Copa de Ferias

Copa de Ferias
Datos generales
Sede Bandera de Unión Europea Europa (11 ciudades)
Barcelona, Basilea, Birmingham, Copenhague, Fráncfort del Meno, Lausana, Leipzig, Londres, Milán, Zagreb, Valencia.
Nombre completo Copa Internacional de
Ciudades en Feria
Organizador Comité administrativo
Comité de Ferias[n 1]
Cuadro de honor
Campeón Bandera de Inglaterra Leeds United A. F. C. (2)
Segundo Bandera de Italia Juventus F. C.
Estadísticas
Participantes 12 (Primera ronda)
64 (Total)
Más títulos Bandera de España C. F. Barcelona (3)
Cronología
Copa de Ferias (1955-71) Copa UEFA
(1971-09)
[ editar datos en Wikidata]

La Copa de Ciudades en Feria (en inglés, Inter-Cities Fairs Cup), o más escueta y popularmente Copa de Ferias, fue una competición internacional oficial de clubes,[5]

Disputada íntegramente en territorio europeo, fue instituida el 18 de abril de 1955 —dos semanas después de la creación de la Copa de Clubes Campeones Europeos (conocida como la Copa de Europa)—[6]

A pesar de ser considerada, desde el punto de vista cronológico y futbolístico, la competición precursora de la Liga Europa (conocida hasta el 2009 con el nombre de Copa de la UEFA),[15]

El club más exitoso en la Copa de Ferias fue el conjunto español Club de Fútbol Barcelona (denominado así en la época), por la conquista de tres títulos en 1958, 1960 y 1966.[n 4] El último ganador fue el conjunto inglés Leeds United Association Football Club, luego de ganarle al club italiano Juventus Football Club, por medio de la regla del gol de visitante. El país más laureado fue España, luego de ganar seis títulos, seguido por Inglaterra, con cuatro copas. Los dos citados clubes en su cualidad de primer y último vencedor disputaron un encuentro para ver quién recibía en posesión el trofeo original, sin que éste sea contabilizado como un título, debido a la extinción de la competición.

Historia

Origen y antecedentes

Los orígenes de la competición se sitúan en los encuentros de combinados regionales, que tuvieron su apogeo a comienzos de la década de los años 1950, en un nostálgico recuerdo al fútbol amateur considerado más puro —y que acrecentaba la identifición más entre aficionados y entidades— que el ya imparable profesionalizado de las ligas nacionales.[17]

Tras la finalización del conflicto armado de la Segunda Guerra Mundial comenzaba el fútbol a recobrar su actividad, y fue precisamente con las competiciones predecesoras de los actuales torneos europeos de la UEFA con las que se impulsó a nuevos términos.[17]

En tal modo surgió finalmente el 15 de junio de 1954 la Unión de Asociaciones Europeas de Fútbol (UEFA) como máximo estamento continental, y en adelante quien velaría y promovería el futbol en Europa. A ella se adscribieron pues las diferentes federaciones nacionales, estando todas a su vez bajo tutela de la FIFA, el estamento mundial.

En un primer lugar, la UEFA tenía pensado tomar la dirección de la Copa Mitropa pero el impulso del presidente de la Football Association (FA), Stanley Rous, quien abogaba por impulsar estos encuentros entre ciudades o regiones como una fórmula de mayor proyección y éxito terminó por desechar la idea inicial.[17] Pese a los buenos augurios se presentó sin embargo un gran problema antes de su nacimiento.

En diciembre de 1954 desde Francia se planteó un reto inesperado: una competición europea de clubes campeones de liga y que terminó por ensombrecer a la competición entre regiones. Inicialmente parecía ser una idea privada, focalizada por el diario L'Équipe; pero tanto Gabriel Hanot, quien lanzó la propuesta, como su compañero Jacques Ferran, que redactó un primer reglamento, se dirigieron a la FIFA, presidida por el belga Rodolf W. Seeldrayers. La idea gustó mucho en la FIFA y le dio su aprobación, si bien, por sus propios estatutos, debía permanecer al margen de competiciones de clubes:[18]

“The organisation of such a tournament is not subject to the prior agreement of FIFA, whose Statutes (Art. 38) only concern competitions between representative teams of national associations... I have no doubt that, if it is possible to reconcile the dates of this tournament with the busy calendar of the national championships and international matches, this event will be extremely interesting and very successful.
FIFA does not need to get involved. It is up to the clubs themselves to organise their competitions.”

“La organización de un torneo de este tipo no está sujeta a la autorización previa de la FIFA, cuyos estatutos (Art. 38) sólo se refieren a las competiciones entre equipos representativos de asociaciones nacionales ... no tengo ninguna duda de que, si es posible reconciliar las fechas de este torneo con el nutrido calendario de los campeonatos nacionales y los partidos internacionales, este evento será muy interesante y muy exitoso.
la FIFA no tiene que involucrarse. Corresponde a los propios clubes organizar sus competiciones.”

Rodolphe William Seeldrayers y Jules Rimet. Presidente y ex-presidente de la FIFA.

Un desarrollo en la sombra hasta su disolución

Así las cosas, la competición promovida por los ingleses se vio superada antes de su nacimiento al tener la iniciativa francesa el apoyo FIFA. La UEFA se vio en la tesitura de tener que apoyar dicha competición, quedando el recientemente constituido estamento dividido entre partidarios de uno u otro torneo. Misma circunstancia se dio en España, donde el Club de Fútbol Barcelona apoyó la propuesta inicial inglesa y dispuso una selección catalana para contender al evento interregional y celebró su primer partido de preparación.[17] Por contra, el citado Real Madrid C. F. decidió apoyar la competición francesa al contar con el apoyo FIFA pensando que tendría mayor proyección.

La primera señal de giro de los buenos augurios para su devenir se produjo el 18 de abril de 1955 cuando se anunció que la Copa Internacional de Ciudades en Ferias sería llevada a cabo, no expresamente por el máximo organismo europeo, sino por un comité compuesto por instituciones organizadoras de las ferias internacionales y autoridades políticas y deportivas, entre las que sí figurarían los representates de la UEFA. El 20 de abril se hizo público el sistema de competición en la que participarían doce selecciones de otras tantas ciudades. Formarían cuatro grupos de los que tras disputar una liguilla a dos vueltas, saldrían los semifinalistas. Las dos últimas rondas se resolverían por eliminatoria directa a doble partido, resultando el desarrollo total del mismo tres temporadas.[17]

El siguiente revés se produjo el 21 de mayo cuando el Comité Ejecutivo de la UEFA anunció oficialmente el proyecto de la Copa Europea de Clubes Campeones de Liga —denominada así ya que el término "Europa" lo reservó el estamento continental para una competición con selecciones nacionales—. La dinámica del torneo era mucho más atractiva en comparación, además de ser una clara concesión al fútbol profesional practicado por los clubes más poderosos del continente. Chocaba con el bisoño relanzamiento del fútbol amateur que promovía la Copa de Ferias.[17] Viendo el carácter que adquiría la Copa de Europa, Viena retiró su combinado de la Copa de Ferias, mientras que el de Milán estuvo conformado exclusivamente por jugadores del Football Club Internazionale, ya que los de la Associazione Calcio Milan apoyaron y se unieron también al torneo europeo. La convulsa situación del fútbol a nivel continental, sin que nadie supiera que depararía uno u otro camino, hizo que muchos de los campeones de liga de la época se mostrasen cautelosos ante dicha competición, por lo que finalmente se invitó a participar a todo club y federación que así lo desease, dejando el requisito indispensable de ser campeón para la siguiente edición.

Dichos movimientos de los clubes austríacos e italianos, sumados a la prohibición de la federación inglesa a que sus clubes se integrasen en la competición ya que habían promovido la Copa de Ferias fue la causa de que no participase el Chelsea Football Club en la Copa de Europa en primera instancia y que le correspondía por ser el campeón.[17]

Así las cosas, el 20 de junio de 1955 en la localidad suiza de Ginebra, tras la disputa de un partido amistoso entre las selecciones de Suiza y España, los promotores del torneo encabezados por el entonces vicepresidente de la FIFA Ernst B. Thommen y el denominado Comité de Ferias, redactaron el reglamento de la competición naciendo como otra competición más dentro del calendario,[20] Londres, Fráncfort, Basilea, Colonia, Lausana, Leipzig, Barcelona, Viena, Copenhague, Milán, Birmingham y Zagreb fueron los ayuntamientos finales que contendrían en la misma, presentando cada uno un combinado para el trienio.

Pese a las ya notables diferencias entre una y otra competición, la FIFA recalcó la importancia del torneo interregional europeo dentro del marco competitivo.[n 6] se le reconoció el título a posteriori y se permitió que fueran clubes los que participasen para ediciones siguientes dando en una mezcla de representados por selecciones o clubes.

Otro de los cambios concebidos fue que el torneo tuviese una duración menor, pasando de tres a dos años al suprimir la fase grupal. Los participantes debían seguir eso sí siendo equipos pertenecientes a ciudades con ferias de muestras internacionales, en el que habría un solo representante por ciudad, bien fuese club o selección. A partir de la tercera edición la competición pasó a ser anual, y fue ampliando el número de equipos participantes hasta llegar a los 64 en sus últimas ediciones y ya siendo exclusivamente una competición interclubes y en la que podía haber varios representantes por región, ciudad o país.

No fue hasta 1968 cuando los equipos pasaron a clasificarse íntegramente por su posición en las ligas de sus respectivos países, a semejanza de lo establecido por la Copa de Europa. Ya que ésta había quedado establecida como competición UEFA y como la primera en importancia a nivel europeo, se canceló el derecho a participar en ambas competencias si un club lograba acceso a la Copa de Europa, circunstancia que por ejemplo se le concedió al ya citado C. F. Barcelona en 1960-61.

Pese a ser de menor carácter gozó de prestigio y fue por ello que finalmente la UEFA decidió tomar el control del mismo para incluirlo en sus competiciones oficiales. Para ello dio con su eliminación para sustituirlo por un nuevo torneo, con un nuevo trofeo y nuevas reglas: la Copa de la UEFA. La de la temporada 1970-71 fue, así, la última edición de la Copa de Ciudades en Ferias. Se decidió que como colofón final se jugase el 22 de septiembre de 1971 un partido único entre el primer vencedor y el último para definir qué club se quedaría con la propiedad del trofeo. Así pues el F. C. Barcelona y el Leeds United Football Club se enfrentaron en el estadio del equipo catalán venciendo los locales por 2-1.

Durante los primeros años, la Copa de Ferias fue dominada por los equipos españoles, al ganarla el los barcelonistas en tres ediciones, el Valencia Club de Fútbol en dos y el Real Zaragoza en una, mientras que como particularidad cabe resaltar que no fue hasta 1968 cuando un equipo inglés, los principales promotores de la competición, se proclamase campeón merced a la victoria del Leeds United F. C., secundad con los siguientes tres títulos y que fueron los que cerraron la competición.

Other Languages
azərbaycanca: Yarmarkalar Kuboku
norsk bokmål: Messebycupen
srpskohrvatski / српскохрватски: Kup velesajamskih gradova
svenska: Mässcupen
українська: Кубок ярмарків