Corneliu Zelea Codreanu

Corneliu Zelea Codreanu.

Corneliu Zelea Codreanu (n. Cornelius Zelinsky, Huşi, Rumania, 13 de septiembre de 1899 – bosque de Tâncăbeşti, 30 de noviembre de 1938) fue el líder de la organización fascista y ultraortodoxa rumana Legión de San Miguel Arcángel.

De carácter antisemita y ultranacionalista, la organización actuó en política y Codreanu fue electo diputado, a la vez que organizó una rama paramilitar, la Guardia de Hierro. Tras la disolución del Parlamento y el establecimiento de una monarquía dictatorial por el rey Carol II en 1938, Codreanu fue encarcelado junto con otros legionarios; poco después, aparentemente en el curso de un intento de fuga, fue abatido por los guardias, aunque es probable que su asesinato haya sido deliberadamente instigado por el rey.

Comienzos

Codreanu, era hijo del profesor Ion Zelenski, profesor de enseñanza secundaria[1]

A los once años ingresó en el Liceo Militar "Mănăstirea Dealului", al que asistió hasta 1916;[2]

Carácter de Codreanu

En su época de universidad los trazos de la personalidad de Codreanu quedan marcados.[3]

Primeras acciones

Desde su grupúsculo universitario Codreanu comienza a desarrollar sus actividades de acoso a los izquierdistas: asalto a estudiantes, interrupción de obras de teatro "no patrióticas", ataques a diarios, quema de periódicos.[3] Codreanu cuenta con la indiferencia de la policía y, cuando en 1921 la universidad trata de condenarla sus desmanes, Alexandru C. Cuza, rector de su facultad, famoso por su antisemitismo, y otros de sus profesores le protegen.

Asociación con Cuza

A. C. Cuza, rector de la facultad de derecho de Iaşi, furibundo antisemita y mentor de Codreanu, que fue su seguidor a comienzos de los años veinte.

En junio de 1922 Codreanu, que había pasado a ser presidente de la asociación de alumnos de derecho tras lograr no ser expulsado, obtuvo su grado,[5]

En diciembre regresa a Rumanía, donde había surgido un gran movimiento antisemita entre los estudiantes, ante la perspectiva de que la nueva constitución que se estaba redactando concediese los derechos civiles a los judíos.[1]

Durante su encarcelamiento Codreanu dice tener una visión en la capilla de la prisión en la que el arcángel Miguel le anima a dedicar su vida a Dios, lo que le lleva, a su regreso a Iaşi, a fundar una organización de jóvenes dedicados al renacimiento nacional, la Hermandad de la Cruz (Frăţia de Cruce).[9]

A diferencia de otros movimientos de corte fascista que se desarrollaban en aquel entonces en Europa, la Guardia y la Liga adoptaron una postura fuertemente religiosa, con tintes de misticismo, centrada en la defensa de la Iglesia Ortodoxa Rumana y en una concepción medievalista del estado como comunión religiosa; su virulento anticomunismo y antisemitismo derivaban de ella, y garantizaban su apoyo sobre todo en el campesinado.

El 4 de marzo de 1923 Cuza dio forma final a la Liga, y ésta se convirtió en un partido político del que Codreanu sería el segundo a cargo.

Cuza se incomodó con los métodos violentos de Codreanu y, para evitar la ruptura entre los dos, este y Moţa marchan a Francia.[9] El 14 de junio de 1925 había contraído matrimonio con Elena Ilincu; poco antes de partir a Grenoble para proseguir su doctorado.

Moţa y Codreanu regresan en abril de 1926 para participar en las elecciones, en las que la LANC obtiene 10 diputados pero Codreanu no es elegido.[10]

Other Languages