Cooper Car Company

El Cooper- Climax de 1961 de Jack Brabham, el auto que comenzó la revolución de motor trasero en el Indy 500.

La Cooper Car Company fue fundada en 1947 por Charles Cooper y su hijo John Cooper. Juntos, comenzaron construyendo autos en el pequeño garaje de Charles en Surbiton, Surrey, Inglaterra en 1947. Para finales de los 50s y principios de los 60s, alcanzaron los más altos niveles de las carreras automovilísticas, mientras sus carros de motor trasero y un solo asiento cambiaban la faz de la Fórmula 1 y el Indianápolis 500, y sus sedanes dominaban los rallies. Gracias en parte al legado de los Cooper, el Reino Unido sigue siendo hogar de una industria automovilística competitiva exitosa, y el nombre de Cooper vive en el Mini actual, construido en Inglaterra por BMW.

De la necesidad, innovación

Los primeros automóviles construidos por los Cooper eran monoplazas de 500  cc y un solo asiento, manejados por John Cooper y Eric Brandon, usando un motor de motocicleta JAP. Debido a que los materiales eran escasos inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial, los coches eran construidos uniendo los frontales de dos viejos Fiat Topolino. Según John Cooper, el toque particular que convertiría a los Cooper en leyenda automovilística—ubicar el motor detrás del piloto—fue simplemente práctico en el momento. Debido a que el auto poseía el motor de una moto, les pareció más conveniente que el motor fuese en la parte posterior, manejando con una cadena.

Llamado el Cooper 500, el éxito de este auto en la pista creo una demanda instantánea de otros pilotos (incluyendo, a través de los años, Stirling Moss, Peter Collins y Bernie Ecclestone) y llevó al establecimiento de la Cooper Car Company, para poder cubrir la demanda. El negocio creció, proveyendo una entrada asequible al deporte automotor para prácticamente cualquier aspirante a piloto británico. Los Cooper 500s, construidos con partes rescatadas de barracas militares y fábricas de aviones y montados con una serie de distintos motores de motocicleta, ganaron 64 de los 78 grandes eventos automovilísticos entre 1951 y 1954.

El Fórmula 2 Cooper Bristol de motor frontal fue piloteado por varios conductores legenadarios—entre ellos Juan Manuel Fangio y Mike Hawthorn—y mejoraron la creciente reputación de la compañía, apareciendo en las carreras de Grand Prix a partir de 1950. Pero no fue hasta que la compañía comenzó a construir autos de carreras con motor trasero en 1955 que se dieron cuenta de los beneficios del motor trasero. Basándose en los carros de 500 cc con un motor Coventry Climax modificado, estos autos eran llamados "Bobtails". Al tener un centro de gravedad más cercano al centro del auto, descubrieron que era menos probable quedarse virando en la pista, y mucho más efectivo a la hora de medir el poder a larga distancia. Por tanto, decidieron construir una versión de asiento único y comenzaron a participar en carreras de Fórmula 2.

Other Languages