Copa del Príncipe de Asturias de fútbol

Copa del Príncipe de Asturias
Datos generales
Sede Bandera de España España
N.º de ediciones 7 (Discontinuadas)
Organizador Bandera de España Real Federación Española de Fútbol (RFEF)
Estadísticas
Participantes 8 selecciones regionales.[n 1]
Más títulos Flag of Catalonia.svg Cataluña (3)
[ editar datos en Wikidata]

La Copa del Príncipe de Asturias de fútbol era una competición que se disputó de 1914 a 1926 entre equipos formados por combinados de jugadores pertenenientes a las distintas federaciones regionales españolas. Estas federaciones regionales no coincidían necesariamente respecto a su extensión territorial ni con las regiones históricas españolas ni con las actuales comunidades autónomas. Los jugadores participantes eran los que militaban en los clubes pertenecientes a cada una de las federaciones regionales, con independencia de su lugar de nacimiento.

Historia

El trofeo se instituyó al comienzo de la temorada 1914/15 por el Comité Nacional de la Real Federación Española de Fútbol en honor del entonces Príncipe de Asturias, don Alfonso de Borbón y Battenberg, el cual donó el trofeo. Don Alfonso era el hijo primogénito del rey Alfonso XIII, y tuvo este cargo desde su nacimiento en 1907 hasta la proclamación de la Segunda República en 1931.

Durante la primera etapa de esta competición (1914 a 1918) todos los partidos se disputaban en la ciudad de Madrid y la inscripción en la misma era voluntaria para las distintas federaciones regionales. Tras cuatro ediciones disputadas el trofeo fue otorgado en propiedad a la Federación Centro, por haber vencido la competición en dos ocasiones, y dejó de disputarse.

Tres años después, ante la necesidad de tener referentes para confeccionar la recién creada selección española, en la asamblea de la Federación Española celebrada en Vigo en julio de 1922 se acordó instaurar un nuevo trofeo con el nombre de Campeonato Interregional, que se disputaría con sedes variables y con la participación obligatoria de todas las federaciones regionales asociadas a la nacional.

Tras disputarse dos ediciones bajo el nuevo formato, la competición dejó de tener interés para las federaciones, dado las dificultades de los desplazamientos y los costes económicos que conllevaba, por lo que se acordó suprimirla, no sin antes disputar una última edición con el objeto de adjudicar el segundo trofeo en disputa entre las dos selecciones que la habían ganado en años anteriores.