Copyleft

Una letra C invertida, símbolo sin reconocimiento legal, es el más común como contrapartida del símbolo copyright.

El copyleft o licencia protectora[1] es una práctica que consiste en el ejercicio del derecho de autor con el objetivo de permitir la libre distribución de copias y versiones modificadas de una obra u otro trabajo, exigiendo que los mismos derechos sean preservados en las versiones modificadas. Se aplica a programas informáticos, obras de arte, cultura, ciencia, o cualquier tipo de obra o trabajo creativo que sea regido por el derecho de autor.

El término surge en las comunidades de software libre como un juego de palabras en torno a copyright: «derecho de autor», en inglés (literalmente «derecho de copia») con otro sentido, el de left: pretérito del verbo dejar o permitir (literamente «dejar copiar»), así como izquierda, en contraste con right, que es derecho. Se considera que una licencia libre es copyleft cuando, además de otorgar permisos de uso, copia, modificación y redistribución de la obra protegida, contiene una cláusula que dispone una licencia similar o compatible a las copias y a las obras derivadas.

Sus partidarios lo proponen como alternativa a las restricciones que imponen las prácticas tradicionales de los editores y de la industria del entretenimiento al ejercer los derechos patrimoniales que detienen y gestionan para los autores, a la hora de autorizar hacer, modificar y distribuir copias de una obra determinada. Se pretende así ofrecerle a un autor la posibilidad de liberar una obra, escogiendo una licencia libre que permita su utilización, copia, modificación y redistribución, al mismo tiempo que, mediante el copyleft, se garantiza que se preserven estas libertades para cualquier receptor de una copia, o de una versión derivada.

Historia

Pese a que hoy en día el concepto se aplica a una amplia variedad de campos como la producción literaria o la cinematográfica, su origen se encuentra en la década de los años setenta en el incipiente desarrollo de software para la todavía embrionaria industria informática.

Por aquel entonces Richard Stallman estaba elaborando un intérprete de Lisp que interesó a la compañía Symbolics, este accedió a proporcionarles una versión del intérprete bajo dominio público, sin restricciones iniciales. Más tarde, la empresa amplió y mejoró el software original, pero cuando Stallman quiso acceder a dichas modificaciones, la compañía se negó.

Fue entonces, en 1984, cuando Stallman decidió ponerse a trabajar para erradicar este tipo de comportamiento, al que bautizó con el nombre de «acaparamiento del software» (software hoarding).

Como a Stallman le pareció poco viable a corto plazo eliminar las leyes del copyright así como las injusticias que consideraba provocadas por su perpetuamiento, decidió trabajar dentro del marco legal existente y creó así su propia licencia de derechos de autor, la Licencia Pública General de GNU (GPL). Según el proyecto GNU:[2]

La forma más simple de hacer que un programa sea libre es ponerlo en el dominio público, sin derechos reservados. Esto le permite compartir el programa y sus mejoras a la gente, si así lo desean. Pero le permite a gente no cooperativa convertir el programa en software privativo. Ellos pueden hacer cambios, muchos o pocos, y distribuir el resultado como un producto privativo. Las personas que reciben el programa con esas modificaciones no tienen la libertad que el autor original les dio; el intermediario se las ha quitado. En el proyecto GNU, nuestro objetivo es el dar a todo usuario la libertad de redistribuir y cambiar software GNU. Si los intermediarios pudieran quitar esa libertad, nosotros tendríamos muchos usuarios, pero esos usuarios no tendrían libertad. Así en vez de poner software GNU en el dominio público, nosotros lo protegemos con Copyleft. Copyleft dice que cualquiera que redistribuye el software, con o sin cambios, debe dar la libertad de copiarlo y modificarlo más. Copyleft garantiza que cada usuario tiene libertad.

Richard Stallman

Por primera vez se recogía el derecho a que el titular de los derechos de autor pudiera transferir de forma permanente y a obras derivadas surgidas, el máximo número de derechos posible a aquellos que reciban una copia del programa. Es decir, impedir jurídicamente al material ofrecido en estos términos que en un futuro se pueda apropiar parte de él a derechos de autor. Aunque es la primera licencia copyleft, será posteriormente, con nuevas licencias inspiradas en esta y con la popularización del software libre cuando se empezaría a hacer frecuente este término.

En el año 2006 el término Copyleft fue recogido por primera vez en una sentencia judicial. La SGAE española demandó a la Asociación Cultural Ladinamo en reclamación de comunicación pública de música que se emitía en su local. El Juzgado de lo Mercantil nº 5 de Madrid absolvió a Ladinamo de la reclamación de la SGAE ya que la misma solo utilizaba música Copyleft.[3]

Other Languages
Afrikaans: Kopielinks
العربية: حقوق متروكة
asturianu: Copyleft
беларуская (тарашкевіца)‎: Copyleft
български: Copyleft
català: Copyleft
čeština: Copyleft
dansk: Copyleft
Deutsch: Copyleft
Ελληνικά: Copyleft
English: Copyleft
Esperanto: Rajtocedo
eesti: Copyleft
euskara: Copyleft
فارسی: کپی‌لفت
suomi: Copyleft
français: Copyleft
galego: Copyleft
עברית: Copyleft
hrvatski: Copyleft
magyar: Copyleft
Հայերեն: Քոփիլեֆթ
interlingua: Copyleft
Bahasa Indonesia: Copyleft
íslenska: Höfundarrangur
italiano: Copyleft
한국어: 카피레프트
Latina: Copyleft
lumbaart: Copyleft
lietuvių: Copyleft
latviešu: Copyleft
олык марий: Копилефт
македонски: Copyleft
Bahasa Melayu: Copyleft
Nederlands: Copyleft
norsk nynorsk: Copyleft
norsk bokmål: Copyleft
polski: Copyleft
português: Copyleft
română: Copyleft
русский: Копилефт
Scots: Copyleft
srpskohrvatski / српскохрватски: Copyleft
Simple English: Copyleft
slovenčina: Copyleft
српски / srpski: Kopileft
svenska: Copyleft
Türkçe: Copyleft
українська: Copyleft
Tiếng Việt: Copyleft
中文: Copyleft