteriormente se condensó a Vanderbilt. La mayor parte de los ancestros de Vanderbilt eran ingleses, siendo Jacob Vanderbilt, su abuelo, el último de origen holandés.

En el negocio ferroviario, la compañía de Vanderbilt era la [4]).

Cornelius Vanderbilt se casó el 19 de diciembre de 1813 con su prima y vecina, Sophia Johnson (1795-1868), hija de su tía Elizabeth Hand Johnson, que era hermana de su madre. Junto con su esposa Sophia tuvo 13 niños, de los que 12 alcanzaron la edad adulta.

Imperio de transbordadores

Durante su juventud, Cornelius Vanderbilt trabajó en los transbordadores de Nueva York, renunciando a la escuela a la edad de 11 años. Para los 16 años estaba operando su propio negocio de transporte de pasajeros entre Staten Island y Manhattan.

Durante la Guerra de 1812, recibió un contrato gubernamental para proporcionar suministros a los fuertes situados alrededor de la ciudad de Nueva York, por medio de goletas a vela, oficio por el que obtuvo su apodo de "Comodoro".

En 1818 dirigió su atención hacia los barcos de vapor. La legislación neoyorquina otorgaba a Robert Fulton y Robert Livingston un monopolio legal sobre el tráfico de embarcaciones de vapor, lo que prohibía legalmente la competencia. Trabajando para Thomas Gibbons, Vanderbilt competía mejorando los precios ofrecidos por Fulton y Livingston para el servicio entre Nuevo Brunswick (Nueva Jersey) y Manhattan, un importante tramo de la ruta comercial entre Nueva York y Filadelfia.

Vanderbilt logró escabullirse de aquellos que buscaban arrestarlo y confiscar su embarcación. Livingston y Fulton le ofrecieron un lucrativo empleo pilotando su barco, pero Vanderbilt rechazó la oferta diciendo "no me importa tanto hacer dinero, sino probar mis argumentos y obtener una ventaja". Para Vanderbilt, el argumento era la superioridad de la libre competencia y la maldad de los monopolios gubernamentales.[1] A raíz de esto Livingston y Fulton interpusieron una demanda; el caso llegó a la Corte Suprema de los Estados Unidos y finalmente acabó con el monopolio de Fulton y Livingston.

En 1829 Vanderbilt se independizó para proporcionar servicio de barco a vapor en el río Hudson entre Manhattan y Albany, Nueva York. Para la década de 1840 tenía 100 barcos a vapor recorriendo el Hudson y la reputación de contar con más empleados que ningún otro negocio en los Estados Unidos.

Durante la Fiebre del Oro de California en 1849, ofreció transporte por medio de un atajo pasando por Nicaragua hacia California, eliminando 960 kilómetros del recorrido y un 50% sobre el costo de un viaje a través del Istmo de Panamá.

Other Languages