Cordillera de las Cascadas

Cordillera de las Cascadas
(Cascade Range o The Cascades / Cascade Mountains (en Canadá))
Mount Rainier and other Cascades mountains poking through clouds.jpg
Tres montañas de las Cascadas asomando sobre las nubes: monte Rainier (primer plano), monte St. Helens y monte Adams
Localización geográfico-administrativa
ContinenteNorteamérica
RegiónNoroeste del Pacífico

País(es)CanadáFlag of Canada.svg Canadá
Estados UnidosFlag of the United States.svg Estados Unidos
División(es)Flag of British Columbia.svg Columbia Británica (CAN)
Flag of Washington.svg Washington (USA)
Flag of Idaho.svg Idaho (USA)
Flag of Oregon.svg Oregón (USA)
Flag of California.svg California (USA)
Características geográficas
CordilleraCadena costera del Pacífico
SubsistemasCascadas del Norte
Cascadas de Washington meridional
Cascadas de Oregón
Cascadas de California
OrientaciónN-S
Máx. cota4392 m (Monte Rainier)

Longitud1167 km (N-S)[1]
Anchura312 km (E-O)[1]
Superficie151 508 km² [1]
Mapa(s) de localización
Cordillera de las Cascadas ubicada en Estados Unidos
Cordillera de las Cascadas
Cordillera de las Cascadas
Mapa de la cordillera de las Cascadas mostrando los principales picos volcánicos
Coordenadas46°51′02″N 121°45′36″O / 46°51′02″N 121°45′36″O / -121.76

La cordillera de las Cascadas (en inglés, Cascade Range o Cascade Mountains) es una gran cadena montañosa frente a la costa del Pacífico de América del Norte, que se extiende desde el sur de la provincia canadiense de la Columbia Británica, a través de los estados de Washington y Oregón hasta llegar al norte de California. Forma parte del grupo de la cadena costera del Pacífico y comprende una parte del arco volcánico de las Cascadas, incluidos los volcanes del monte Rainier, que es el punto más alto de la cadena a una altitud de 4392 m y que domina sobre la metrópoli de Seattle, y el monte Saint Helens que entró en erupción en 1980. Este arco volcánico, aún activo, comenzó su formación hace 36 millones de años como resultado de la subducción de la placa de Juan de Fuca por debajo de la placa Norteamericana. Los riesgos relacionados con el vulcanismo siguen siendo importantes. Todas las erupciones históricas conocidas en los Estados Unidos se han debido a volcanes de la cordillera de las Cascadas. Las dos más recientes fueron la del pico Lassen entre 1914 a 1921 y en 1980 la ya mencionada gran erupción del Monte Santa Helena. Otras erupciones menores del monte Santa Helena han ocurrido recientemente en el 2006.[2]

El río Columbia constituye la principal discontinuidad topográfica de la cadena, cruzándola de este a oeste, y su cuenca cubre una gran parte de sus laderas. El relieve orientado Norte-Sur opone un obstáculo a las influencias oceánicas suaves y húmedas del océano Pacífico. Con la altitud, las importantes precipitaciones se traducen en cantidades significativas de nieve, como sucede en el monte Baker, que alimentan el sistema glaciar más grande en los Estados Unidos fuera de Alaska. En la vertiente oriental de la cadena, la lluvia es mucho más baja y el clima es continental con mayores diferencias de temperaturas diarias y estacionales. Esta diferencia se puede ver principalmente en la vegetación compuesta principalmente de coníferas: si el pino de Oregón y la tsuga del Pacífico dominan al oeste de las crestas, el pino ponderosa, el pino torcido y el alerce occidental están mejor adaptados a las tierras secas en el este. La parte septentrional de la cadena, las Cascadas del Norte, más fría y de relieve más alpino modelado por los numerosos glaciares, abriga a la tsuga subalpina, el abeto blanco y el abeto subalpino. La fauna es muy variada pero a veces está amenazada. Para proteger esta biodiversidad y los recursos naturales, la mayor parte de la cadena ha sido protegida, particularmente en el seno de cuatro parques nacionales.

La cadena ha estado poblada desde hace al menos 11 000 años y los amerindios han desarrollado muchos mitos y leyendas sobre los volcanes. Los europeos lo descubrieron a finales del siglo XVIII. Su nombre se originó con la Expedición de Lewis y Clark, en 1806, por los rápidos de las Cascadas que ahora están sumergidos en la garganta del Columbia. Muy pronto siguieron más exploraciones y el comercio que enfrentaba a la North West Company y la Hudson's Bay Company se intensificó. Primero se basaba en el comercio de pieles y luego fue reemplazado por el de la madera. Aunque se han hecho infraestructuras para cruzar la cadena, las montañas permanecen en gran medida despobladas. Solo el desarrollo del alpinismo a mediados del siglo XIX y después del esquí en los albores del siglo XX hicieron que las expediciones se sucedieran unas a otras para escalar los picos más altos. En el siglo XXI, el carácter salvaje de las cadena de las Cascadas le confiere un importante atractivo turístico.La pequeña parte que se encuentra en la Columbia Británica es llamada Cascadas canadiense o montañas de las Cascadas; este último término a veces es también utilizado por los residentes de Washington para referirse a la sección de Washington de las Cascadas, aunque usan además Cascadas del Norte, el nombre más común, como por ejemplo en el parque nacional de las Cascadas del Norte.

Toponimia

Portada de Voyage de découvertes à l'océan Pacifique du Nord et autour du monde de George Vancouver (ejemplar de la biblioteca patrimonial de Gray).

El navegante británico George Vancouver cuando se adentró en el verano de 1792 en el Puget Sound nombró una primera serie de cumbres, que bautizó con nombres en inglés. Así, el monte Baker honra a su tercer teniente; el monte St. Helens, al diplomático Alleyne Fitzherbert 1er barón de St Helens; el monte Hood, al almirante de la Royal Navy Samuel Hood; y el punto culminante, el monte Rainier, al almirante Peter Rainier. Extrañamente, la expedición de Vancouver se fue sin nombrar a la cadena a la que pertenecían esas cumbres.[3]

Retrato de David Douglas que nombra de facto la cordillera de las Cascadas por primera vez.

En 1806, la Expedición de Lewis y Clark —y luego los colonos y los comerciantes que la siguieron— enfrentaba el último obstáculo encontrado en el camino hacia el océano Pacífico, los rápidos de las Cascadas, cuyo sitio ahora está sumergido bajo el embalse de la presa Bonneville, en la garganta del Columbia. Fue por eso por lo que los picos nevados circundantes se conocieron como «montañas más allá de las cascadas» y luego simplemente por The Cascades. Pero esos nombres, Cascade Range y Cascade Mountains solo aparecerán por primera vez en el diario de viaje (1823-1827) del botánico escocés David Douglas.[6]

En la década de 1830, Hall J. Kelley propuso renombrar la cadena como Presidents’ Range[10]

Other Languages
العربية: جبال كاسكيد
беларуская: Каскадныя горы
भोजपुरी: कैस्केड रेंज
dansk: Cascades
Deutsch: Kaskadenkette
English: Cascade Range
Esperanto: Kaskada Montaro
eesti: Kaskaadid
فارسی: کسکیدز
suomi: Kaskadit
Frysk: Cascades
hrvatski: Kaskadsko gorje
íslenska: Fossafjöll
Кыргызча: Каскад тоолору
latviešu: Kaskāžu kalni
Nederlands: Cascade Range
norsk nynorsk: Kaskadefjella
srpskohrvatski / српскохрватски: Kaskadske planine
Simple English: Cascade Range
slovenčina: Kaskádové vrchy
српски / srpski: Каскадске планине
svenska: Kaskadbergen
Kiswahili: Cascades
українська: Каскадні гори
oʻzbekcha/ўзбекча: Kaskad togʻlari
Tiếng Việt: Dãy núi Cascade