Convergencia de Demócratas de Navarra

Convergencia de Demócratas de Navarra (CDN)
Presidente José Andrés Burguete
Fundación 10 de abril de 1995 [1]
Disolución 2 de junio de 2011
Ideología Regionalismo navarro, democracia cristiana, reformismo, progresismo
Posición Centro
Sede Carlos III, 7. 31002 Pamplona
País España
Organización
juvenil
Jóvenes Democrátas de Navarra
Sitio web http://www.cdn.es
1 Escisión de Unión del Pueblo Navarro.
[ editar datos en Wikidata]

Convergencia de Demócratas de Navarra (CDN) fue un partido político español de centro y regionalista que actuaba en exclusiva en el ámbito de la Comunidad Foral de Navarra fundado en 1995 como fruto de una escisión desde Unión del Pueblo Navarro (UPN). Tras las elecciones de 2011, y por primera vez desde su fundación, se quedó sin representación en el Parlamento de Navarra. El 2 de junio de 2011, la asamblea de afiliados decidió disolver el partido.

Las juventudes de CDN se denominaban Jóvenes Democrátas de Navarra/Nafarroako Gazte Demokratak (JDN).

Ideología

Se definían como «un proyecto político de centro progresista [...]. Desde la idea de la "navarridad" integradora, opuesta al "navarrismo" excluyente, [sobre] los principios políticos [de] la identidad de Navarra como Comunidad Foral diferenciada, su desarrollo integral y la cohesión de la sociedad navarra desde su pluralismo».[1]

Su último líder fue José Andrés Burguete, desde que en marzo de 2008, renunciara al cargo el fundador del partido Juan Cruz Alli, que fue Presidente del Gobierno de Navarra por UPN entre 1991 y 1995. Entre 1995 y 1996 formó coalición de gobierno con el Partido Socialista de Navarra y Eusko Alkartasuna. Entre 2003 y 2009 se integró en una coalición de gobierno con UPN. Dispuso de dos consejerías, la de Educación con Carlos Pérez-Nievas López de Goicoechea y la de Vivienda que ocupaba José Carlos Esparza Sáez. En 2009, debido a sus discrepancias con UPN acerca de la reforma de la Ley Foral del Vascuence el presidente Miguel Sanz destituyó a los dos consejeros, dejando las responsabilidades que ocupaban en manos de otros miembros de su partido (UPN), acabando con seis años de alianza política.

Defendía los fueros de Navarra, y los derechos históricos y entendía que "el dueño de su futuro es el pueblo navarro". Se oponía abiertamente a la integración de Navarra en el País Vasco aunque defendía que la cuarta disposición transitoria de la Constitución española, que prevé un referéndum ante esa eventualidad, se mantuviese.

Other Languages