Cordobazo

Cordobazo
Cordobazo.jpg
Barricada en el Bv. San Juan, donde fue asesinado Máximo Mena.
Fecha 29 - 30 de mayo de 1969
Lugar Bandera de Argentina Córdoba
Casus belli Huelga
Conflicto Pueblada obrero-estudiantil contra la dictadura gobernante
Resultado Militarización
Consecuencias Debilitamiento de la dictadura
Beligerantes
CGT de los Argentinos Bandera de Argentina Estado argentino
Figuras políticas
Agustín Tosco Juan Carlos Onganía
Unidades militares
III Cuerpo de Ejército
  • IV Brigada
  • Policía de Córdoba
Bajas
4 Ninguna
[ editar datos en Wikidata]

El Cordobazo o primer Cordobazo, fue una insurrección popular sucedida en la ciudad de Córdoba, capital de la provincia argentina del mismo nombre, el 29 y 30 de mayo de 1969. Fue liderada por Elpidio Torres y Atilio López, secretarios generales respectivamente de los sindicatos SMATA (mecánicos) y Unión Tranviarios Automotor, pertenecientes a la Confederación General del Trabajo (CGT), y Agustín Tosco del sindicato de Luz y Fuerza de la CGT de los Argentinos. Formó parte de una serie de puebladas en Argentina entre 1969 y 1972 - todas ellas nombradas con palabras terminadas con el sufijo "azo"-, contra la dictadura gobernante autodenominada " Revolución Argentina". Las puebladas de 1969 y comienzos de 1970 debilitaron al gobierno militar y fueron uno de los factores que llevaron al reemplazo del dictador Juan Carlos Onganía en junio de 1970, abriendo paso a una salida electoral que terminó concretándose con las elecciones de 1973. Dos años después se produjo el segundo Cordobazo, también llamado Viborazo.

Contexto histórico

Agustín Tosco (1930-1975), dirigente sindical cordobés del gremio de Luz y Fuerza, miembro de la CGT de los Argentinos y uno de los principales actores del Cordobazo. La avenida de circunvalación de la ciudad de Córdoba lleva su nombre.

El 28 de junio de 1966 tomó el poder en la Argentina una dictadura autodenominada " Revolución Argentina", liderada por el general Juan Carlos Onganía. La Revolución Argentina fue la primera dictadura permanente instalada en Argentina, siguiendo la Doctrina de la Seguridad Nacional que Estados Unidos estaba imponiendo en América Latina, como parte de su estrategia en la Guerra Fría. Una de las primeras medidas de la dictadura fue la abolición de los partidos políticos, medida que desencadenó la generalización de las acciones insurreccionales y combativas, como la acción guerrillera que comenzó en 1968, las puebladas que comenzaron en 1969, así como el fortalecimiento de varias corrientes sindicales combativas y la radicalización del movimiento estudiantil.

Simultáneamente las transformaciones en la Iglesia Católica, derivaron en el surgimiento en toda América Latina de la Teología de la liberación, apoyada en la opción por los pobres. En 1967 se había creado en Argentina el Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo; en 1968 los obispos latinoamericanos habían dado a conocer el célebre Documento de Medellín, que anunciaba "el umbral de una nueva época histórica de nuestro continente, llena de un anhelo de emancipación total, de liberación de toda servidumbre, de maduración personal y de integración colectiva";[2]

Desde 1968 la Confederación General del Trabajo (CGT) se había dividido en dos. Por un lado estaba la CGT "legalista", bajo el liderazgo implícito de Augusto Timoteo Vandor, a la que pertenecían la mayoría de los grandes sindicatos ( UOM, SMATA, UOCRA, Comercio, Sanidad, ferroviarios, UTA, textiles). Por otro lado estaba la CGT de los Argentinos, liderada por Raimundo Ongaro, que agrupaba a sindicatos que proponían una lucha más frontal contra la dictadura (gráficos, Luz y Fuerza, petroleros, portuarios, telefónicos, empleados de farmacia, azucareros, etc).[3]

La provincia de Córdoba y particularmente su capital, venía desarrollando un proceso de industrialización desde la década de 1930, que se había consolidado en las dos décadas anteriores. Convertida en polo migratorio interno, la población de la ciudad venía creciendo en las anteriores dos décadas al 3% anual y al año siguiente llegaría a las 800.000 personas, el doble que dos décadas atrás.[4]

A partir de 1957 la ciudad de Córdoba desarrolló una importante base fabril metalúrgica, especializada principalmente en la fabricación de automóviles, al punto de que Córdoba Capital recibió el apodo de "la Detroit argentina".[6]​ Debido a la importancia de la industria automotriz, el SMATA era el sindicato más importante de Córdoba, agrupando a los trabajadores de IKA-Renault y las demás empresas automotrices, con excepción de las fábricas de Fiat, cuyos trabajadores se habían organizado en dos sindicatos de empresa, Sitrac y Sitram, que no adhirieron a la huelga que dio origen al Cordobazo.

A partir de esos dos grandes polos, en el sur y el sudeste de la ciudad, se formaron densas concentraciones obreras cercanas a las fábricas. En el sudoeste, cerca de la planta de IKA- Renault, se formó Villa El Libertador. En el sur, cerca del Camino San Carlos había fábricas de vidrio, de bulones, la autopartista Transax y los talleres de la Empresa Provincial de Energía Eléctrica (EPEC), vinculados con los centros vecinales de los barrios Villa Revol y San Carlos.[7]

Luego del derrocamiento de Perón en 1955, el sindicalismo cordobés había adoptado una organización pluralista, en la que convivían solidariamente las corrientes peronistas ortodoxas, heterodoxas y combativas, con las corrientes comunistas y radicales. En 1957, Córdoba fue la primera regional que logró organizarse luego del golpe de Estado de 1955, organizando uno de los eventos más significativos de la historia del movimiento obrero argentino, como fue el plenario nacional que aprobó el Programa de la Falda, de fuerte contenido antiimperialista. Los principales sindicatos eran el SMATA (automóviles) con 15.000 afiliados, conducido por el peronista ortodoxo Elpidio Torres, Luz y Fuerza (energía) con 3000 afiliados,[8]​ conducido por el simpatizante del Partido Comunista Agustín Tosco, y la Unión Tranviarios Automotor (UTA), conducido por el peronista combativo Atilio López. Mientras que Luz y Fuerza estaba en la CGT de los Argentinos, la UTA y el SMATA estaban en la CGT oficial.

El movimiento estudiantil también tenía un importante desarrollo en Córdoba, sede de la universidad más antigua del país, con una población de 30.000 estudiantes, 5000 de las cuales se reunían cada noche a cenar en el comdedor universitario.[9]​ Muchos de ellos vivían en el barrio Alberdi, alrededor del Hospital de Clínicas de la Facultad de Medicina, caracterizado por la alta cantidad de pensiones para estudiantes.

Las agrupaciones estudiantiles estaban divididas en dos grandes corrientes: las reformistas y las integralistas. Las principales eran Franja Morada, el Movimiento Nacional Reformista (MNR), el FAUDI, el MUR, el FEN y la UNE.[11]

Other Languages
English: Cordobazo
Esperanto: Kordobaĵo
français: Cordobazo
galego: Cordobazo
русский: Кордобасо