Copa Latina (fútbol)

Copa Latina
Competición internacional de clubes
Taça Latina SL Benfica HLA.jpg

Datos generales
Sede Bandera de Unión Europea Europa latina
( España, Francia, Italia, Portugal)
Organizador RFEF, FFF, FIGC, FPF (oficial).
Cuadro de honor
Mayor anotador Bandera de Suecia Gunnar Nordahl (7)
Bandera de Portugal Manuel Vasques (7)
Estadísticas
Participantes 4 equipos (Uno por federación)
Partidos 4 (semifinales, consolación y final)
Más títulos Bandera de Italia A. C. Milan (2)
Bandera de España Real Madrid C. F. (2)
Bandera de España C. F. Barcelona (2)
Más finales Bandera de Italia A. C. Milan (3)
Más presencias Bandera de Italia A. C. Milan (5)
Cronología
Copa Latina
(1949-57)
[ editar datos en Wikidata]

La Copa Latina (en francés, Coupe Latine) es una extinta competición oficial internacional futbolística europea que enfrentó entre 1949 y 1957 a los campeones de las ligas de Francia, Italia, Portugal y España.[4]

Reconocida después ya que en la época no existía el organismo continental europeo (UEFA), circunstancia que no sucedió hasta 1954, motivo por el que eran las federaciones nacionales las encargadas de este tipo de cometidos, estando a su vez, a instancias de la FIFA. Sin embargo, pese a que con el transcurrir de las ediciones y el tiempo se le reconociesen los éxitos a los clubes vencedores,[5]

La competición tuvo un gran prestigio por ser la primera competición internacional europea que enfrentaba a los campeones de los países latinos, y fue considerada la segunda competición más importante de Europa tras la Copa Mitropa, concebida con anterioridad y enfrentante a conjuntos de los países del centro y sur de Europa. Esta última no se disputó entre 1940 y 1954, por la Segunda Guerra Mundial y sus consecuencias para la Europa Central. Por eso la Copa Latina en sus años primeros fue la única competición internacional europea en fútbol en general, pasando en ese momento a convertirse en la más prestigiosa.

Se disputaba cada año en una sede diferente, en uno de los cuatro países participantes. Un sorteo decidía los emparejamientos de las dos semifinales antes de la final, mientras que los perdedores disputaban el partido por el tercer o cuarto puesto. El campeón solía recibir clasificación técnica para disputar la Pequeña Copa del Mundo de Clubes, precedente de las competiciones intercontinentales de clubes, si bien no es considerada oficialmente por ningún organismo futbolístico al ser organizada por un grupo empresarial privado.

La competición dejó de disputarse en 1957 tras la consolidación de la Copa de Europa organizada por la UEFA desde 1955 y que en adelante designó al mejor equipo europeo. Sin embargo, el reconocimiento que obtuvo propició que se crease la Copa Latina de baloncesto.[6]

Historia

Antecedentes y primer ciclo

Armando Muñoz, presidente de la FEF, impulsor de la competición.

Pese a que estuvo organizada por cuatro federaciones, la idea de la Copa Latina nació en España. Fue en 1925 cuando un periodista español, Alberto Martín Fernández,[5]

Previamente y poco tiempo después de que se sugiriese por primera vez su creación, surgió rápidamente en 1927 una iniciativa similar en la Europa Central. La denominada como Copa Mitropa y oficialmente Copa de Europa Central, fue auspiciada por la FIFA —el máximo organismo futbolístico—[7] bajo iniciativa del austríaco Hugo Meisl, quien en ese momento era directivo de la FIFA, además de secretario general de la Asociación Austríaca (en alemán, Österreichischer Fußball-Bund). En ella tomarían parte equipos de los países del Danubio más Italia y adquirió un gran prestigio.

La idea de la Copa Latina, de igual modo, era enfrentar en un torneo rápido antes de las vacaciones de verano a los campeones de los campeonatos nacionales de liga de Portugal, España, Francia e Italia, países por los que recibió su denominación. La Federación Española consiguió implicar a los otros tres países y dio comienzo por fin al finalizar la temporada 1948-49.[5] Cabe resaltar que en la época Europa no contaba con una federación continental que se hiciese cargo de torneos y competencias, siendo las propias federaciones nacionales las que tomasen las decisiones y promoviesen eventos según sus pautas. No fue hasta 1954 cuando surgiese tal estamento, la Unión de Asociaciones Europeas de Fútbol (UEFA).

Se decidió en primera instancia que se jugase en ciclos de cuatro años bajo un sistema eliminatorio y que se celebrase cada año en un país. A la federación del club ganador se le otorgarían 4 puntos, 3 a la del finalista, 2 a la del tercero y 1 a la del cuarto. Al final del ciclo se sumarían los puntos y se declararía vencedora a la federación que más puntos tuviera. Es por ello que en sus inicios no fuese concebida como una competición anual de clubes, pues, sino cuatrienal de federaciones, por vía interpuesta del club campeón correspondiente, siendo el organismo nacional quien recibiese el trofeo al cabo de cada ciclo, otorgándole al club vencedor una réplica de menor escala.[5]

La suerte decidió que el impulsor del certamen, España, fuese el organizador de la primera edición con dos sedes, Madrid y Barcelona, tras una reunión celebrada en esta última ciudad entre miembros de las distintas federaciones y estamentos de cada país.[9] La otra semifinal la disputaron en el Campo de Las Cortes el Stade de Reims y el Club de Fútbol Barcelona, campeones francés y español respectivamente. Dicho encuentro se acogió con el mayor interés ya que hacía apenas una semana que la selección española había derrotado a la selección francesa por un contundente 1-5 en Colombes, por lo que se vislumbró con ánimos de revancha por parte gala. Sin embargo los franceses sucumbieron por 5-0. La final en la capital Madrid fue ganada por los barcelonistas tras imponerse por 2-1 al campeón portugués.

Tras la conclusión, tuvo una buena acogida y se iniciaron las gestiones para la siguiente edición. Portugal, por sorteo, fue la encargada de acogerla. Sin embargo, era año de Copa Mundial de selecciones —a celebrarse en Brasil— por lo que muchos jugadores de los campeones de liga fueron convocados y no podrían asistir. Por tal modo, muchos de ellos rehusaron participar, corriendo así el turno entre los siguientes clasificados. En Italia acabó por ir la Società Sportiva Lazio, cuarto clasificado italiano, mientras que en España, al campeón Atlético de Madrid, se le admitió que se reforzara con cesiones temporales de futbolistas de otros equipos en sustitución de sus internacionales.[n 4]

En la edición italiana de 1951 el único campeón que no participó fue el francés, el Olympique Gymnaste Club de Nice que fue reemplazado por el subcampeón Lille Olympique Sporting Club. Repetían por España los atléticos que se encontraban en grandes años con Helenio Herrera en el banquillo y Larby Ben Barek, Henry Carlsson y Adrián Escudero entre otros sobre el terreno de juego.[10] Enfrente estaba una Associazione Calcio Milan que empezaba a dar signos del gran equipo que llegó a ser en la época y que jugaría como local. En sus filas destacaba especialmente el trío de atacantes suecos formado por Gunnar Gren, Gunnar Nordahl y Nils Liedholm —delantera conocida como « Gre-No-Li»—, y que terminó por arrasar. Una victoria por 4-1 frente a los españoles y un 5-0 en la final de San Siro frente a los galos les catalogaba oficiosamente como el mejor club sudeuropeo del momento. Los rojiblancos finalizaron nuevamente terceros tras derrotar al S. C. Portugal.

En 1952 se cerraba el primer ciclo, disputándose en la región que faltaba, Francia, y acudieron todos los campeones. Es el año de un C. F. Barcelona liderado por Ladislao Kubala y dirigido por su suegro Ferdinand Daučík y que fue conocido posteriormente como el «Barça de las Cinco Copas». Tras vencer 4-2 a la Juventus Football Club se proclamó vencedor al derrotar por 1-0 al O. G. C. Nice.[11]

España acumulaba dos victorias finales, adjudicándose así el primer trofeo en liza en propiedad al acumular 12 puntos. Francia, sin títulos cerró su clasificación del ciclo con diez puntos, uno por delante de los logrados por Portugal e Italia, que sin embargo consiguieron las dos victorias restantes.[5]

Ocaso tras un complicado segundo ciclo

El segundo ciclo arrancó en 1953, en Portugal, con un contratiempo inicial: el campeón luso, el C. S. Portugal solicitó adelantar las fechas previstas para poder así acudir también a su habitual cita internacional del Torneo Octogonal Rivadavia Corrêa Meyer de Río de Janeiro, la competición sucesora de la Copa Río.[5]

Se llegó así a la siguiente edición que coincidía con una nueva Copa del Mundo de selecciones. Para evitar los problemas precedentes decidió suspenderse hasta el año posterior. Francia fue la anfitriona de un torneo que vio por primera vez a Alfredo Di Stéfano, figura internacional y considerado como uno de los mejores futbolistas del momento. Su equipo, el Real Madrid Club de Fútbol se proclamó vencedor tras eliminar al Clube de Futebol Os Belenenses —subcampeón portugués— y vencer en la final al Stade de Reims por 2-0.[5]

Para la fecha, el diario francés L'Équipe junto con la colaboración de otras sociedades y finalmente bajo el auspicio de la UEFA, habían iniciado las gestiones para organizar una competición internacional de clubes que incluyese a todas las federaciones del continente europeo.[13] Nació así la Copa de Clubes Campeones de Europa que con el tiempo terminó por ensombrecer tanto a la Copa Latina como a la Copa Mitropa, hasta la fecha las únicas competiciones similares existentes.

“1er projet de L'Équipe: fevrier 1955.
Projet d'un règlement d'une Coupe d'Europe de football
1.º Une compétition de football réservé aux grandes équipes européennes est organisée, a partir de la saison 1955-56, par le journal L'Équipe. Elle a nom "Coupe d'Europe de L'Equipe" et dotée d'un objet d'art par le journal organisateur. Se prendront part à cette compétition que les équipes invitées par les organisateurs. Une Commission d'Organisation, où entreront des représentants des grandes associations européennes, aura tout pouvoir pour appliquer le présent règlement.”

“1er proyecto de L'Équipe: febrero de 1955.
Proyecto de un reglamento de una Copa de Europa de fútbol
Una competición de fútbol reservada para los grandes equipos europeos se organiza, a partir de la temporada 1955-56, por el diario L'Équipe. Ella tiene el nombre de "Copa de Europa de L'Équipe" y dotada con un objeto de arte por el diario organizador. Tomarán parte en esta competición los equipos invitados por los organizadores. Un Comité Organizador, donde entrarán los representantes de las principales asociaciones europeas, tendrá facultades para hacer cumplir el presente reglamento.”

Gabriel Hanot. Extracto del borrador del primer reglamento. Febrero de 1955. París

Finalmente fueron dieciocho los equipos que respondieron y apoyaron esta nueva iniciativa —uno por cada territorio representado—, acudiendo por invitación. Suiza, España, Portugal, Yugoslavia, Austria, Países Bajos, Italia, Protectorado del Sarre, Dinamarca, Francia, Hungría, Bélgica, Suecia, Polonia, Alemania y Escocia fueron los representantes finales a un torneo que contó con notables equipos ausentes en esta primera edición debido a la falta de consolidación de la recién creada UEFA para darle proyección suficiente y la indiferencia de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) con el incipiente torneo.[16]

Los contendientes de la competición latina decidieron completar el ciclo a la espera de cómo se desarrollaban los acontecimientos acudiendo paralelamente a ambos torneos.

Se inició tras la finalización del nuevo torneo continental, que vio como el Real Madrid C. F. vencía proclamándose campeón absoluto y postulándose como el rival a batir. Mientras, en la cita latina de Italia, el Atlético de Bilbao fue el representante hispano acudiendo con la vitola del doblete tras conquistar liga y copa con el veterano Piru Gaínza como referente. Tras ganar 2-0 al O. G. C. Nice cayó en al final ante la fuerte A. C. Milan por 3-1, y que venía de caer frente a los madridistas en las semifinales de la Copa de Europa. Curiosamente, tres de los semifinalistas de aquella primera edición fueron participantes de la Copa Latina en alguna ocasión mostrando su fortaleza en el fútbol europeo.[n 5]

Se llegó así a la edición de 1957, que le tocaba organizar a España, y que cerraba el ciclo. De nuevo el « Real Madrid C. F. de Di Stéfano», reforzado con el francés Raymond Kopa del Stade de Reims fue el representante ibérico tras vencer el campeonato liguero, llegando de proclamarse campeón absoluto de Europa nuevamente al conquistar su segunda Copa de Europa. Sucedió lo mismo con la Copa Latina, en su propio estadio, derrotando por 5-1 a la A. C. Milan y por 1-0 al S. L. Benfica.[5]

Tras este último torneo se decidió no continuar debido a la magnitud y repercusión que estaba adquiriendo la Copa de Europa —que cada edición sumaba más participantes y que contaba con el reconocimiento de la UEFA—, además de aligerar así un ya cargado calendario de partidos.

Other Languages
العربية: كأس لاتينا
azərbaycanca: Latın Kuboku
català: Copa Llatina
Deutsch: Coupe Latine
English: Latin Cup
euskara: Latindar Kopa
فارسی: جام لاتین
suomi: Latin Cup
galego: Copa Latina
magyar: Latin kupa
italiano: Coppa Latina
한국어: 라틴컵
Bahasa Melayu: Piala Latin
Nederlands: Copa Latina
português: Copa Latina
română: Cupa Latină
sicilianu: Coppa Latina
српски / srpski: Латински куп
Türkçe: Latin Kupası
українська: Латинський кубок
oʻzbekcha/ўзбекча: Lotin kubogi
中文: 拉丁盃