Copa de Europa de baloncesto

Este artículo trata sobre la antigua Copa de Europa de Baloncesto creada en 1958. Para la actual máxima competición continental organizada por la ULEB, véase Euroliga.
Copa de Europa de Baloncesto
Competición internacional de clubes
Maccabi T.A Cups.jpg
Datos generales
Sede Bandera de Unión Europea Europa (más Israel)
Territorios asociados FIBA
Organizador ULEB, Euroleague Basketball
Estadísticas
Participantes 24
Más títulos Bandera de España Real Madrid (8)
Más finales Bandera de España Real Madrid (14)
Cronología
Copa de Europa
(1958-2001)
Euroliga
(2000-act.)
[ editar datos en Wikidata]

La Copa de Europa de baloncesto, oficialmente Copa Europea de Clubes Campeones Masculinos de la FIBA o simplemente Copa de Campeones Europeos de la FIBA, es una extinta competición creada por la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) en la temporada 1958 a imagen y semejanza de la de fútbol, creada tres años antes. Originariamente, enfrentaba a los campeones de liga de cada uno de los países europeos inscritos en la FIBA.

Tuvo durante su vigencia cuatro denominaciones, desapareciendo con el efímero nombre de Suproliga al término de la campaña 2000-01. La Euroliga (en inglés, Euroleague) organizada por la Unión de Ligas Europeas de Baloncesto (ULEB) recogió el testigo esa misma temporada, pasando a ser las competiciones FIBA las siguientes en el escalafón piramidal de las competiciones europeas.

El sistema tradicional de competición consistía en la disputa de unas eliminatorias, decididas por sorteo, entre dos equipos que se enfrentaban a doble partido de ida y vuelta. Hasta 1965, la final también se disputaba a doble partido —con la excepción de la edición de 1962, y 1963, donde hubo un tercer partido de desempate—, y desde 1966 se hacía a partido único, con la particularidad de que en esa misma edición y en la siguiente el formato para decidir el campeón fue el de final entre cuatro o final four, fórmula recuperada 21 años después.

El éxito de la Copa de Europa propició que la FIBA concibiera dos competiciones interclubes más. En 1967 creó la Recopa de Europa (disputada por última vez con la denominación de Copa Saporta), en la que se enfrentaban los campeones de copa de cada uno de los países federados. Y en 1972 creó la Copa Korać, en la que participaban los equipos mejor clasificados de cada país que no habían podido acceder a los torneos concebidos para los campeones de liga y copa.

La Copa de Europa, sin embargo, continuó siendo considerada la más importante de las tres competiciones.

Historia

Orígenes y primeros años de dominio soviético (1958-63)

Fue en la temporada 1957-58 cuando la FIBA Europa estableció la Copa de Europa para designar al mejor club del viejo continente. Creada por el máximo organismo baloncestístico paralelamente y a semejanza de su homóloga en fútbol en vista de su éxito, a instancias del diario deportivo francés de L'Équipe, se estudió su idea por primera vez en la Conferencia de Naciones Europeas y del Litoral Mediterráneo de 1957 de Múnich.[2]

Dicha comisión trasladó la propuesta a sus respectivas federaciones en lo que iba a ser inicialmente una competición entre seis clubes, pero debido a la magnitud y repercusión del evento se amplió al resto de estamentos con la idea de enviar cada una a sus respectivos campeones de liga para competir por el título de mejor club de Europa. El rotativo galo donó el primer trofeo en disputa.[2]

Tras la respuesta afirmativa final de veintitrés de los estamentos nacionales, comenzó a disputarse el 22 de febrero bajo el nombre de Copa Europea de Clubes Campeones Masculinos de la FIBA o simplemente como Copa de Campeones Europeos de la FIBA, dividiendo a los participantes en cuatro grupos conformados por proximidad geográfica para abaratar costes de desplazamiento.[3] De ahí clasificaron ocho equipos a los cuartos de final, para vencer finalmente el Armijas Sporta Klubs Rīga soviético.

Se dio la particularidad, al igual que sucedió en el Campeonato de Europa de 1960 de fútbol de selecciones, de que un equipo español no disputó su correspondiente eliminatoria por prohibición expresa del entonces dictador del país Francisco Franco, quien no permitió que el Real Madrid disputase las semifinales frente al conjunto soviético. El título del A. S. K. Riga fue el primero de los tres que conquistó de manera consecutiva, récord que se mantuvo inalcanzable hasta que fue igualado por el Košarkaški Klub Split yugoslavo a finales de los años 1980 y principios de los 1990.

En el segundo de ellos volvió a conquistarlo frente al Basketbolen Klub Akademik búlgaro, y de nuevo perdiendo los dos encuentros de la final. Mismos acontecimientos se sucedieron en la tercera final del equipo soviético, jugando esta vez contra sus compatriotas del Basketbol'nyy Klub Dinamo de la ciudad de Tbilisi en la que vencieron por un global de 170-152. La competición mostraba desde sus inicios un fuerte dominio de los equipos de la Europa del Este, y en especial de la Unión Soviética, circunstancia que no varió en las siguientes tres temporadas.

Reestructuración de 1988. Final Four

En la temporada 1987- 1988, la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) cambió el formato de competición y volvió a instaurar una final four (final entre cuatro) para decidir el campeón europeo, como ya sucediera en 1966 y 1967. Tras una fase regular dividida en dos rondas, y organizada por grupos, los cuatro mejores clasificados disputaban la fase final en el pabellón de una ciudad designada antes del inicio del torneo.

El mecanismo de competición de una Final Four es sencillo, pues se sortean los dos emparejamientos entre los cuatro equipos clasificados. El primer día se juegan las dos semifinales y, tras uno de descanso, los dos vencedores se enfrentan en la final. Horas antes, los perdedores de las semifinales deben disputar el partido por el tercer y cuarto puesto.

La reintroducción de la Final Four supuso un importante relanzamiento de la competición, ya que incrementaba la competitividad y la emoción. Además, era una ocasión única para que las aficiones de cuatro equipos diferentes estuvieran presentes en las gradas de un mismo pabellón, creándose un clima baloncestístico magnífico. Este formato en seguida se convirtió en el punto cumbre del baloncesto europeo al reunir a la flor y nata del baloncesto mundial, incluidos representantes y ojeadores de equipos de la NBA.

La escisión de 2001. La ULEB

En el año 2000, un importante seísmo sacudió los cimientos del baloncesto europeo. Los grandes clubes profesionales del continente, liderados por los españoles, los italianos y los griegos, agrupados en la Unión de Ligas Europeas de Baloncesto (ULEB), se escindieron de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) con el propósito de organizar una nueva Euroliga con criterios más modernos de gestión. Estos clubes querían recibir mayores ingresos procedentes de los derechos de transmisión por televisión y de merchandise de los que les ofrecía la FIBA.

Ante la falta de acuerdo entre la FIBA y la ULEB, desapareció la histórica Copa de Europa y en la temporada 2000-2001 nacieron dos competiciones paralelas que lucharon por recoger el testigo: la oficialista y sucesora Suproliga y la escindida y nueva Euroleague.

Los clubes se inscribieron en una y otra competición según sus intereses. La mayor parte de españoles, italianos, griegos y franceses tomaron parte por la Euroleague, mientras que la mayoría de rusos, israelíes y del este de Europa optaron por la Suproliga.

Other Languages