Copal

Copal albergando a algunos insectos en su interior.

El copal ( nahuatlismo de copalli,[3]

Historia

Representación de una bolsa de copal en el Códice Mendoza (folio 23v). Este glifo era símbolo del sacerdocio azteca y representaba el número 8,000.

En la época prehispánica, entre los mexicas o aztecas, se le conocía como copalquáhuitl: “árbol de copal”, y a la resina extraída de él como copalli: “incienso”. Por su uso religioso era conocido como iztacteteo, esto es, "dios blanco", por el color del humo que despedía. Bernardino de Sahagún en su Historia general de las cosas de la Nueva España describe como la goma de copal era usada de manera ritual por los habitantes de la capital azteca quienes la quemaban como ofrenda a sus dioses:

«En la ofrenda del incienso o copal usaban estos mexicanos, y todos los de Nueva España, de una goma blanca que llaman copalli —que también ahora se usa mucho— para incensar a sus dioses. No usaban del incienso, aunque lo hay en esta tierra. De este incienso o copal usaban los sátrapas en el templo y toda la otra gente en sus casas [...].»

Historia general de las cosas de la Nueva España. Libro II.[4]

Durante el siglo XVI Francisco Hernández, protomédico e historiador de Felipe II identificó dicha planta y aseguró que este vocablo se utilizaba para designar a cualquier género de goma:

«Llamamos copalqualiuitl, á vn árbol cuyas hojas son en forma y en grandeza a las de la encina aunque mas largas, el fruto es redondo, y que tira arrojo, tiene el mismo sabor de la goma, que del mismo árbol se destila, la qual vnas vezes destila porsimisma, se saca sajando el árbol llamase por propio y particular nombre copal, aunque suele esta palabra significar á cerca de los yndios qualquiera genero de goma, con algún adiunto del árbol, cuya es la goma como mizquicopali, &c. y assi se llama este árbol copalquahuitl, como si dizessemos árbol que lleua goma de copal [...].»

Cuatro libros de la naturaleza y virtudes de las plantas y animales que están recibidos en uso de medicina en la Nueva España. Libro I, 2a. Cap. 1

En los registros de los cronistas españoles, se consigna el uso ceremonial del copal como ofrenda a los dioses en el culto oficial y en los cultos personales del pueblo llano; se usaba en la magia en conjuros de protección y en celebraciones civiles. Se encontraba relacionado especialmente con los simbolismos de la fertilidad, el agua y la lluvia, por lo que estaba vinculada con el dios Tláloc,[6]

Para quemarlo ceremonialmente, los aztecas usaban sahumadores en forma de grandes cucharas, llamados en náhuatl "tlémaitl", que significa "manos de fuego", las cuales se han encontrado como parte de ofrendas en construcciones prehispánicas bajo la Ciudad de México. En algunas de ellas, el estudio paleobotánico ha identificado que el copal utilizado por los aztecas era, principalmente, la proveniente de la especie Bursera bipinnata, llamado por los aztecas copalquáhuitl pitzauac; la cual, se quemaba con otras plantas como el yauhtli ( Tagetes lucida), ocote ( Pinus Ayacahuite) y oyamel ( Abies religiosa), entre otras.[7]

Se han encontrado también, hallazgos arqueológicos en el Templo Mayor consistentes en figuras antropomorfas realizadas en copal, así como diversos artefactos, esferas, cilindros y conos hechos de este material.[9]

El uso del copal también tuvo una amplia difusión entre la cultura maya, donde era conocido bajo el nombre de pom (también escrito poom), aunque también hay registros del uso del nahuatlismo copal, en la zona de influencia maya.[12] Mientras que en el Chilam Balam de Chumayel, el copal es llamado "sesos del cielo".

Other Languages
Afrikaans: Kopal
čeština: Kopál
dansk: Kopal
English: Copal
Esperanto: Kopalo
suomi: Kopaali
français: Copal
magyar: Kopál
Հայերեն: Կոպալ
Bahasa Indonesia: Kopal
Ido: Kopalo
italiano: Copale
Basa Jawa: Kopal
lietuvių: Kopalis
Nāhuatl: Copalli
Nederlands: Kopal
polski: Kopal
português: Copal
русский: Копал
slovenčina: Kopál
svenska: Kopal
українська: Копал
中文: 柯巴脂