Convento de San Marcos (León)

Convento de San Marcos
Convento de San Marcos (León). Portada.jpg
Fachada principal del convento de San Marcos.
Información general
Uso(s) Convento
Estilo Renacimiento - Plateresco
Localización León
Coordenadas 42°36′06″N 5°34′55″O / 42.60161111, 42°36′06″N 5°34′55″O / -5.582
Inicio 1515
Finalización 1716
Propietario Patrimonio Nacional
Diseño y construcción
Arquitecto(s) Juan de Álava, Martín de Villarreal, Juan de Badajoz el Mozo, Martín de Suinaga y Antonio y Pedro de Valladolid
[ editar datos en Wikidata]

El convento de San Marcos es una de las grandes joyas de la arquitectura de la ciudad española de León junto con la catedral, la basílica de San Isidoro y la Casa Botines. Se encuentra hoy convertido en parador, además de iglesia consagrada y Museo de León, siendo uno de los monumentos más importantes del Renacimiento español.

“Nada puede sobrepasar la belleza de los arabescos y demás ornamentos de la fachada de San Marcos”.

Samuel Edward Cook Widdrington, capitán de navío de la Royal Navy. Sketches in Spain. 1829.

Historia

Fachada principal de San Marcos de León, desde la plaza.
Detalle de la fachada.
Vista desde los jardines de la plaza de San Marcos.
San Marcos de León, Vista nocturna.
Fotomontaje panorámico de la galería del claustro.
Portada de la iglesia.
Interior de la iglesia del Convento de San Marcos.

El primitivo hospital de peregrinos

Los orígenes de este edificio se encuentran en el siglo XII, cuando en tiempos de Alfonso VII de León, su hermana, la infanta Sancha de Castilla en julio de 1152 realizó una donación destinada a la construcción de un modesto edificio a las afueras de la ciudad amurallada y a orillas del río Bernesga,[1] en el cual pudieran hospedarse «los pobres de Cristo», convirtiéndose así en un templo-hospital para refugio de los peregrinos que realizaban el Camino de Santiago. Asimismo, el edificio fue la residencia principal en el reino de León de la Orden de Santiago. En 1176 fue elegido el primer prior, y en 1184 recibió sepultura en su iglesia, Pedro Fernández de Castro, el primer maestre de la Orden de Santiago.

Historia de la construcción

En el siglo XVI, el edificio medieval se hallaba en mal estado, por lo que se derribó y se realizó una nueva obra gracias a una donación de Fernando el Católico en 1514. Los arquitectos designados para esta obra fueron: Juan de Orozco (iglesia), Martín de Villarreal (fachada) y Juan de Badajoz el Mozo (claustro y sacristía). Sin embargo, hasta bien entrado el reinado de Carlos I no se inició la nueva obra. Se sabe que en 1537 se construyó el lienzo de la fachada principal del convento desde la entrada hasta la iglesia, que fue consagrada en 1541. En los años siguientes, Orozco construye las esculturas de la fachada, se realiza el coro, y en 1549, Juan de Badajoz terminó la sacristía. Los trabajos fueron suspendidos en 1566 por el traslado de la comunidad a Calera y luego a Mérida, pero el regreso de los frailes a San Marcos en 1602 dio impulso a la continuación de la obra. En 1615 se construyó la escalera y en 1679 se concluye la parte del claustro que aún faltaba. Finalmente, entre 1711 y 1715 se realiza una gran ampliación del edificio, levantándose otro lienzo que va desde la entrada principal hacia el río, hasta rematar en la torre palaciega. Este nuevo lienzo imita perfectamente el construido en el siglo XVI, no notándose apenas diferencia artística entre ambas mitades de la fachada.

Other Languages